¿Es verdad que las películas más largas son mejores? Las estadísticas así lo sugieren

Cualquier espectador de cine asiduo a las salas durante los últimos 10 o 15 años se ha percatado del progresivo pero notable aumento en el metraje medio de las películas. Y es que si en los 80 y 90 se consideraba que la duración estándar de una película debía rondar los 90 minutos, en el nuevo milenio –y especialmente en la actual década–, las duraciones de más de 2 y hasta 3 horas han dejado de corresponder a títulos minoritarios para ser adoptadas plenamente por los grandes estudios en sus mejores o más importantes proyectos.

De ahí que la web de críticas Rotten Tomatoes haya realizado un estudio para determinar si existe una relación entre entre la buena acogida crítica de una película contemporánea y su duración total. Y, en efecto, ha comprobado que se da una proporción directa entre ambos factores: a más larga la cinta, mayor probabilidad de que sea bien valorada y obtenga nominaciones e incluso estatuillas en los Oscars. Una tendencia al estiramiento que está empezando a igualar a películas y miniseries –y cuyo pico aún no parece haber sido alcanzado…

Vídeos relacionados:
¿Estarán conectados el Joker de Joaquin Phoenix y el Batman de Robert Pattinson?
Por favor Hollywood, te rogamos que no hagas remakes de estos clásicos de los 90
Descubren un error en el tráiler de Star Wars: El ascenso de Skywalker