El engaño de Telecinco al soltar la bomba sobre Lucía y Lobo

·4 min de lectura
El engaño de Telecinco al soltar la bomba sobre Lucía y Lobo

Por Valeria Martínez.- La isla de las tentaciones 3 fue la edición con los mejores giros de guion en la historia del reality. Es más, hasta diría que de los mejores en todo el género en España. Sin embargo, a veces esos giros que pretenden ser sorpresivos, espontáneos e inesperados (básicamente como cada momentazo de Lola en toda la edición) deja en evidencia el guion estipulado por detrás. 

Eso mismo pasó en el primer debate final de la noche del lunes cuando apareció Marina en pleno bombazo de Lucía e Isaac.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Prácticamente desde el comienzo del debate, Sandra Barneda comenzó a anunciar que la llegada de Manuel al plató vendría con bombazo incluido. El propio concursante lo anunció en su primera aparición en cámara mientras esperaba su momento para entrar. Que llegaba con noticia bajo el brazo y que estaba relacionada con “alguien que estaría en el plató”. Y desde momento la palabra “bombazo” se repitió en cada paso a publicidad. Se venía algo gordo y nadie sabía el qué.

Lo más llamativo es que durante todo el debate Sandra Barneda actuaba como si no tuviera idea de qué se trataba la bomba. Con quién estaba relacionada o qué supondría. Cada paso a un corte publicitario iba atado a frases del estilo “a la vuelta escucharemos, conoceremos, el bombazo de Manuel” y con cara de circunstancia como de alguien que no sabe lo que está a punto de ocurrir.

Pues… era puro humo.

El bombazo llegó en el momento que Manuel y Lucía se vieron las caras. La ex pareja volvió a dar otro espectáculo de gritos e insultos, como hicieron en el reencuentro 6 meses después. Lucía estaba rabiosa. Manuel estaba provocador. El chico tenía una noticia que dar sobre la vida amorosa de su ex pareja y la joven explotaba del ansía al ver que su ex estaba dispuesto a desvelar una bomba de su vida. Y así, Lucía fue clara. Ella quería contarlo. Es su vida después de todo.

Y así llegó el bombazo que nadie se esperaba. O al menos cuando han pasado 8 meses desde que concursaron en el programa de telerrealidad. Bomba uno (que fueron varias): Lucía le confesó a Marina que tenía sentimientos por Isaac, que no dejaba de pensar en él cuando habían pasado más de 6 meses de su paso por la isla. Pero claro, Isaac y Marina eran pareja. Bomba dos: Marina lo entendió. Bomba tres: Lucía reveló que Marina e Isaac ya no están juntos. Bomba cuatro: Lucía se lío con Isaac cuando fue a visitarla a Cádiz.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Bombazo no, lo siguiente. La noticia era una bomba atómica para los seguidores del reality. Sin embargo, Telecinco volvió a jugar al engaño con su audiencia, haciéndonos creer que el bombazo era algo inesperado, con Sandra Barneda actuando el papel de ingenua cada vez que anunciaba que habría una revelación inesperada en el programa, para entonces dejar todo en evidencia cuando dio paso a Marina.

Porque en el momento que Lucía hacía la confesión que suponía un giro radical en la imagen que el público tenía de ella -muchos en redes critican que haya pasado de novia engañada de manera ruin por su pareja a amiga traicionera- Sandra Barneda dio paso a Lucía como su fuera una conexión de Zoom. La chica no tenía previsto ir al debate hasta el miércoles, cuando se verá las caras con Jesús e Isaac, por lo que nadie la esperaba allí.

Pero oh, sorpresa, ante el impacto de la noticia, la presentadora le pidió que fuera al plató. Y es que resultó ser que la chica estaba a la vuelta del decorado. Estaba preparada, arreglada y maquillada para entrar en el debate. El programa la tenía allí esperando, evidentemente, a sabiendas del contenido del bombazo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Es decir, todos los anuncios previos de Sandra Barneda actuando como si no tuviera idea del contenido del bombazo fue puro paripé. Cabe la posibilidad que no lo supiera y se lo dijeran a último momento por pinganillo, pero de todos modos el guion quedó en evidencia. Ahí no había sorpresa ninguna, al menos no para el programa y sus responsables. O no se explica sino qué hacía Marina allí tan dispuesta a dar guerra cuando “su momento” será el miércoles.

Los giros de guion son una de las bazas más infalibles de este reality sin embargo, este último quedó en evidencia.

Más historias que te pueden interesar:

Fuente de la imagen: Twitter.com/islatentaciones/; Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente