¿Es peligroso beber nuestra propia orina?

Mónica De Haro

Comparada con el líquido amniótico, el suero sanguíneo y hasta la leche materna, esta terapia ‘poco ortodoxa’ gana adeptos, ¿en qué consiste?

Yogi Zen bebiendo su propia orina. (Foto: National Geographic Channels)
Yogi Zen bebiendo su propia orina. (Foto: National Geographic Channels)

Calificada como una Medicina Natural Universal (y revolucionaria), la orinoterapia se basa en el principio de homeopatía en el que al cuerpo se le da un estímulo similar al de la enfermedad para que éste reaccione. Dicen que nuestra orina contiene exactamente los anticuerpos, los tóxicos y la información emocional que nuestro cuerpo posee y por eso al ingerirla funciona como una autovacuna.

Es la única ‘medicina’ que el ser humano trae consigo desde que nace ya que el fluido lo secretan los riñones; en su composición destacan el agua, la urea y las sales minerales, pero puede tener otros compuestos como hormonas y metabolitos. Más de 3 mil sustancias distintas, según un estudio realizado por la Universidad de Alberta en Estados Unidos. Pero, ¿es segura? ¿tiene contraindicaciones?

Beber orina significa para muchas personas romper con viejos condicionamientos arraigados. Y una gran desventaja del ‘tratamiento’ es el sabor y olor de la orina, muy fuertes. .(Foto: Getty) (Foto: Getty)
Beber orina significa para muchas personas romper con viejos condicionamientos arraigados. Y una gran desventaja del ‘tratamiento’ es el sabor y olor de la orina, muy fuertes. .(Foto: Getty) (Foto: Getty)

Sus defensores aseguran que no supone ningún riesgo y destacan su efecto (casi) inmediato. También consideran que fortalece las defensas del cuerpo y produce anticuerpos para combatir enfermedades, desde reumatismos a enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes y otras enfermedades ‘incurables’. Sirve también para bajar la fiebre, aliviar el estreñimiento, los cólicos, el dolor e inflamación del abdomen y piernas. Además de contribuir al rejuvenecimiento de la piel y ayudar a perder peso. ¿Están desvariando sus adeptos? ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Para qué usaban la orina en otros tiempos

El caso es que el ‘Agua de Vida’ siempre ha sido un remedio casero para curar heridas, contra la retención de líquidos y para evitar la inflamación tras un golpe.

  • Es una técnica muy antigua utilizada en la India, Tibet, Egipto, la Antigua Grecia y en las civilizaciones Inca, Maya y Aztecas.

  • Existen registros de su utilización incluso en la medicina ortodoxa occidental. En 1841, el Dr. Díoscorides publicó en Inglaterra el libro “El tesoro Inglés” en el que recetaba orina para lavar las heridas.

  • En el siglo dieciocho, los dentistas en París usaban orina para limpiar los dientes.

  • Durante la Edad Media era común en Europa beberse la propia orina como protección contra las pestes.

En Japón más de 13 millones de personas beben su orina y en la India también es una práctica habitual para personas de todas las edades<strong>.</strong> (Foto: Getty)
En Japón más de 13 millones de personas beben su orina y en la India también es una práctica habitual para personas de todas las edades. (Foto: Getty)

Hoy en día, en Nicaragua o Alaska utilizan orina para sanar malestares físicos. Inclusive en el Nordeste del Brasil y en muchas otras regiones, la tradición popular recomienda la aplicación de la orina de los niños para enfermedades de la piel, urticarias y quemaduras por veneno de animales como tarántulas y medusas.

(Pinterest)
La urea es un componente de la orina presente en muchos productos para el cuidado de la piel. Por eso se justifica el uso de la orina como tratamiento para las arrugas, las manchas o los granos. (Pinterest)

En qué consiste

Expertos en orinoterapia han contado a Antena 3 Noticias que existen unas pautas para consumirla:

  • Va precedido de 3 días de dieta depurativa.

  • En esta primera fase de preparación están prohibido el consumo de café o carnes rojas.

  • Es necesario beber tres litros de agua.

  • Se debe empezar con dosis muy pequeñas e ir aumentándolas progresivamente.

  • Es preferible escoger orina del chorro de enmedio, y evitar el principio y final de la micción.

También recomiendan tomar un vaso de 200 cc de la primera orina de la mañana. Al ser más fresca contiene altas dosis de SPU, una hormona con efecto antibiótico, analgésico, circulante y estimulante que activa la secreción de otras hormonas. Se puede tomar otro vasito en la tarde o en la noche.

Quienes han probado la orinoterapia dicen sentirse cargados de energía y con la mente más clara. Otros afirman que lavarse la cara con orina ha hecho desaparecer el acné y que han conseguido perder peso (¡hasta 13 kilos!) con un tratamiento combinado de orina y ayuno. Hasta Madonna reveló en el programa de David Letterman que hacía pis en la ducha para combatir el pie de atleta.

No obstante, no hay ninguna evidencia científica que avale este método. Es más, para los médicos la orinoterapia no es segura ni fiable, así que es posible que desees pensarlo dos veces antes de aventurarte a tomar el primer trago de tu propia ‘limonada’.

Los estudios demuestran que beber demasiado de tu propia orina, podría causar algunos problemas graves. Y los especialistas en riñón advierten que la acumulación de desechos tóxicos podría causar insuficiencia renal crónica.

Dejando a un lado curiosidades y frikadas, su uso externo está bastante extendido pero hasta el momento estas ‘justificaciones’ no son del todo claras y no existe evidencia científica que sustente los beneficios que se han adjudicado popularmente a esta terapia. Es más, los profesionales sanitarios la han añadido a la lista de terapias falsas.

¿Beber pis te parece una cochinada o crees que es beneficioso para nuestro cuerpo?

También te puede interesar:

Células madre para agrandar el pene y acabar con los problemas de erección

Del Mindfulnes al Shinrin-yoku o por qué salir al bosque una vez por semana

¿Qué problema (serio) de salud se puede curar con humor?