Erasmo Catarino: Ayotzinapa, un secuestro y la vida después de ‘La Academia’

Foto: Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images

Fue el máximo ganador de la cuarta generación de 'La Academia', en 2005. Sin embargo, su carrera no ha logrado despegar como se esperaba. Su nombre ha quedado perdido entre otros ganadores del reality, pero ¿qué ha ocurrido con Erasmo Catarino?

No se ha quedado con los brazos cruzados. Su carrera en la música continúa, pues ha lanzado álbumes como ‘En la misma habitación’, ‘Solo por ella’ y ’12 años contigo’, pero sin tanto éxito como sus colegas Yuridia o Carlos Rivera. También ha debutado como compositor y actualmente promociona su sencillo ‘Jugué a perder’, del cual también es productor.

Nunca ha renegado de sus raíces. Las celebra, las abraza y las promueve, pero también es consciente de cómo suelen ser vistas desde afuera. “Entiendo a Yalitza Aparicio cuando la critican, que porque no era actriz. La humillación a los indígenas siempre ha existido y tanto ella como yo tuvimos una gran oportunidad de vida, ambos somos maestros indígenas. Ella con la película ‘Roma’ salió a la luz y yo en ‘La Academia’, y solo aprovechamos el momento”, comentó en 2019.

Como maestro rural normalista que fue, se sintió particularmente dolido ante una tragedia nacional ocurrida en 2014: Ayotzinapa. “Es un tema muy delicado y difícil como normalista. Todos los jóvenes tenemos el espíritu revolucionario de cambiar las cosas. Yo fui parte de un movimiento en la Normal, cuando estábamos en Tlapa, había cosas que no nos agradaban y paramos la Normal […] Esperemos que se aclare. Ya son varios años y pareciera que no han querido darle solución porque siento que saben cómo son las cosas. Lo siento mucho, lo siente México”, declaró en una entrevista reciente.

También te puede interesar: Carlos Rivera, el único que logró trascender más allá de ‘La Academia’

La pobreza se respira en un lugar como su natal Xalpatláhuac, en la montaña de Guerrero, donde la realidad ha rebasado a algunos campesinos. “Es un tema que se vive a nivel nacional, no nada más en Guerrero. Mucha gente vive allá en la montaña y pues no hay empleo. Y a veces, si no se les da la cosecha de maíz, pues a lo mejor sí una cosecha de amapola. Y lo que ganen no es para que se compren una camionetota, joyas o ropa o viajes. Esa gente vive al día. Entonces lo cambia por picante, huevos, carne o para comprar medicamentos o huaraches”.

También te puede interesar: ‘La Academia’, el reality donde importa más el drama que la música

Pérdidas y tragedias

Quería ser militar, pero al no pasar el examen, su única opción era formarse como maestro normalista, como sus padres. También fue chofer de transporte público y después audicionó para formar parte de la tercera generación de ‘La Academia’, pero no lo consiguió.

Se propuso intentarlo para el siguiente año y fue seleccionado. Y desde sus primeras presentaciones, Erasmo comenzó a ganarse la admiración del público y del panel de críticos, quienes cada domingo reconocían su esfuerzo. Para la gran final era el favorito, por encima de otros competidores como Yuridia o Cynthia Rodríguez.

Tras ganar el reality, ya era conocido con el nombre de ‘El conde de Xalpatláhuac’ y su carrera estaba por comenzar. Sin embargo, ocurrieron varios reveses en su vida personal. Uno de sus familiares más cercanos fue secuestrado durante tres meses y nueve días. La primera llamada fue recibida por la esposa de Erasmo, quien esperaba un hijo y al parecer la impresión le hizo tener un sangrado que desembocó en la pérdida del bebé.

De hecho, años después también intentaron secuestrar al cantante, pero al final no ocurrió y él y su familia optaron por irse del país unos meses. “Intentaron entrar a la casa y forzar el portón. Amenazaron al vigilante. Gracias a Dios, no pasó a mayores”.

A lo anterior se sumó la muerte de su madre, en agosto de 2017. “No le he llorado a mi madre, no sé por qué. No toco mucho ese tema. Tuvo una enfermedad desmielinizante que ataca los nervios. Murió en mi casa y en mis brazos. Ella ya no quería estar, estaba cansada. Ella me aterrizaba y me impulsaba a hacer las cosas. Se fue mi guía, mi otra parte de mí”, lamentó.

Pese a los reveses de la vida y del trabajo, quien fuera nombrado como ‘El conde de Xalpatláhuac’ sigue de pie y ahora con las riendas de su carrera como nunca antes, siendo el compositor y productor de sus propias canciones. “Me ha costado bastante. Hay momentos de bajas en donde uno se quiere desanimar, pero siempre hay algo que te motiva a seguir adelante y creo que esto es de resistencia, en donde ahorita estamos y mañana esperamos seguir trabajando”, aseguró.

@braham_MV