¿Encuentras las diferencias? Máxima se copia a sí misma con su vestido de gala más romántico

Paula Callejo

Esta semana está siendo especialmente agitada para Máxima de Holanda, quien en los últimos días ha tenido hasta 4 actos oficiales muy diferentes entre sí, en los cuales ha hecho gala del versátil estilo que la convirtió en la reina de la moda en Europa según los lectores de ¡HOLA!. Faldas midi, monos tipo esmoquin o vestidazos largos, la mujer de Guillermo Alejandro demuestra que puede defender a la perfección cualquier prenda que se proponga. En las últimas horas ha asistido a una cena formal junto a su marido reciclando por primera vez uno de sus diseños de gala más famosos y románticos, y demostrando que los años no pasan por ella.

maxima-holanda-gala-4z

El matrimonio acudió a la cita en el palacio Noordeinde de La Haya para reunirse con los miembros del Consejo de Estado, un evento en el que el rey de los Países Bajos optó por un tradicional esmoquin negro al que sumó camisa blanca y pajarita. Por su parte, Máxima prefirió recuperar de su armario una de las piezas de su fabulosa colección de vestidos largos, en concreto un romántico vestido firmado por Luisa Beccaria, diseñadora del look nupcial de Lady Gabriella Windsor.  Esta delicada creación cuenta con escote en 'V' (que la Reina ha modificado para hacerlo menos pronunciado), mangas acampanadas tipo capa y falda larga evasé. Añade además un lazo a modo de cinturón para entallar su silueta.

- Lee también: De Máxima de Holanda a Beatrice Borromeo: las otras 'conquistas' de Luisa Beccaria

Máxima de Holanda

Está confeccionado en un tejido muy ligero semitransparente que cuenta con un delicado estampado floral en tonos azul celeste en de cintura para arriba y otro patrón diferente en una tonalidad ligeramente más oscura en la falda, con dibujos más grandes y llamativos. Máxima, que adora lucir grandes joyas en las ocasiones más especiales, ha optado por completar con un fabuloso compuesto por maxicollar de pedrería a tono con el vestido, pendientes colgantes a juego y un gran anillo con piedra en color tinta. Ha sumado también bolso de mano de mimbre azul y un fular crema que ha llevado en la mano por si luego era necesario.

Máxima de Holanda

Prácticamente idéntica a la de ayer fue su elección para asistir a una gala en el centro benéfico que lleva su nombre hace justo dos años en Ámsterdam. Llevó el mismo vestido y joyas, cambiando únicamente el bolso de mano por uno tipo sobre en tono crudo. A pesar de que no es extraño que recoja su melena rubia o la alise para estas cenas, en aquella ocasión también optó por dejarla suelta, peinada con raya a un lado y ondas con volumen. De hecho, tal es el parecido entre las imágenes de ambos días que solo se diferencian por el labial, puesto que en esta ocasión ha preferido lucir uno nude muy natural en contraste con el frambuesa de 2017.

Haz click para ver ‘El Armario de Máxima de Holanda’, un formato que desglosa al detalle las claves de su estilo actual y a lo largo de los años. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...