¡Me encanta la pizza! Vale, ¿pero cuál de todas?

Es bastante injusto que haya un Día Internacional de la Pizza que, por cierto, se celebra el 7 de febrero. ¿Acaso no debería de celebrarse el día de la pizza todos los días? Hay pocos platos que levanten tantas pasiones como esta invención italiana convertida en la comida favorita de una gran parte de la humanidad. Eso sí, a todos nos encanta la pizza pero, ¿cuál es nuestra favorita? No, no estamos hablando de elegir entre margarita o cuatro estaciones. Ingredientes aparte, hay varias ‘escuelas’ diferentes y cada una tiene sus propios adeptos. Conocerlas es amarlas.

Una característica pizza napolitana. Foto: Elfqrin/Wikipedia (CC)

Pizza napolitana. Quizá la más conocida de todo el mundo. Se caracteriza por su masa esponjosa y blanda, conseguida con una receta con mayor cantidad de agua. Se suele cocer durante pocos minutos a alta temperatura en un horno de leña y se caracteriza por su borde inflado. Su elasticidad hace que se pueda doblar la masa con facilidad.

La pizza romana, fina y crujiente. Foto: Pixnio

Pizza romana. Respecto a la napolitana, la receta cambia un poco. Se pierde agua y se añade aceite, lo que hace que el resultado sea muy diferente. Se trata de una masa muy fina, consistente y también crujiente, lo que la convierte en la predilecta de los que buscan un toque ‘crunchy’ al morder. Se hornea durante más tiempo y a temperatura más moderada.

La pizza argentina siempre tiene queso para dar y tomar. Foto: LouMact/Pixabay (

Pizza argentina. La pizza argentina se parece en poco o nada a las italianas. La mayor diferencia está en la masa, que es mucho más gorda que la de sus homólogas italianas. Además, se hornea dentro de un molde. Para rematar, una última modificación: la argentina lleva muchísimo queso, lo que la hace difícil de comer con la mano. Por eso, muchos argentinos prefieren disfrutarla con cuchillo y tenedor.

La tremebunda pizza al estilo Chicago.Foto: Wikipedia/BrokenSphere (CC)

Pizza estilo Chicago. Esta variedad de pizza recuerda más a una focaccia o incluso a una lasaña. Se caracteriza por una base de pan gruesa y crujiente, que se rellena de queso y de salsa de tomate que incluye algunos tropezones. Existe una variante de esta pizza que va cubierta, como si de un calzone se tratara.

La pizza ‘al taglio’ es originaria de Roma. Foto: Wikipedia

Pizza ‘al taglio’. Literalmente, significa ‘al corte’ y es una variedad de pizza que se hornea en bandejas rectangulares grandes, lo que supone su rasgo más distintivo respecto a la forma circular habitual. Este tipo de pizza es originario de Roma, lo que se evidencia en su masa crujiente, y se suele vender por porciones que se cobran en relación al peso. Está pensada para ser comida sobre la marcha, en plena calle.

Vistas todas las opciones, está claro que no solo vale con decir ‘me gusta la pizza’ sino que hay que dejar claro cuál es la que preferimos de todas estas. Y  a ti, ¿cuál es la que te vuelve loco?