Enrique Iglesias se sincera sobre la relación con su padre

Por Diezminutos.es
Photo credit: JC Olivera - Getty Images

From Diez Minutos

Enrique Iglesias habla alto y claro. El cantante, que el 7 de diciembre ofrecerá un concierto en Madrid, es un hombre nuevo desde que fue padre de mellizos. Sus hijos Nicholas y Lucy, de dos años, fruto de su relación con Anna Kournikova, son su motor y le han cambiado la perspectiva de la vida como confesó en una entrevista a 'Icon'. "Cuando ahora estoy un poco deprimido voy a ver a mis hijos y me digo: 'Pero cómo puedo ser tan egoísta de estar de bajón por tal o cual cosa teniendo esto aquí'. Mientras mis dos bebés estén felices y yo sea buen padre, el resto es secundario", explicó. Ser padre le ha hecho replantearse su relación con el progenitor, Julio Iglesias, y acaba de confirmar lo que era un secreto a voces: su mala relación.

"A los 18 años me separé de mi familia por completo. Y fue difícil. Me fui y durante diez años no tuve absolutamente ningún contacto con mi padre. No empecé a tener contacto con él hasta que falleció mi abuelo (en el año 2005). Son muchos años. Sufrí mucho. Pero lo que sentía por mi música me daba fuerza. Y, sobre todo, perseguía el objetivo de hacerlo a mi manera", confesó. Enrique recuerda sus duros comienzos en la música y tiene grabado en la memoria cuando se fue a San Francisco a mezclar su primer disco. "Recuerdo regresar al hotel, estar ahí solo y ponerme a llorar. Y pensar: "Qué estoy haciendo: he perdido el contacto con mi familia por completo". Porque afectó a todo. Sobre todo con mi padre, pero también con el resto de la familia", comentó en la publicación.

Photo credit: Gtres

Desde 2005, cuando murió el doctor Iglesias Puga, Enrique y Julio han mantenido una relación con muchos altibajos que culminó hace dos semanas cuando el joven cogió el teléfono para llamar a su progenitor. "Tuvimos una conversación muy bonita. Estaba bien de ánimo. Fue una conversación de esas en las que eres consciente de que es especial. Me reconfortó mucho”, explicó. "Nos tenemos un respeto mutuo, más ahora que hace 25 años. Es mi padre y lo quiero con toda mi alma. Lo respeto y lo admiro y hasta en parte entiendo las cosas que ha hecho en su carrera y en su vida personal", aclaró en la revista.