Estos son los errores más comunes que arruinan la técnica del 'microblanding'

·3 min de lectura
Photo credit: Filippo Fortis
Photo credit: Filippo Fortis

Para muchas mujeres, tener las cejas pintadas se ha convertido en una necesidad desde que se llevan las cejas densas, con volumen y las que dibujan un arco perfecto pero grueso; una tarea que lleva tiempo terminar con éxito, especialmente a primera hora de la mañana cuando prepararse para el día a día es una carrera contrarreloj. Por eso no es de extrañar que la técnica del microblanding esté de rabiosa actualidad.

Como en cualquier tratamiento que se realiza en el rostro hay que tener mucho cuidado con el cómo y dónde nos lo hacemos: "Los tres errores más comunes en el momento de hacer la técnica de microblanding se producen para lograr la asimetría de la ceja, acertar con el color y, por último y el más importante, cuadrar el diseño", cuenta Larisa Nastase, la directora creativa de Larisa Studio.

Qué es el microblanding

Pero antes de entrar en materia, lo primero es aclarar en qué consiste el microblanding. Se trata de una técnica de maquillaje permanente que se utiliza para reconstruir o rellenar la ceja, así como hacerla más espesa. Es decir, es una especie de tatuaje que imita los pelos de las cejas, que se dibujan de forma muy natural y realista mediante una pluma que deposita el pigmento de color en la dermis. En lo que respecta a la duración, lo habitual es que dure de seis meses a dos años.

Los errores más comunes del microblanding

A pesar de ser una técnica que está en auge y que se practica a diario, es muy sencillo que el resultado no sea el esperado. Y es que, se necesita ser todo un experto para imitar el vello de la ceja sin que este parezca un trazo o de manera regular y simétrica. De hecho, es aquí, en lo que más hay que tener en cuenta, donde radican los errores más grandes que arruinan por completo un microblanding, tal y como señala la directora creativa de Larisa Studio.

Asimetría de la ceja

Las cejas tienen que guardar cierta distancia entre una y otra y, por supuesto, deben quedar en el mismo sitio sobre el ojo. "Nos encontramos con cejas demasiado juntas, es un error sobre todo de principiantes. Hay que tener en cuenta los puntos de inflamación cuando está pigmentado", cuenta la experta. "Otro de los errores más comunes son las cejas demasiado bajas. Este efecto entristece mucho la mirada. Este error se comete al no tener presente durante el proceso los puntos de inflamación".

Diseño de pelo en formato estanco

Aunque el microblanding imite la forma de la ceja pelo a pelo, es un error pintarla así: "conseguimos el resultado contrario. Se origina una ceja que parece una espina de pescado o un peine. Algo muy antiestético", señalan desde el centro. Algo que ocurre también por "realizar el proceso de micropigmentación con herramientas no apropiadas. Debemos utilizar una aguja óptima, en este caso debe tener un diámetro mínimo de 0,18 o 0,15", añaden.

Qué color se debe escoger

Acertar con el tono de cejas en el maquillaje es fundamental, pero puede pasar que el color escogido de la tinta no sea el apropiado para ti. Larisa Nastase recomienda hacer previamente un tratamiento en las cejas con Henna, lo que permitirá que la clienta se vea con el color y aprecie por sí misma si es el que realmente le funciona.