En qué piensan las mujeres cuando se tocan

Aunque ellas se tocan en un menor porcentaje y en una menor frecuencia que sus pares masculinos, las masturbación femenina está a la orden del día. Estas son sus fantasías sexuales

La masturbación genera dopamina, endorfinas y oxitocina. ¿se te ocurre una forma mejor para subir el ánimo?
La masturbación genera dopamina, endorfinas y oxitocina. ¿se te ocurre una forma mejor para subir el ánimo?

Buscar el placer en solitario no es cosa de hombres. Aunque ellos llevan la delantera, las mujeres les van a la zaga y no lo hacen mal del todo. Según el documental ‘STICKY: A Documentary on Masturbation’, entre el 80 y el 90 por ciento de los hombres se masturban, mientras que el porcentaje de las mujeres que lo hace oscila entre el 65 y el 70 pot ciento.

Y es que si bien es cierto que la masturbación femenina es un tema mucho menos recurrente que la masculina, las mujeres también disfrutan de su cuerpo a solas, pero hablan menos de ello.

De hecho, el 95 por ciento de las mujeres que practican la masturbación alcanzan el orgasmo con mucha más facilidad. Y la mayoría tienen su primer orgasmo en solitario, ya que, a diferencia de los hombres, alcanzar el clímax no es un proceso fácil para ellas y tienen qué descubrir dónde y cómo tocar para disfrutarlo.

Pero, ¿qué es lo que excita a las mujeres cuando se encuentran a solas con su cuerpo? La empresa de juguetes eróticos Lovehoney ha elaborado un estudio y después de analizar las fantasías de 4.500 voluntarias queda comprobado que el 60 por ciento de las mujeres que se masturba lo hace imaginando distintos escenarios en los que aparece junto a su actual pareja. Sobre todo cuando se trata de una relación a distancia o cuando hace mucho tiempo que no se ven.

En segunda posición se encontraría fantasear con algún juego erótico, después el sexo duro y por último los cambios de rol durante el sexo.

Más llamativo resulta que el 48 por ciento de las encuestadas confiese que fantasea regularmente con situaciones en las que aparecen sus ex parejas.

Si necesitas una ayudita extra, puedes probar con otros estímulos: en Internet puede encontrar relatos eróticos, o si eres es más visual, puedes acudir al porno.
Si necesitas una ayudita extra, puedes probar con otros estímulos: en Internet puede encontrar relatos eróticos, o si eres es más visual, puedes acudir al porno.

Pero, ¡tranquilo! Según los expertos, recrear situaciones pasadas con algún ex no significa que siga sintiendo algo por él. De hecho, muchos hombres piensan también en ex parejas para pasar un buen rato a solas.

“Imagitarte con tu ex no es un problema en absoluto. Nuestras fantasías eróticas son a menudo formas en las que llevamos a cabo algunos de las cosas que experimentamos en nuestras vidas. Es una liberación y una catarsis, no pasa nada por pensar en una expareja”, explica Maushumi Ghose, experto terapeuta en sexo y matrimonio, autor del libro ‘Posiciones clásicas reinventadas’.

Ya en porcentajes más residuales se observa que los otros escenarios que más se repiten en la imaginación de las féminas a la hora de autosatisfacerse están relacionados con la dominación, la sumisión, el sadismo y distintos juegos de roles.

Y sí, algunas mujeres también recurren al porno para ponerse a tono, entre el 25% y el 35% del total. Según el Journal of Sex Research, ellas prefieren el porno no explícito, el sexo lésbico, los tríos, el sexo en grupo o los penes de grandes dimensiones.

¿Soprendido? Pues sí, formar un trío es una de las fantasías más comunes; también para ellas. La clave está precisamente en que sea un deseo aparentemente prohibido (porque a su pareja no le gusta la idea) o inalcanzable. Es algo que no haría en la realidad porque no sabe si estará cómoda o dañará su relación., y eso les hace desearlo con más intensidad y alcanzar altas cotas de excitanción pensando en ello. Y lo mismo con los intercambios de parejas, el hacerlo mientras otros miran, etc.

Otra curiosidad: las mujeres también ven pornografía. La diferencia en el consumo de este tipo de contenidos eróticos radica en que a las mujeres les pone un porno más real y cercano a la forma en que ellas mismas sienten placer, no como máquinas de gemidos instantáneos.

Para muchas el olor de las sábanas y el recuerdo de lo que pasó la noche anterior son suficientes para alcanar el clímax.
Para muchas el olor de las sábanas y el recuerdo de lo que pasó la noche anterior son suficientes para alcanar el clímax.

Para que te quedes con la idea, estos son los resultados definitivos:

– El 51% de mujeres se masturban de forma periódica.
– El 69% se siente mejor en cuanto a su vida sexual con esta práctica.
– El 60% imaginan escenarios con su pareja actual.
– El 48% piensan en un ex.
– Es muy común que pongan videos eróticos y sueñen situaciones comoBDSM.

Lo más habitual es s imaginarme cosas que han vivido, de las que tienen buenos recuerdos, y volver a recrear. A veces, un poco más intensas o rudas. Muchas reconocen que llegan al climaz antes cuando usan su vibrador u otros juguete sexual. Pensar en el sexo oral, en el proceso de seducción y recordar frases picantes son otros trucos femeninos para llegar al orgasmo.

El caso es sentirnos libres y conectar con nuestra sexualidad porque la masturbación nos da la oportunidad de saber qué es lo que más nos gusta y da placer. Además nos ayuda a dormir mejor, elimina el estrés y alivia dolores.

También te puede interesar:

Para ser una ‘sexperta’ debes hacer esto antes de irte a dormir

Poner la mente en blanco, la clave para llegar al orgasmo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente