Entramos en el ático dúplex de Mónica Hoyos en una urbanización de lujo de Madrid

·3 min de lectura
Photo credit: IG
Photo credit: IG

Mónica Hoyos vive en esta casa grande y luminosa. Es un ático de 250 m2 situado en una urbanización de Soto de la Moraleja, en Madrid, y distribuido en dos plantas, con acceso a la terraza a través de una escalera interior.

La presentadora peruana va a participar en el nuevo concurso que prepara Telecinco: Pesadilla en el paraíso, que presentarán Lara Álvarez y Carlos Sobera, que tiene un precioso chalet en Madrid. Mónica Hoyos ya ha concursado con otros famosos en Gran Hermano ViIP y Supervivientes, aunque ahora compartirá aventuras y sinsabores en Cádiz con otros aspirantes. Hasta este momento han confirmado su presencia Gloria Camila, Pipi Estrada y Omar Sánchez, aún marido de Anabel Pantoja.

El ático que Mónica Hoyos comparte con su hija Luna, fruto de su relación con Carlos Lozano, es un pisazo de dos plantas con cuatro habitaciones, salón con comedor, cocina y dos baños. Las zonas comunes de la urbanización incluyen piscinas.

El estilo decorativo es actual, con pinceladas nórdicas y predominio de los materiales naturales, como fibra y madera. La casa de Mónica Hoyos tiene un salón-comedor open concept, que se disfruta desde la misma entrada a la vivienda. Cuenta con una zona de descanso, con un enorme sofá blanco con chaise longue, que multiplica la luz que entra del exterior.

La zona del comedor es en estilo nórdico. Tiene una mesa con tapa en madera natural y sillas ergonómicas tapizadas en terciopelo.


La cocina, también en la planta baja como el salón, ocupa un espacio muy reducido. Sin embargo, Mónica Hoyos ha conseguido una excelente distribución para ofrecer espacio para almorzar o trabajar, con una pequeña mesa redonda con trípode y un par de sillas en verde, y una zona para cocinar.

Las cocinas mini son tendencia, aunque es muy importante mantener la limpieza y el orden, por eso es acertada la idea de incluir un vajillero, con puertas acristaladas.

Todos los muebles de la cocina están lacados en blanco y en el frigorífico no faltan las fotografías familiares e imanes con recuerdos.


El dormitorio de Mónica Hoyos es enorme, tiene un elegante suelo de parqué en espiga y es uno de los lugares más utilizados para fotografiarse con sus looks.

La pared del cabecero está cubierta por papel pintado con un patrón de rayas verticales, en tonos tostados, que ofrece verticalidad el espacio. La cama king size con un cabecero tapizado en terciopelo.

La decoración del dormitorio es clásica, con una pincelada de romanticismo. En el otro lado de la habitación, Mónica Hoyos tiene un aparador, espejo, una mesa acristalada y dos sillas de metacrilato. El rincón perfecto para descalzarse o disfrutar de un rato de lectura junto a la ventana del dormitorio. No faltan los armarios empotrados lacados en blanco.

No podía faltar un espejo para revisar sus outfits antes de salir de casa.

La joya de la corona de la casa de Mónica Hoyos es la terraza, que se encuentra en la parte superior del ático. El cañizo protege a la presentadora y modelo de las miradas indiscretas. La decoración fresh invita a relajarse mirando las estrellas.

Es tan acogedora, que Mónica no dudó en retratarse en medio de una gran nevada.