El mejor entrenamiento de pecho y abdominales para mayores de 40 años

·3 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Cuando llega el día de pecho, los finisher siempre son necesarios para darle a tus pectorales y hombros un agotamiento final. Pero este en concreto del entrenador Paul Sklar, también desafiará tu core core como nunca.

Sklar alterna varios ejercicios con bandas de resistencia y flexiones de hombros con un solo brazo. Un poco de Pallof para los abdominales y oblicuos... Y es un entrenamiento excelente para hombres mayores de 40 años, que buscan aliviar la tensión y la carga en sus articulaciones, olvidándonos de cargar mucho peso.

Entrenamiento de pecho y abdominales para mayores de 40 años

EJERCICIOS

  • 5 Crucifix Flies

  • 5 Single-Arm Shoulder-Tap Pushups

  • 5 Crucifix Flies

  • 5 Single-Arm Shoulder-Tap Pushups

Para el primer ejercicio, aperturas para pectorales con bandas de resistencia, espalda recta, core fuerte y glúteos firmes; continúa con flexiones y toques de hombros. Y de nuevo con las gomas elásticas, más cruces de 'polea' ya sabes, y seguimos con más flexiones... Así de sencilla es esta rutina del entrenador Paul Sklar.

Realiza este workout al menos 3 series con descanso de un minuto entre ronda y ronda.

Por qué debemos entrenar los pectorales con bandas de resistencia

Para entrenar el pecho, la verdad es que no somos muy partidarios de hacerlo con gomas elásticas, preferimos darle caña a las barras y las mancuernas, y siempre muy pesado, buscando más volumen muscular y la máxima hipertrofia. Pero sí que es cierto que, en determinadas ocasiones, es bueno probar con bandas de resistencia. ¿Por qué? Para sorprender al músculo, para recuperarnos de alguna lesión, para mejorar la técnica o simplemente para descansar un poco de la rutina del gimnasio y ejercitarnos en casa. Además, como tienes de diferentes resistencias, puedes ajustar más o menos carga de trabajo en función de tus necesidades.

La importancia de los finisher en tus entrenamientos

Maneras de mejorar este entrenamiento: por ejemplo, utilizar bandas de mayor resistencia o, si estamos en el gimnasio, subir los kilos para esos cruces en polea. Y para las flexiones con toques de hombros, puedes ralentizar el movimiento todo lo que puedas para buscar la mayor tensión muscular.

Al tratarse de un finisher, es perfecto para rematar tu día de pecho, que seguro incluye press de banca, inclinado y declinado, trabajo en máquina, flexiones o hex press. En nuestro caso no siempre hacemos finisher después de entrenar cada grupo muscular; nos gusta hacerlo cuando notamos que no lo hemos dado todo en el entrenamiento, cuando nos hemos quedado cortos por el tiempo del que disponemos o simplemente por agotar nuestros músculos lo máximo que podamos. Para tus finisher, con una serie a tope es más que suficiente, pero puedes ajustar el número de repeticiones y rondas incluso hasta buscar el fallo muscular.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente