La escalofriante historia del secuestro de Benedict Cumberbatch en Sudáfrica

·4 min de lectura
Photo credit: Noam Galai - Getty Images
Photo credit: Noam Galai - Getty Images

En la recientemente estrenada ‘Doctor Strange en el multiverso de la locura’, Benedict Cumberbatch se enfrenta fuerzas incomprensibles, provenientes de universos paralelos. El superhéroe utiliza sus poderes para enfrentarse a, según la sinopsis, “un nuevo y misterioso adversario”.

Pero parece que Cumberbatch no solo se enfrenta con los malos en la pantalla, sino que también lo hace en la vida real. En 2018 la noticia de que había saltado de su taxi en Londres para ayudar a un repartidor de comida al que cuatro hombres estaban asaltando, llenó incontables titulares que lo comparaban con su papel en la serie ’Sherlock Holmes’.

Aunque el actor nunca quiso hacer ninguna declaración al respecto, ni presumir de su acto de valentía, lo cierto es que ni siquiera era la primera vez que se enfrentaba a un peligro criminal en la vida real. En 2005, el actor y unos amigos pasaron por la terrible experiencia de un secuestro en Sudáfrica, un hecho que, esta vez sí, el actor inglés ha relatado en diversas ocasiones.

¿Qué hacía Benedict Cumberbatch en Sudáfrica?

Photo credit: BBC
Photo credit: BBC

El actor, que entonces tenía 29 años, se encontraba rodando la serie ‘To the Ends of the Earth’, un drama histórico producido por la BBC y en el que le acompañaban Jared Harris y Sam Neill. En ese momento, el rodaje se estaba realizando en Richards Bay, Sudáfrica y para pasar el fin de semana, hasta ahí habían acudido dos amigos del actor.

El trío decidió pasar los días de descanso haciendo un curso de submarinismo en una localidad cercana. Así lo hicieron, pero los problemas comenzaron a la hora de volver. Los amigos habían previsto volver durante la mañana del lunes y llegar antes de que comenzara el rodaje, pero Cumberbatch insistió en volver por la noche. En Sudáfrica era invierno, hacía frío y el intérprete se encontraba un poco enfermo.

A pesar de que el camino incluía algunas carreteras solitarias que a esas horas estarían desiertas, el grupo inició el viaje. Un poco de mala suerte fue lo que convirtió un desplazamiento arriesgado en una pesadilla.

El secuestro

Photo credit: Paul Bradbury - Getty Images
Photo credit: Paul Bradbury - Getty Images

Tal y como el grupo esperaba, la noche era fría, oscura y solitaria. Aunque el golpe de mala suerte llegó cuando una rueda del coche se reventó. Para sacar la rueda de repuesto, los amigos tuvieron que dejar sobre la calzada primero todo su equipaje, que estaba en el maletero, lo que los convirtió en una presa deseable y fácil.

Antes de que les diera tiempo a cambiar el neumático, seis hombres armados salieron gritando de los arbustos y empezaron a amenazarlos pidiéndoles dinero. Como vieron que el trío no tenía mucho efectivo, decidieron secuestrarlos.

Utilizaron los cordones de los zapatos para atarles las manos y los metieron de nuevo al coche. Estuvieron conduciendo durante más de dos horas, un trayecto que el protagonista de ‘El poder del perro’ ha reconocido que fue terrorífico. No tenían ni idea de a dónde los llevaban, ni qué pretendían hacer con ellos.

Tras el largo viaje, los secuestradores los lanzaron fuera del automóvil y les obligaron a colocarse de rodillas en la clásica posición de ejecución. Quizá esos fueron los peores momentos de todo el episodio, realmente pensaron que sus vidas podrían terminar en ese preciso instante.

En realidad, aquél largo trayecto en coche se debía a que los criminales querían llevarlos a un cajero automático y obligarles a sacar dinero con sus tarjetas de crédito. Una vez hecho esto, y cuando llegaron al límite de las tarjetas, los secuestradores se largaron, dejando a los tres amigos sin dinero ni teléfono, ni posibilidad de saber dónde se encontraban.

La vuelta a casa

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Los tres amigos decidieron caminar por la carretera para ver si encontraban a alguien que los pudiera ayudar. Finalmente, llegaron a las puertas de un safari donde había un guardia de seguridad que les permitió utilizar el teléfono y avisar al equipo de rodaje para que los fuera a buscar.

Cumberbatch ha declarado posteriormente que aquél hecho le cambió la vida y que desde entonces valoró mucho más el hecho de estar vivo. Al día siguiente, en las noticias vio como un hombre había sido asesinado en circunstancias muy similares a las suyas.

“Tuvimos mucha suerte”, declaró en una entrevista sobre el tema realizada para el podcast WTF con Marc Maron. Además dio un consejo a cualquiera que tenga un pinchazo mientras conduce por una carretera peligrosa: “Puedes continuar perfectamente con solo tres ruedas. Así que si te ocurre, sigue conduciendo”, sentenció.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente