Críticas e insultos a Sálvame por cubrir el caso del pequeño Gabriel con sus tertulianos

Por Paula Olvera.- Desde que el pasado domingo 11 de marzo el cadáver del pequeño Gabriel Cruz Ramírez, desaparecido desde el 27 de febrero, fuera encontrado en el maletero del coche de la pareja de su padre, Ana Julia, los medios de comunicación han centrado su programación en este suceso. Tanto es así que el pasado lunes, los canales dedicaron una media, a excepción de Cuatro, de cinco horas de su programación.

(©Mediaset)

En Telecinco optaron por dejar la cobertura de la tarde en Sálvame, recibiendo numerosas críticas por la aparente falta de preparación de una mesa informativa espontánea que llevó a Paz Padilla a referirse al pequeño Gabriel, como Javier.

La semana comenzó en Sálvame de forma muy distinta con todo el equipo de pie mientras Paz Padilla recalcaba “una vez más, la crueldad del ser humano parece no tener límites. Esta tarde Sálvame va por ti, para el pequeño Gabriel.

El programa organizó -de forma aparentemente improvisada- una mesa informativa dedicada a hablar sobre la desaparición de Gabriel que ha contado con la participación del subinspector de la Policía Nacional, Alfredo Perdiguero, el periodista Javier Negre, la abogada Montse Suárez así como sus colaboradores habituales como Mila Ximénez. La cobertura además incluyó una conexión con el psicólogo forense Javier Urra y con el reportero José Antonio León que se encontraba en la Diputación de Almería donde había quedado instalada la Capilla Ardiente del menor.

El resultado fue una tertulia improvisada que obtuvo buenos resultados para Mediaset -alcanzó una cuota del 21,3% y 2.381.000 espectadores (según publican las consultoras Dos30‘ y Barlovento Comunicación)- pero que provocó la ira en las redes sociales.

Twitter fue un hervidero de críticas hacia el espacio por emplear un tono inadecuado a la hora de explicar la investigación. Además, los usuarios reclaman más preparación para su conductora, quien hasta se ha equivocado al referirse al pequeño como Javier.

El tratamiento informativo que ha recibido este caso tan mediático ha llevado incluso a compararlo con el programa especial que Nieves Herrero condujo sobre el crimen de tres niñas de Alcàsser. Además, a los internautas también les ha parecido incorrecto que se mostrara un faldón anunciando una información jugosa de corazón sobre Gustavo González y María Lapiedra.

Pero el magazine de Telecinco no ha sido el único espacio que ha manifestado interés mediático por la desaparición y asesinato del pequeño Gabriel. Cuando se conoció el triste desenlace, las principales cadenas de televisión dedicaron sus informativos al suceso y posteriormente se ha abordado en diferentes programas matinales como El programa de Ana Rosa, Espejo Público o La mañana de La 1.

El mismo domingo en que halló el cadáver Viva la vida adelantó su horario, arrancando a las 16:15 horas, y disparando su audiencia al 20,8% debido al interés del caso y al impacto que ha supuesto en toda la sociedad la pérdida del pequeño. Asimismo, en la noche del lunes 12 de marzo Expediente Marlasca, programa de la Sexta, ha marcado un fabuloso dato de audiencia de 13,7% después de analizar con detalle el fatal desenlace.

La pregunta es clara: ¿Resulta apropiado tratar un tema tan sensible en un programa como Sálvame? El morbo televisivo debería dejarse de lado para respetar el duelo de los familiares, especialmente en estos primeros días. Sin embargo, su programación se ha volcado con este caso llegando a abordar la pérdida del pequeño de una manera poco ética donde incluso las especulaciones han tomado partido en la tertulia.

Para seguir leyendo:
La presunta asesina del pequeño Gabriel habló con TVE y laSexta días antes de su detención

Gerardo Camps provoca el enfado de los pensionistas en El Objetivo: “Se van a enterar el día de las elecciones”

Imagen: ©Mediaset