El escándalo del actor Ioan Gruffudd y su matrimonio tóxico con Alice Evans

Cine 54
·6 min de lectura

Hollywood se despertó este miércoles con otro escándalo amoroso ventilado en redes sociales.La esposa del actor Ioan Gruffudd compartió su sufrimiento a través de una serie de tuits desvelando al mundo una relación de tintes tóxicos que nada tendría que ver con la pareja idílica que vendían de cara al público.

Ioan Gruffudd es un actor galés, de esos que muchos espectadores quizás no reconozcan por nombre pero sí por su rostro. Quedó retratado en la memoria colectiva del mundo como el quinto oficial Harold Lowe en Titanic (1997) mientras que la fama internacional tocó a su puerta con Mr. Fantástico en la adaptación de Los cuatro fantásticos en 2005.

Pero después de 20 años juntos (13 de matrimonio) Alice Evans abrió la caja de Pandora cuando escribió en Twitter que su esposo le había dicho a ella y sus dos hijas que iba a abandonar el hogar familiar en los próximos días. El tuit desapareció poco después, sin embargo la publicación que llegó horas más tarde fue aún más reveladora.

Alice Evans e Ioan Gruffudd (Instagram/ aliceevansgruff)
Alice Evans e Ioan Gruffudd (Instagram/ aliceevansgruff)

Mi amado esposo/alma gemela de 20 años, Ioan Gruffudd, ha anunciado que dejará a su familia, comenzando la próxima semana” escribía Evans, 49, en un tuit borrado minutos más tarde pero que medios como People llegaron a capturar. Mis pequeñas hijas y yo estamos muy confundidas y tristes. No hemos recibido una razón excepto que ‘ya no me ama’. Lo siento mucho” añadía.

Aunque en principio el mensaje recurre a muchas palabras que buscan la compasión del lector y ciertamente provocan tristeza, hay quienes pueden creer que la confesión sale del dolor, el despecho o la venganza. Después de todo nombra a su esposo con nombre y apellido. Sin embargo, las cosas no se quedaron ahí.

Los medios del corazón recibieron un comunicado que confirmaba la separación y donde pedían “que respetaran su privacidad”, describiéndola como “un momento increíblemente difícil para nuestra familia”. Incluso añadían que se “mantenían comprometidos con sus niñas”. No obstante, la cosa chirría porque Alice hizo todo lo contrario.

Doce horas después del primer tuit, Alice reaparecía con otro mensaje anunciando que había sido su marido el que había entrado a su perfil y borrado la publicación anterior. “Hola todos, No eliminé el tuit de hace unas horas sobre él abandonando. Él lo hizo. Desde mi cuenta”.

Y demonios que sí, cuando estoy siendo manipulada y mentalmente torturada, demonios que sí lavaré mi trapos sucios en público” concluía demostrando una postura contraria a esa petición “oficial” de privacidad emitida a los medios. Además, Alice se dedicó a contestar a los usuarios que la criticaban o cuestionaban su actitud, e incluso a detallar su experiencia asegurando que lleva meses sufriendo acoso.

Cuando un tuitero comentaba que su mensaje “era algo extraño para publicar en Twitter”, ella respondía “¿Por qué? He perdido la cabeza”. Sin embargo, cuando una mujer le mostró su apoyo comentando haber vivido una situación similar y le aconsejaba que la aceptación pública le ayudaría a reconocer la imposibilidad de una reconciliación, Alice respondía “Seis meses de acoso: si/no/quizás. No puedo vivir más así”. Todos estos tuits y respuesta también han desaparecido de su perfil.

Alice e Ioan se conocieron en el rodaje de 102 dálmatas en el año 2000 cuando ella estaba en una relación de 8 años con el nieto de Pablo Picasso y viviendo en París. Era una relación que solía rellenar páginas en los tabloides franceses, sin embargo y a pesar de estar comprometidos terminaron en ruptura. Fue cuando volvió a Londres que Alice se mudó a vivir con Gruffudd y su amigo, el también actor Matthew Rhys. “No fue amor a primera vista” dijo él en una ocasión (vía Daily Mail) sino un sentimiento que “creció trabajando y pasando tiempo juntos”.

Y así comenzaron una relación de siete años hasta que Gruffudd le pidió matrimonio. Fue después de que Alice le diera un ultimátum dado que después de tanto tiempo sentía que era el momento para dar el paso. Ioan le hizo la pregunta colocando un anillo de Cartier en un cubo de hielo dentro de un Mojito durante una celebración de Año Nuevo y se casaron en septiembre de 2007 en México, dando la bienvenida a sus hijas en 2009 y 2013 después de varios tratamientos de fertilidad.

Sin embargo, y en los últimos meses, mientras publicaban imágenes idílicas de la relación en redes sociales, por dentro parece que vivían una historia diferente. El actor lleva una larga temporada pasando tiempo en Australia debido a su compromiso con la serie Harrow, donde interpreta a un patólogo forense. Pasó todo el verano en Brisbane filmando la tercera temporada mientras Alice rellenaba su perfil de Instagram con imágenes de él solo, con sus hijas o con ella.

En agosto, la actriz publicó una imagen de ambos abrazados junto a un mensaje que decía “ha vuelto y está más gruñón que nunca”.

Pero según declaró un amigo de la pareja al Daily Mail, es probable que “él esté enfadado porque haya ido tan lejos públicamente” con la ruptura. La misma fuente asegura que sospechan que puede haber una tercera persona involucrada y que la exposición del drama que está haciendo Alice sería un intento por desenmascararla “y crear un poco de escándalo que exponga infidelidad”.

Ya en el mes de febrero Gruffudd dio indicios de problemas asegurando a The Guardian que “habían luchado los últimos cuatro años por hacer tiempo para estar juntos, porque físicamente estamos separados”.

Sin embargo, existen ciertos detalles que no dejan al actor en buen lugar y apoyan el mensaje de víctima que lanza Alice. Además de confesar su vanidad al revelar que se maquilla -con hidratante de color y polvos- antes de salir de casa para salir bien en los selfies que le piden los fans, existe otra historia que no lo deja bien parado. Sucedió en 2007 cuando Alice decidió hacer pública su experiencia con Harvey Weinstein.

Según la actriz, el exproductor le había pedido un beso y tocarla en una fiesta, ella se negó y él le deseó lo mejor en la carrera de su esposo, pero a continuación ninguno de los dos volvió a trabajar en una película suya. Ella confesó que Gruffudd “le rogó” que no compartiera su historia por “miedo” a dejar de generar ingresos dado que “había oído rumores de que Harvey hacía seguir a la gente”.

Ella igualmente lo hizo mientras que, de cara al público, el actor dijo “sentirse extremadamente orgulloso” de su esposa.

Lo que está claro es que estamos ante un posible escándalo de dimes y diretes que no parece que Alice tenga intenciones de mantener en silencio.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: Instagram/aliceevansgruff