Enrique Garay narrará de nuevo uno de los más míticos partidos de Michael Jordan

Ricardo Gutiérrez
·3 min de lectura
Jordan collapsed into Scottie Pippen's arms as he walked off the court during a late timeout, a sleepless night before thanks to some bad pizza in his rearview mirror and another clutch, courageous performance in his making on June 11, 1997. He finished with 38 points, seven rebounds, five assists and three steals, not to mention the game-clinching 3-pointer in his leg-wearying 44th minute. The crucial Game 5 road victory prevented the Jazz from sweeping three straight home games. Two nights later, the Bulls closed out their fifth title at the United Center. (Nuccio DiNuzzo/Chicago Tribune/Tribune News Service via Getty Images)
Michael Jordan y Scottie Pippen, junio 11 de 1997. (Nuccio DiNuzzo/Chicago Tribune/Tribune News Service via Getty Images)

La NBA repetirá el memorable ‘Flu Game’ de Michael Jordan con los Chicago Bulls cuando enfrentaron al Utah Jazz en el quinto juego de la serie de las Finales de la NBA 1997, narrado nuevamente por los comentaristas Enrique Garay y Álvaro Martín, los mismos que estuvieron en la transmisión de aquel año.

Tras el éxito del documental ‘The Last Dance’, la NBA transmitirá en plataformas digitales, este mítico partido de la estrella del baloncesto.

LEE también | Jugador de la NFL demanda a United Airlines por sufrir agresión sexual en un avión

Enrique Garay publicó en su cuenta de Twitter la retransmisión del encuentro, quien aunque publicaba mal el año del mismo, no menguó la emoción y expectación entre los fanáticos del basquetbol y del popular jugador.

El partido se podrá disfrutar este jueves 21 de mayo a las 7 p.m. hora del centro de México a través de las cuentas de redes sociales de la NBA, NBA México y NBA Latinoamérica, Facebook e Instagram.

El Juego 5 de las Finales de la NBA de 1997, conocido como “The Flu Game”, fue uno de los juegos más memorables de Michael Jordan.

Eran las 2 de la mañana del martes 10 de junio. Jordan llamó a su entrenador personal, Tim Grover, a su habitación del hotel en Salt Lake City en donde estaban alojados. Cuando llegó a la habitación, Jordan yacía acostado en posición fetal y sudando profusamente. Apenas tenía fuerzas para sentarse en la cama. Fue diagnosticado con un virus estomacal o una intoxicación alimentaria, probablemente causada por una pizza ordenada la noche anterior.

LEE también | Magic Johnson donará 100 millones de dólares a comerciantes afectados por la pandemia

En el documental ‘The Last Dance”, Jordan señalo que efectivamente fue una intoxicación alimentaria lo que sufrió y que en su momento fue interpretado y declarado como un severo cuadro gripal, de ahí el apodo de ‘Flu Game’ al partido.

La severidad de los síntomas, diarrea, náuseas y fuertes dolores, indicaban que la estrella no podría jugar ese quinto partido, según el cuerpo médico de los Bulls, pero necesitaban a su líder para este juego crítico, y a pesar de su enfermedad, Jordan se levantó de la cama a las 5:50 pm del miércoles, justo a tiempo para estar puntual en las prácticas de calentamiento en el Delta Center a las 7 pm.

Jordan jugó 44 minutos, terminando el juego con 38 puntos, máximo anotador del partido, lejos del contrincante Karl Malone, que terminó con 18. Jordan logró además, 7 rebotes, 5 asistencias, 3 robos y 1 bloqueo. Los últimos segundos que definieron la victoria de los Bulls 90 a 88, se recuerdan por el efusivo abrazo entre Jordan y Scottie Pippen, una imagen icónica de aquel memorable ‘Flu Game’.

Un exhausto Michael Jordan (izq) se abraza con Scottie Pippen tras una memorable actuación en la victoria de Chicago Bulls sobre el Utah Jazz en el quinto partido de la final de la NBA el 11 de junio de 1997. Jordan se sentía enfermo e hizo un esfuerzo supremo para liderar a su equipo. (AP Photo/Jack Smith, File)
Un exhausto Michael Jordan (izq) se abraza con Scottie Pippen tras una memorable actuación en la victoria de Chicago Bulls sobre el Utah Jazz en el quinto partido de la final de la NBA el 11 de junio de 1997. Jordan se sentía enfermo e hizo un esfuerzo supremo para liderar a su equipo. (AP Photo/Jack Smith, File)