Lo que esconde el gesto de Sergio Ramos que le costó la tarjeta amarilla

Sergio Ramos regresó a la Selección española y lo hizo a lo grande  El capitán marcó un gol de penalti ante Rumanía y lo celebró de una manera muy especial. Nada más marcar el tanto, el marido de Pilar Rubio fue corriendo hacia la cámara y se colocó las manos en los ojos haciendo el gesto de las gafas, lo que hizo que el arbitro le sancionara con una tarjeta amarilla. El motivo de esta extraño modo de celebrar el gol fue una dedicatoria a su sobrino, Jose María, al que le tienen que poner gafas. El gesto no tenía una doble intención, pero el colegiado Deniz Aytekin no se lo tomó nada bien y lo vio como un gesto feo hacia la grada del estadio Arena Natională de Bucarest.

VER GALERÍA

Sergio Ramos

Cuando regresó a su campo, fue requerido por el árbitro alemán para sacarle tarjeta amarilla. Tanto el defensa como sus compañeros no daban crédito al ver lo que estaba sucediendo, porque no se esperaban ni entendían el motivo de esta amonestación. El castigo que se produjo en el minuto 28 de partido marcó el resto del encuentro para el centrocampista, ya que tuvo que pensarse muy bien las jugadas para no volver a ser amonestado, especialmente durante los últimos minutos, cuando se quedó como único central tras la expulsión de su compañero Diego Llorente. 

"Ha sido una confusión y después lo hablé con el árbitro", señaló Ramos al respecto. "Con tanto ruido, es difícil conocer esa interpretación. Después de la explicación, pues obviamente más fácil", añadió. El defensa tras el partido quiso explicar lo sucedido a sus seguidores. "Contento por los 3 puntos en un buen partido y por poder dedicarle el gol a mi sobrino José María. Con gafas o sin ellas, lo importante es la mirada".

VER GALERÍA

Sobrinos de Sergio Ramos

Jose María es uno de los hijos de su hermana Miriam Ramos y su marido, Carlos Muela, al que deberán ponerle gafas y no parece contento con la decisión. Por ello, el futbolista quiso dedicarle el gol a su sobrino y alegrarle el día.  Ramos tras explicar lo sucedido publicó una foto de sus sobrinos mellizos vestidos con la equipación de la Roja y con el dorsal que luce su tío en el campo, el número 15.