¿Eres una persona eco? Apúntate al movimiento 'ecofriendly'

Por María Larrocha
Photo credit: Getty Images

From Diez Minutos

  • Ayuda al planeta incorporando a tu vida rutinas sostenibles.
  • Requisitos para ser una persona eco.

No hay que marcarse grandes metas, sino dar pequeños pasos que nos ayuden a llevar una vida más eco. Gestos sencillos, rutinas sostenibles que ayudan al planeta mucho más de lo que crees. Toma buena nota y prueba a estar 24 horas concienciada. ¿Estás preparad@ para conseguirlo?

Olvídate de las duchas eternas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que no deben durar más de cinco minutos. Si lo cumplimos, lograríamos ahorrar 100 litros de agua cada día.

Desayuno con energía. Utiliza siempre servilletas de tela y las dos ranuras de la tostadora. Si no puedes sobrevivir sin tu café en monodosis, mejor si el recipiente es de material compostable.

Directa al trabajo. A veces es muy complicado, pero si puedes prescindir del coche, mucho mejor. Vivir sin vehículo ahorra hasta 2,4 toneladas de CO2 por persona. Prueba a ir en bici o en transporte público. No contaminarás y, además, ahorrarás dinero.

En la oficina. Intenta evitar las botellas de plástico y llévate una rellenable. Cada año los mares acaban con ocho millones de toneladas de este dichoso material. A la hora de la comida, elige un menú a base de alimentos de temporada.

Photo credit: Getty Images

Compra diaria. Coge una bolsa de tela para llevar lo que compres en el súper. Según Greenpeace, así se consigue un ahorro de 144 bolsas de plástico al año sólo por persona. Compra productos sin envase o en recipientes de vidrio 100% reciclable.

Temperatura ambiente. Llegas a casa y sólo quieres descansar. Por la noche, no pongas la calefacción a más de 17 grados. Por cada grado de más, el consumo energético aumenta un 6%.

Coldplay dan ejemplo

Photo credit: Getty Images

La banda de Chris Martin ha revolucionado el mundo de la música con su gesto eco. Los británicos aseguran que no saldrán de gira hasta que no encuentren la manera de contaminar menos. "Todos tenemos que encontrar la mejor manera de hacer que nuestro trabajo tenga un impacto positivo sobre los demás", explican en un comunicado. El avión es el medio que más emisiones causa. Según Greenpeace, un vuelo de ida y vuelta a un destino que esté a 2.500 kilómetros provoca 1,3 toneladas de CO2 por pasajero.

¿Sabías que...?

Photo credit: Getty Images

Ahora, en Madrid, puedes recorrer el centro en una línea gratuita que cuenta con autobuses cien por cien eléctricos. El recorrido de este nuevo servicio, que se llama Línea Cero, va de Atocha a Moncloa. En marzo se pone en marcha una segunda ruta que unirá San Bernardo y Puerta de Toledo.

La contaminación daña los huesos

Photo credit: Getty Images

Sabemos que la calidad del aire afecta a nuestro organismo, pero cada vez se conocen más datos que nos apremian a tomarnos el problema de la contaminación como algo prioritario. Una reciente investigación del Instituto de Salud Global de Barcelona, llevada a cabo en casi una treintena de aldeas del sur de la India, ha encontrado una asociación entre la exposición a la polución del aire y una peor salud de los huesos. "La inhalación de partículas contaminantes puede conducir a un aumento de la pérdida mineral ósea. La polución genera más riesgo de desarrollar osteoporosis, una enfermedad que provoca una disminución de la densidad de los huesos", explican.