Enamórate de este hotel en la selva de la Riviera Maya

Si buscas un hotel realmente ecológico, exclusivo, aislado y con increíbles vistas a la selva, el Azulik es el lugar de tus sueños. Mimetizado en la Riviera Maya, sus instalaciones y experiencias te dejarán sin habla, lo ideal para disfrutar de la calma de la jungla.

Azulik, un hotel eco en medio de la selva vía azulik.com

Un hotel en plena selva

El hotel Azulik está formado por un complejo de 48 hermosas villas que se camuflan a la perfección con el incomparable entorno que las rodea, la selva de Tulúm. Este especial hotel está en la península de Yucatán, en México, en la costa caribeña.

Sus preciosas villas están construidas en total respeto con la naturaleza y es que su arquitectura ecológica se basa en palmas, ramas y árboles. Su creador, Eduardo Neira, es un artista de origen argentino que tiene muy claro el respeto y la admiración por lo sagrado que todavía mantiene la naturaleza de la zona.

Eco y sin electricidad

La sostenibilidad del hotel es una prioridad y, a su vez, un homenaje muy personal a la cultura maya y al modo en que construyen sus palapas o cabañas usando vegetación. Las vistas al mar y el perfecto entramado arquitectónico natural son impagables.

Estas villas, por supuesto, no cuentan con televisión ni proyector de lujo… de hecho no tienen ni corriente eléctrica  y es que viajar a la Riviera Maya y alojarte en el Azulik, es vivir la naturaleza, de verdad, disfrutando de su magia y sin los lujos habituales de la vida urbana.

Con mil y una actividades

Este complejo está especialmente enfocado a sanar el cuerpo y el alma a través de las enseñanzas ancestrales de los mayas pero es que, además, el hotel incluye un spa natural con tratamientos de agua y actividades como yoga.

Además, tiene su propia galería de arte y diferentes restaurantes entre los cuales destaca su sushi bar que fusiona el sushi japonés con la tradición gastronómica Maya y productos mexicanos exquisitos.

Te puede gustar: Descubre Teotihuacán :Comiendo dentro de una gruta volcánica

Si lo que buscas estas vacaciones es olvidarte de masificaciones de gente, de largas colas para entrar a los sitios y de agobio masivo, este hotel tiene todo lo que mereces y es que para algo te pasas el año trabajando, ¿no? ¡A disfrutarlo!