Enfermarás si te empeñas en dejar de comer (aun siendo celíaco) estos alimentos

rdurLo que tienes que comer sí o sí para el buen funcionamiento del cuerpo

image

La deficiencia de hidratos de carbono en personas celiacas puede generar alteraciones como fatiga o alteraciones cardíacas. (Foto: Getty Images)

Las personas celiacas no pueden consumir gluten, y en numerosas ocasiones creen que tampoco pueden consumir hidratos de carbono, pero esto no es correcto. Los celiacos sí que pueden consumir hidratos de carbono, aquellos que estén libres de gluten que, por suerte, se pueden encontrar en numerosos alimentos.

Entre las fuentes o alimentos con hidratos de carbono aptos para celiacos estarían estos: arroz, sorgo, maíz, mijo, patatas, zanahorias, mandioca, batata, remolacha, chufa, frutos secos, legumbres como judías, lentejas y quínoa. Por citar algunos de ellos.

Es importante entender que sino incluimos los hidratos de carbono en nuestra dieta habitual estamos privando a nuestro organismo de su principal combustible.

Los hidratos de carbono son fundamentales e indispensables para el buen funcionamiento del organismo ya que conducen a una vida saludable. Son los nutrientes que aportan energía, por ello deben estar presentes en la dieta diaria, también en la de un celiaco.

Según pone de manifiesto un estudio de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), la tendencia a eliminar de nuestra dieta los hidratos de carbono tendría graves consecuencias para la salud.

image

Además de hidratos, en comparación con otras raíces y tubérculos, las patatas aportan muchas proteínas. Pon verduras y hortalizas de guarnición para elaborar un plato equilibrado. (Foto: Getty Images)

La deficiencia de hidratos de carbono puede provocar alteraciones graves en la salud como falta de energía, cansancio, dolor muscular e incluso enfermedades cardiacas están provocadas por esta carencia. El cuerpo necesita de todos los grupos de alimentos para estar bien nutrido y si no le aportamos ciertas sustancias aparecerán estas afecciones o enfermedades.

Por tanto, los carbohidratos o hidratos de carbono no deben ser eliminados totalmente de la dieta por padecer celiaquía, sino que se debe adaptar a la nueva dieta.

Como decía, existen numerosos alimentos saludables que los celíacos pueden incorporar a su dieta equilibrada y que son fuente de hidratos de carbono: la quínoa, zanahoria, la remolacha, la chufa, granos completos como el mijo o el arroz, frutos secos y legumbres, como las judías, lentejas o garbanzos, y tubérculos como las patatas o las batatas o boniatos, son fuente directa de hidratos sin gluten.

image

¿Qué tal un sano y nutritivo jugo de remolacha, zanahoria, manzana y jengibre apto para celíacos? (Foto: Getty Images)

Al comenzar el día, en el desayuno, es indispensable incorporar algún tipo de cereales integrales como el trigo o el sorgo; hidratos de carbono complejos que nuestro organismo asimilará de forma lenta, y que además nutren y proporcionan sensación de saciedad.

Para las comidas y las cenas podemos optar por el resto de alimentos mencionados antes. Por ejemplo, los arroces integrales que, además de carbohidratos y fibra, nos aportan proteínas y vitaminas del grupo B; o las legumbres, cuyas proteínas son de origen vegetal.

Por ejemplo, la ensalada de lentejas con arroz y verduras sería un plato equilibrado y muy completo, con el que tendríamos asegurada la dosis de energía necesaria para todo el día.

image

Las zanahorias son tu comodín en la cocina. Van bien prácticamente con todo, aportan vitaminas (sobre todo A) y cuidan la vista y la piel. (Foto: Getty Images)

Si quieres prepararlo hazte con los siguientes ingredientes:

  • 100 g de lentejas pequeñas

  • 100 g de arroz blanco

  • 1 calabacín pequeño

  • 1 tomate pequeño

  • 150 g de judías verdes finas

  • Aceite de oliva

image

Las legumbres son una alimento básico e indispensable para poder llevar alimentación sana y cuidada, ¡no renuncies a ellas! (Foto: Getty Images)

Cuando los tengas elabora la receta siguiendo este paso a paso:

  1. Cocer por separado, las lentejas, el arroz y las judías, y enfriar en la nevera.

  2. Partir el calabacín y el tomate en dados pequeños.

  3. Poner media cucharada de aceite de oliva en una sartén y sofreír el calabacín, el tomate y las judías previamente cocidas.

  4. Para presentar el plato, pon una capa de sofrito, una de arroz y por último, una de lentejas.

Además de fresca y saludable, esta receta repleta de hidratos de carbono aptos para celiacos, es baja en grasa y fácil de digerir. Anímate a probarla y poco a poco irás descubriendo otras opciones para tomar hibratos sin gluten.

Recuerda que los hidratos son fundamentales para la salud de todos, ¡a comer se ha dicho!

También te puede interesar:

Dieta macrobiótica, de inspiración asiática, con toques mediterráneos (mejor imposible)

El quinto sabor o lo que tienen en común las dietas japonesa y mediterránea

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente