Judi Dench tiene la culpa de que Emily Blunt no sea cantante

Que Emily Blunt puede cantar ya lo sabemos de sobra. Lo demostró en varias ocasiones, sentenciando su capacidad vocal delante del mundo en Into the Woods y El regreso de Mary Poppins. Con semejante voz, la británica tuvo la oportunidad de dividir su carrera entre la música y el cine, sin embargo no lo hizo por culpa de Judi Dench.

(Jonny Cournoyer; © 2019 Paramount Pictures. All rights reserved.)

Podría haber sido Britney” confesó en Jimmy Kimmel Live durante su visita por la promoción de Un lugar tranquilo 2. La actriz de 37 años reveló uno de sus mayores secretos y es que durante los inicios de su carrera profesional, hubo quien se interesó en darle una oportunidad como cantante llegando a grabar varias canciones.

Me dijeron ‘Creo que tienes una buena voz y creo que puedes ser estrella pop’” contó Emily. “Les dije ‘No puedo bailar’ y me dijeron ‘No te preocupes por eso. Te enseñaremos’. Intenté aprender pero no funcionó”.

La estrella que este año veremos por partida doble en la secuela de terror y junto a Dwayne Johnson en la aventura de Disney, Jungle Cruise, afirmó que tiene miedo de hablar demasiado sobre esta parte de su vida porque no quiere que alguien encuentre las canciones que grabó por entonces. Lo que sí dijo es que una de ellas se llamaba Ring it up, pero afirma que “jamás saldrá a la luz”.

A su vez, reveló que se dio cuenta que no se le daba bien el baile y queno quería ser Britney” pero llegó a la conclusión de abandonar sus aspiraciones como cantante cuando Judi Dench le dio el consejo que marcaría el destino de su carrera profesional.

Mi primer trabajo fue con Judi Dench -la Dama- fue increíble y fue maravillosa conmigo” dijo sobre la obra teatral que compartieron en 2001 en el teatro The Haymarket de Londres, The Royal Family. Aquel trabajo fue su debut profesional, cinco años antes de darse a conocer a nivel internacional con El diablo viste de Prada. “Fui a ella en busca de consejo porque estaba muy nerviosa sobre esta carrera [la musical] y no sabía si era lo mejor para mí”.

“Y me dijo ‘Oh no, cariño, no puedes hacer los dos. No puedes actuar y hacer eso. Me convenció de que no lo hiciera” sentenció entre risas. “¿Estaría celosa?” bromeó el presentador. “Seguro que no sabía que puedo hacer múltiples tareas” añadió la actriz riendo.

Es cierto que muchos artistas han podido expandir ambas carreras en una, como Jennifer Lopez o Will Smith, incluso otras figuras clásicas como Frank Sinatra o Barbra Streisand, pero todos ellos lo lograron cuando ya tenían establecida una de sus facetas. En el caso de Emily hubiera sido muy difícil. Britney Spears y Christina Aguilera incluso intentaron pasarse al cine pero sus películas fueron un fracaso. Hasta Brie Larson comenzó su faceta profesional intentando convertirse en estrella pop, y hasta Jennifer Love Hewitt probó suerte, pero ambos intentos se quedaron en el olvido.

De todos modos, si queremos escuchar a Emily cantar tenemos dos musicales disponibles en el catálogo de Disney, mientras que el 19 de marzo volveremos a verla prácticamente en silencio de nuevo en Un lugar tranquilo 2.

Más historias que te pueden interesar: