La emotiva reconciliación entre Rocío Flores y Ana María Aldón

Por Diezminutos.es
Photo credit: Telecinco

From Diez Minutos

  • Ana María Aldón pedía disculpas a Rocío Flores: “Si la he fallado, lo siento mucho
  • Rocío Flores se deshizo en lágrimas: “La he echado de menos”.


La nominación de Ana María Aldón fue el desencadenante para que las dos concursantes hicieran las paces en Cayos Cochinos. Una emotiva reconciliación que comenzó con el abrazo de ambas en la playa y terminó con Rocío Flores llorando a lágrima viva a la hora de despedir a Ana en la palapa cuando ésta resultó expulsada. Lejos quedaba así el distanciamiento entre ambas durante los últimos días del reality cuando la diseñadora se había ido manteniendo al margen en los conflictos y peleas que soportó Rocío. A la hora de la verdad, se han sincerado y sus verdaderos sentimientos han terminado saliendo a la luz.

Photo credit: Telecinco

Fue Rocío Flores quien iniciaba la reconciliación en la playa al pedirle al Dios Ferre que le transmitiera a Ana María un mensaje: “Le puedes decir que no quiero que se vaya y que la voy a echar mucho de menos”. Sus palabras provocaban que la diseñadora se emocionara. “Si no he estado a la altura en todos los momentos que me hubiera gustado que me hubiera pedido ayuda. Que no he querido meterme en su concurso ni cobrar un protagonismo que no me pertenezca. Que la quiero mucho”, respondía Ana María . Tras esto, las dos se fundieron en un emotivo abrazo.

Photo credit: Telecinco

Pero aún no estaba todo dicho. Por la noche, en la palapa, y con la intermediación de Jorge Javier, la reconciliación entre ambas continuó. Ana María Aldón explicó por fin su comportamiento con Rocío ante los conflictos. “Sé que todos estarán muy orgullosos del concurso de Rocío pero todos, todos, todos. Puede que no le haya dado la importancia que quizás ella con 23 años sí le haya dado. Puede que yo esté equivocada. Si la he fallado, lo siento mucho”.


Photo credit: Telecinco

Mientras Ana María Aldón mantenía el tipo, Rocío Flores no podía evitar emocionarse y deshacerse en lágrima. A pesar de todo, la hija de Antonio David mostraba su respeto por el comportamiento distante de su compañera. “No me ha fallado. Quizás yo por la forma de ser que tengo, si ella se hubiese visto en esas situaciones y al ser de mi familia, yo hubiera saltado”, confesaba.

Photo credit: Telecinco

Ana María trataba de justificarse no haberlo hecho: “Tenía claro que cada una iba a hacer su concurso. Yo le dije que si me necesitaba me llamara. Quizás yo habría necesitado esa señal. Aún así yo he tratado de mediar”.

Photo credit: Telecinco

La actitud de la mujer del diestro, entera y tranquila, contrastaba con la de Rocío Flores que se venía abajo al confesar cómo se sentía. “La he echado de menos en muchas ocasiones. Pero respeto su decisión”, explicaba. Rocío quería que Ana María se fuera tranquila y así se lo transmitía a Jorge Javier al despedirse. “Su presencia aquí se agradecía la verdad. Que no se piense que me haya fallado. Ella lo sabe todo”.