Cuando Willie Garson nos conquistó en 'Sexo en Nueva York'

·4 min de lectura

Todos aquellos que disfrutaron de las aventuras amorosas y sexuales de Carrie, Miranda, Charlotte y Samantha en Sexo en Nueva York recordarán a un rol tan icónico como fue Stanford, el mejor amigo gay del personaje de Sarah Jessica Parker que fue interpretado por Willie Garson. El actor, que estaba haciendo frente a un cáncer, ha muerto a los 57 años de edad, dejando un vacío a todos los fans de la serie que disfrutaron con los icónicos momentos que protagonizó a lo largo de los 27 capítulos que estuvo presente en esta reconocida ficción de HBO. Así lo ha confirmado su hijo en un comunicado recogido por Variety, dejándonos con una sensación de tristeza que nos lleva a rememorar sus escenas y frases más memorables de Sexo en Nueva York.

Willie Garson en un evento en Beverly Hills, California en 2017 (Foto: Jason LaVeris / FilmMagic / Getty Images)
Willie Garson en un evento en Beverly Hills, California en 2017 (Foto: Jason LaVeris / FilmMagic / Getty Images)

Sin duda, uno de los instantes más divertidos, entrañables y recordados de su paso por la serie fue el que protagonizó en el episodio 12 de la segunda temporada, cuando tras involucrarse en el mundo de los chats en línea ligando con otros hombres decide quedar con un usuario llamado “Bigtool4U” (Gran herramienta para ti) en un bar gay de Nueva York. A la enternecedora conversación inicial con Carrie donde le plantea sus dudas sobre este plan le sigue la visita de Stanford a dicho local, donde se encuentra con la sorpresa de que para acceder solo puede hacerlo en ropa interior. Así, vemos al personaje entrar con timidez e inseguridad mientras solo viste un bóxer, pero todo cambia cuando entra en contacto con un joven que se siente atraído por su “ropa interior francesa”.

Dentro de la segunda temporada no olvidarnos de otra conversación icónica con Carrie en el episodio 13, el titulado Juegos que la gente juega. Aquí el personaje de Stanford le cuestiona a su amiga el no tener un psiquiátrica. “¿Cómo no puedes tener un psiquiatra? Esto es Manhattan. Incluso los psiquiatras tienen psiquiatras. Yo tengo tres”, afirmaba el personaje de Willie Garson, a lo que Sarah Jessica Parker le respondía “No, no es así”. “Sí, uno para cuando quiero que me abracen, uno para cuando quiero amor duro y otro para cuando quiero mirar a un hombre hermoso”, señalaba el personaje de Stanford. "¡Eso es enfermizo!", le contestaba su amiga, por lo que él le replica señalando que esa es la razón por la que ve a otros dos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Y hablando de conversaciones entre Carrie y Stanford también recordar frases míticas de la primera temporada, como cuando el personaje de Garson le decía sin reparos a su compañera “La pubertad es una fase, 15 años de rechazo es un estilo de vida" en el episodio La liebre y la tortuga, el noveno de la primera tanda de capítulos. Y dentro de este mismo, cómo no acordarnos del diálogo entre ambos sobre La bella durmiente. "¡Oh Dios, me encanta la Bella Durmiente! ¡La música, los decorados, los vestidos! ¡Es tan romántico!" decía una emocionada Carrie. Pero Standford la devolvió a la realidad, diciendo: "Te gusta sólo porque duerme durante cien años y no envejece", le soltaba Stanford.

Pero aunque su bonita amistad con Carrie nos mantuviera cautivados a lo largo de sus apariciones en Sexo en Nueva York, fue en sus tramas románticas con las que Willie Garson se ganó nuestros corazones. Sobre todo con secuencias como la del baile de graduación en la sexta temporada. Si recordamos, en el episodio titulado Boy, Interrupted, el décimo de dicha tanda de capítulos, Stanford y Carrie fueron coronados como reinas del baile de graduación de temática gay que habían organizado. Sin embargo, el momento da un giro cuando Marcus, el personaje interpretado por Sean Palmer con el que Stanford mantenía una relación en aquel momento, aparece para tratar de arreglar las disputas previas que habían vivido. Así, la escena pasa a un momento íntimo de reconciliación que se erige como una de las secuencias más sentimentales y emocionales del actor en la serie de HBO.

No obstante, Marcus y Stanford no vieron su relación prosperar, sino que en un giro inesperado de los acontecimientos la historia romántica del personaje Willie Garson finalizó junto al rol de Anthony Marantino, el planificador de eventos interpretado por Mario Cantone que se erigió como rival de Stanford a lo largo de muchos episodios. Y es que tras los sucesos de la primera película de Sexo en Nueva York, ambos dejan atrás su rivalidad y conectan más íntimamente que nunca en una fiesta de Nochevieja que termina con un bonito beso entre ellos. Pero lo mejor llegó en Sexo en Nueva York 2, cuando Stanford vive su particular final feliz y tuvimos ocasión de asistir a su boda con Anthony, un momento precioso que además estuvo oficializado por Liza Minelli.

Más historias que te puede interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente