En qué invertir (y dónde ahorrar) en productos de belleza para este 2021

Adriana Terán
·7 min de lectura

Con la amplia oferta disponible en el mercado, en una gama abrumadora de opciones es difícil decidirse entre precios, necesidades, marcas y tipos de productos. De esta manera, hay que recurrir a normas básicas y luego extender los intereses para invertir con inteligencia.

Son tiempos en los que el más mínimo ahorro se agradece, pero que a la vez nos obligan a mantenernos saludables en todo sentido. De esta manera, se hace necesario conservar entre las prioridades de compra los productos básicos de cuidado, como los relacionados con la rutina de limpieza, pero podemos optar por algunos que cumplan con más de una función. Ejemplo de ello es el agua micelar, un imprescindible actual en materia de limpieza del rostro cuya eficiencia, para algunos expertos, permite que nos ahorremos el tónico.

Otro producto con el que podemos ahorrar pasos y dinero es la BB Cream, un hidratante con color y protector solar que podemos usar para sustituir la base tan poco necesaria en tiempos de cubrebocas. Sin embargo, es recomendable que sea de excelente calidad para que garantice la fijación necesaria.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Este es un panorama simple y rápido a un tema que va mucho más allá de limpiadores y cremas. La inversión en materia belleza ha tomado un camino que nos lleva a profundizar en otros aspectos muy interesantes.

Johana Méndez, cosmetóloga y asesora de compras asegura que aunque a principios de 2020 se le estaba dando mucha importancia al cuidado de la piel, hoy las opciones se han extendido hacia el plano médico-estético, que va de lo más sencillo a tratamientos más complejos como una tendencia en crecimiento. “En verano hubo un repunte en la aplicación de extensiones de pestañas, así como en el cuidado y diseño de cejas. Si bien, esto podía considerarse un lujo en el pasado, es una de las opciones de inversión frecuentes en materia de belleza actual, pero además, hay una mayor demanda en cuanto a cirugías y tratamientos que ameritan reposo y cuidados postoperatorios más delicados”.

“La gente que quiere hacerse tratamientos medicoestéticos en cuya recuperación se requiere evitar el sol, y constancia en cuanto a los cuidados postoperatorios se ha visto más motivada a invertir en ellos ahora cuando el confinamiento y el uso de la mascarilla permite una recuperación más tranquila. Levantamiento de cejas, rinoplastia, hilos tensores, tratamientos con láser, aumento de labios son algunos de los tratamientos que tienen mayor demanda en este momento”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Por otra parte, están quienes se mantienen en el rango de la belleza natural, para este grupo, el cuidado de la piel es fundamental, no tanto por una cuestión de estética sino como una manera de extender la sensación de salud.

Prioridad uno: la piel

Uno de los termómetros más sencillos para evaluar los intereses de los consumidores es la página de los más vendidos en Amazon y en cuanto a productos de belleza, los dedicados al cuidado de la piel suelen encabezar las listas.

Vitamina C, sueros, aceites para la piel, cremas hidratantes en un amplio rango de precios están disponibles para satisfacer nuestras necesidades, la cuestión es tener claros los criterios para decidirnos.

Daniela Yegres, makeup artist y experta en cuidado capilar observa que “el interés de compra estará orientado a los cuidados en general: cuidado de la piel, de las manos, de las pestañas, hidratantes, protectores solares, primers ricos en siliconas de última generación, entre otros. Todo lo que tiene que ver con cuidado intensivo de la piel será la preferencia entre los consumidores”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Con relación a las características que deben tener los productos en los que seguramente debemos invertir a lo largo de este año, la experta comenta que con tanto uso de alcohol, geles antibacteriales y jabones para las manos se hace necesario el uso de productos ricos en glicerina, un hidratante extraordinario con alta capacidad de adherencia en la piel, y pantenol. “El uso reiterativo de tantos productos agresivos reseca y barre las propiedades normales de lubricación que genera nuestra piel, con lo cual el uso de cremas hidratantes, aceites como el de argán, no solo para el cabello sino también para la piel, es importantísimo para proteger manos, uñas y el rostro, por supuesto. En esto es en lo que vale la pena invertir”.

Méndez coincide y agrega a la lista los geles para contornos de ojos, exfoliantes, mascarillas hidratantes, reparadoras y con alto contenido de ceramidas para el rostro, pero también para manos y pies. También recomienda la adquisición de productos de calidad para el cabello, pues estamos yendo con menos frecuencia al salón.

Productos nutritivos y ricos en antioxidantes son fundamentales, agrega Solange Contreras, esteticista con base en Miami, Florida, que apuesta todas las fichas al cuidado de la piel y coincide con Yegres con que ésta será la gran protagonista de este año. “Más que ahorrar en algunos productos lo que hay que tener claro qué es lo que necesitamos. En este caso creo que lograr una piel saludable y radiante amerita atención y para eso, además de los básicos de la rutina de limpieza, creo que el producto estrella en el que hay que invertir es el aceite facial, pues ofrece hidratación, protección y pueden usarse una sola vez al día y en poca cantidad”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

“Los hay vegetales, que son ideales para pieles secas y pueden usarse en pieles mixtas, pero usando poca cantidad evitando la zona T. Están los esenciales, que vienen de plantas aromáticas y pueden usarse en cutis mixtos en poca cantidad; y están los sintéticos que, aunque no son de origen natural tienen ingredientes que contribuyen con la nutrición de la piel. Las pieles grasas también pueden recurrir a esta alternativa consultando con el especialista sobre cuál sería el adecuado”.

“Sombra aquí, sombra allá, maquíllate, maquíllate”

Así decía un éxito de Mecano que ilustraba la tendencia de la época. Maquillaje a todo color sin límites sin imaginar que muchos años después tendríamos que usarlo a medias por una pandemia. Y así es hoy. Bases, coloretes y demás juegos de luces y sombras han quedado relegados para dar espacio al uso de maquillaje para los ojos: lo único que mostraremos durante un buen tiempo, mientras sigamos usando tapabocas.

Pero el hecho de que la salud sea prioridad no quiere decir que debamos renunciar a la actualización del estuche de maquillaje. En este sentido vale la pena estar al tanto de las tendencias que ahora no son dictadas por la moda sino por la lógica.

Como ya se ha mencionado, serán los ojos los que sigan concentrando total atención. La agencia mexicana de tendencias trendo.mx, confirma en su reporte de tendencias, ‘Belleza 2021’. el beauty look del 2021 girará en torno a los ojos: “sombras llamativas, delineados en colores vibrantes, cuencas definidas y pestañas gigantes. Los cubrebocas nos acompañarán durante todo el 2021, así que en lugar de verlo como una desventaja, debemos aprovecharlo como una oportunidad pues las posibilidades son infinitas”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

De esta manera, los intereses de compra pueden orientarse hacia delineadores y máscaras en primer lugar, pues los pronósticos indican una mirada delineada con estructura enmarcada con pestañas largas, tupidas y gruesas.

Johana Méndez coincide y agrega que entre las tendencias de maquillaje que se hacen presentes para avanzar con fuerza en 2021 está el estilo de maquillaje árabe, en el que se destacan la mirada y las cejas.

En este sentido, la experta señala en qué productos sí vale la pena invertir y en cuales no. “La lista de los ‘sí' comienza con máscara de pestañas, delineadores, productos para cuidado y mantenimiento de cejas, correctores que tengan buena cobertura y fijación suficiente para soportar condensación que se da con el uso del cubreboca, pero que también ayuden a hacer lucir la mirada más luminosa y fresca".

(Getty Creative)
(Getty Creative)

“Por otra parte, los productos que no ameritan inversión por ahora son las bases, rubores, bronzers, productos para contour y labiales. Todos estos pasan a un segundo plano”.

Finalmente y como consejo de experto, Méndez comenta que es buen momento para aprovechar e invertir en aparatos para hacernos tratamientos en casa, como por ejemplo los de microcorriente que son estimuladores y reafirmantes de la piel del rostro. “Es una buena ocasión para extender mucho más la rutina de cuidado de la piel y este tipo de dispositivos nos ayudará a mejorar las condiciones de la piel y eso, a largo plazo, también nos permitirá ahorrar dinero”.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

BB Glow: los riesgos del polémico tratamiento de belleza que promete una piel perfecta

Los secretos de los profesionales para usar el sérum en el cabello como toda una experta

Aceites faciales: para qué sirven y cómo escoger el adecuado tu tipo de piel

EN VIDEO: Tan solo un hombre corriente que viste con falda y tacones