Emily Ratajkowski estrena el vestido rojo de Zara que nos gustaría ver en el armario de la reina Letizia

Con la nueva edición de la Semana de la Moda, Nueva York está que arde. Las citas en las que las invitadas recurren a sus galas más espectaculares, para ser las mejor vestidas, suceden casi a diario. Una de las últimas fiestas en las que el glamour por parte de las asistentes fue el denominador común, tuvo lugar el viernes por la noche. Y quien consiguiera coronarse con su look fue Emily Ratajkowski. Sorprendentemente, la modelo, en plena efervescencia por los diseñadores oriundos de su país, no recurrió a ninguna casa americana, sino a una con sello español y al alcance de cualquiera, Zara. La estrella de Inditex está siendo una de las marcas con más significado emocional para la empresaria. Y es que hace un año, en febrero de 2018, también la escogió cuando contrajo matrimonio con Sebastian Beard-McClard, luciendo un traje de dos piezas en color amarillo mostaza. Sin duda parece haberse convertido, por mucho que sorprenda a sus fans, en una de sus firmas de cabecera a la hora de dar la campanada en un acto especial.

VER GALERÍA

Zara Emily Ratajkowski vestido rojo reina letizia

"Apuesto a que no sabíais que era de Zara", llegó a escribir la propia modelo en sus redes sociales acompañando una imagen en la que aparecía posando con el vestido. Y, ¿sinceramente? No, nadie podría imaginar que aquel diseño -que por el color se le podría atribuir a Valentino o, fijándonos en el corte, a Calvin Klein-, era de la asequible firma española. Pero, precisamente, ahí reside el encanto de la pieza, motivo por el que nos gustaría verla en el armario de una de las mujeres de la realeza con más estilo. Entre que el rojo es una de las tonalidades predilectas de doña Letizia, y que, es un tipo de anchura que favorece la silueta, sería una creación que podríamos imaginar perfectamente como parte de los exclusivos vestidos de la Reina cuando quiere impactar

VER GALERÍA

Emily Ratajkowski

El vestido es un modelo de silueta tubo -conocida por ir ceñida a la silueta- realizado en punto, lo que favorece que se adapte a la perfección a la forma del cuerpo. El tirante ancho consigue realzar el escote de una manera fina sin que quede demasiado exagerado, un efecto que, en el caso de ser palabra de honor, sería difícil de evitar. Lo mejor, además de su precio -solo cuesta 29,95 euros-, lo que lo convierte en una opción muy asequible para todos los bolsillos cuando se necesita un look de invitada que no sobrepase el presupuesto, es que todavía se encuentra disponible. Aunque Emily ha desatado el furor por su estilismo y se ha agotado en la talla más pequeña, todavía se puede adquirir en M y L.