La emoción de Daniel Muriel al enterarse que iba a ser padre

Por Daniel I. Carande. Fotos: Diego Puerta
Photo credit: Diego Puerta

From Diez Minutos

El pasado mes de junio Daniel Muriel contrajo matrimonio con Candela Serrat después de tres años de noviazgo. El actor reconoce que la hija de Serrat tenía todos los requisitos para casarse con ella y ahora van a ser padres por primera vez. A los dos les encanta trabajar juntos, por eso ahora están recorriendo los teatros de la geografía española con la obra 'Un marido ideal'. Desde que Dani llegó a Madrid, hace más de veinte años, no ha dejado de trabajar porque, según sus propias palabras, “esto es una carrera vocacional”.

Empiezas 2020 con una buena noticia: ¡Vas a ser padre!

Ha sido una sorpresa. Queríamos tener un hijo, pero nunca imaginábamos que iba a ser tan rápido. Cuando Candela me lo dijo, me emocioné.

¿Te imaginas cómo es el papel de padre?

La verdad es que no lo sé. Pero estoy deseando empezar esta aventura nueva.

Estás en el teatro con 'Un marido ideal', de Oscar Wilde.

Es un proyecto que me llegó hace tiempo y tuve que declinar porque me ofrecieron 'Nerón'. Y lo acepté cuando Francino lo dejó, porque Candela y yo queríamos trabajar juntos.

Tu personaje es un dandi que gusta tanto a mujeres como a hombres...

Sí, es un vividor un poco rarito de la época. Es muy divertido. La obra está escrita hace 125 años y sigue de actualidad.

¿Por qué?

Porque sigue hablando de corrupción política. Parece que está escrita ayer. Además, habla de relaciones, amistades, amor. Pero al final se trata de si hay que condenar para siempre a alguien por haber cometido un error en su vida, aunque luego haga cosas buenas.

¿Cómo es trabajar con Candela?

Maravilloso. El hecho de hacer una gira juntos por las ciudades de España es una pasada.

Así, no os echáis de menos.

Estamos incluso en el mismo camerino.

¿No hay broncas?

No. Hubo un momento muy mágico en la primera función, porque yo entraba en el escenario, y cuando la vi y se cruzaron nuestras miradas, me recorrió algo muy bonito por el cuerpo.

Pero no es la primera vez que trabajáis juntos.

Coincidimos en 'Seis hermanas' y los dos nos valoramos mucho en nuestros trabajos.

¿Eres un marido ideal?

Intento serlo. Cada pareja es un mundo, pero si le preguntaras a Candela seguramente te diría que me acerco bastante a ser un marido ideal. Porque intento cuidarla, crear equipo con ella... Para mí es algo nuevo, porque aunque haya tenido muchas parejas, es la primera vez que doy el paso de casarme.

¿Qué ha tenido Candela Serrat que no han tenido las demás?

No lo sé. Supongo que para dar ese paso, la persona te tiene que llegar en el momento adecuado. Yo estoy ahora mucho más asentado. Estoy más tranquilo, no salgo de fiesta... La vida son etapas y ahora me toca disfrutarla con la persona que he encontrado. Simplemente es ella, no es que tenga algo que no tuvieran las otras.

¿Cómo eres como yerno?

Ideal también. (Risas) Yo creo que sí tengo un punto de ese yerno que todo padre quiere para su hija. También es verdad que los suegros que tengo son ideales.

¿Pero no impone que tu suegro sea Joan Manuel Serrat?

No, porque es alguien muy cercano y cariñoso. De hecho, hay veces que me doy cuenta de quién es mi suegro cuando veo la reacción de la gente con él. Porque Joan Manuel Serrat es una eminencia de nuestro país.

¿Cómo fue la reacción de tus padres cuando les presentaste a tu suegro, Joan Manuel Serrat?

Mi madre tuvo un momento fan cuando le conoció. Le dio un abrazo emocionada. Se llevan genial y se tienen mucho cariño. Es maravilloso que de forma natural tus padres se lleven bien con los padres de tu pareja.

Volviendo a tu carrera, ¿qué otros proyectos tienes?

Estaré toda la temporada en 'Servir y proteger'. Estreno una peli, 'El inconveniente', con Kiti Mánver y Juana Acosta. Y seguiré con la gira de teatro.

La verdad es que no has dejado de trabajar desde que empezaste.

No me puedo quejar. Igual he tenido rachas menos mediáticas, porque parece que la gente cuando no te ve en televisión se cree que no trabajas. Yo no he parado. Debo de ser de los pocos actores que no ha puesto una copa desde que llegué en 1996 a Madrid. Poder pagar las facturas ya es un éxito como actor. Además, he tenido la suerte de que me han llegado personajes que me han hecho madurar como actor. La gente te va descubriendo como actor.

¿Qué consejo darías a esos actores jóvenes que están empezando?

Que sean muy sinceros con ellos mismos, porque es una carrera muy dura.

De estos más de veinte años de carrera, ¿borrarías algo?

No, porque todo lo que he hecho me ha llevado hasta aquí y ahora mismo estoy muy feliz, tanto en lo personal como en lo profesional. No te puedes arrepentir de nada, porque es energía perdida.

Texto: Daniel I. Carande. Fotos: Diego Puerta. Ayudante de fotografía: Eduardo Zervo. Estilista: María Álvarez. Maquillaje y peluquería: Yindri Rivas. Agradecimientos: Restaurante Cinco Jotas Jorge Juan. Calle Puigcerdà, s/n. Teléfono: 915754125.