Los entrenamientos HIIT se cuelan en las terapias psicológicas

·2 min de lectura
Photo credit: Hiroshi Watanabe - Getty Images
Photo credit: Hiroshi Watanabe - Getty Images

Una de las principales causas por las que los pacientes dejan la terapia es por lo duro que resulta abrir la misma herida una vez por semana. El lunes vas a terapia, tienes hasta el domingo para recuperarte y, cuando ya parece que duele menos, el lunes empiezas de nuevo. Este ciclo, a largo plazo es efectivo, pero en el corto no resulta muy reconfortante y puede llegar a hacer que muchas personas abandonen el proceso de curación.

Entonces, ¿qué pasa si se concentra toda la terapia en un día? Eso es uno de los métodos que se están aplicando últimamente. Digamos que se pone en práctica la misma metodología que en los entrenamientos HIIT, donde lo das todo en una sesión. Son muchas las nuevas propuestas de terapia psicológicas que sugieren que, tratar a un paciente tres horas al día durante tres semanas puede llegar a ser más efectivo que hacer una sesión semanal durante un año pues el agotamiento que puede derivar de esta forma establecida hasta ahora puede contrarrestar el resultado de la terapia.

Después de solo una sesión, los investigadores encontraron mejoras significativas en el 90% de los pacientes con exposición intensa. Algunos incluso informaron una recuperación completa. A pesar de estos datos tan favorables, los psicólogos advierten que los pacientes prefieren abrumadoramente este enfoque, programar dos o tres horas seguidas en el transcurso de unas pocas semanas puede ser difícil.

Cuatro formas efectivas de relajarse

Cuando se trata de lograr la tranquilidad, el equilibrio personal y la máxima relajación para poder seguir con una vida en paz y sin estrés, hay varias formas de lograrlo. Seguro que lo primero que te ha venido a la cabeza es la meditación, pero no es la única manera efectiva de relajarse:

- Ejercicio: Libera endorfinas que combaten la ansiedad, además ofrece las ganancias mentales adicionales que vienen con una mejor salud general.

- Olor: La aromaterapia calma. Los aromas funcionan mejor como calmantes de estrés inmediato, no como una solución a largo plazo.

- Meditación: La meditación regular aumenta la resistencia. Lo puedes hacer con ayuda de una app y no, no es necesario que pongas incienso ni que uses pantalones de yoga.

- Dormir: Dormir más y mejor aumenta el estado de ánimo, mientras que las noches inquietas acumulan energía y tienen vínculos con la depresión.

- Respiraciones profundas: Es una de las maneras más sencillas de relajarse ya que no necesitas nada y se puede hacer en cualquier sitio. Lo importante es mantener los tiempos de exhalación e inhalación y no tener prisa, mejor realizarlo con calma y te relajarás.