La razón por la que si estas embarazada no debes dormir del lado derecho

·5 min de lectura

Durante el embarazo, es importante evitar cualquier tipo de estrés. Investigadores y científicos opinan que dormir del lado izquierdo evitará cualquier daño al feto

pregnant young woman
El cuerpo se va adaptando poco a poco a los cambios propios de la gestación, y él mismo te irá indicando, a su manera, cuál es la mejor postura para conseguir un buen descanso. Aunque hay unas recomendaciones generales, todo dependerá de tu estado de salud y del trimestre en el que te encuentres. (Foto: Getty)

La principal recomendación es que se debe evitar dormir boca arriba (y sobre el lado derecho) durante períodos prolongados de tiempo después de haber superado las 20 semanas. La razón de esto es que los principales vasos sanguíneos del cuerpo (la aorta y la vena cava) corren justo al lado de la columna en el lado derecho del cuerpo.

Después de aproximadamente 20 semanas, el peso del útero puede comprimir estos vasos y disminuir el flujo sanguíneo de regreso al corazón y también al bebé.

Por eso, en general, dormir del lado derecho y de espaldas está totalmente desaconsejado. Además esta postura podría causarte dolores de espalda, problemas respiratorios y gastrointestinales e incluso favorecer la aparición de hemorroides.

Históricamente, los médicos han recomendado dormir con una ligera inclinación hacia la izquierda, lo que reduce la presión sobre la aorta y la vena cava. (Foto: Getty)
Históricamente, los médicos han recomendado dormir con una ligera inclinación hacia la izquierda, lo que reduce la presión sobre la aorta y la vena cava. (Foto: Getty)

En su lugar, históricamente, los médicos obstetras aconsejan dormir del lado izquierdo, en esta postura los nutrientes de la sangre fluyen mejor hacia tu hijo. Una recomendación que también responde a cuestiones renales, ya que así es más fácil eliminar los residuos. Otra ventaja es que, al contribuir a una mejor circulación, ayuda a reducir el edema propio del embarazo y a prevenir las varices. También es una buena postura para evitar la acidez.

En qué se basa esta teoría

Si volvemos la vista atrás, los estudios realizados sugieren que esta sería la mejor posición para dormir en el embarazo. Una investigación de la Universidad de Manchester (Reino Unido), publicada en el International Journal of Obstetrics & Ginecology, demostró que las madres que dormían boca arriba tenían al menos el doble de riesgo de muerte fetal en comparación con las madres que dormían sobre el lado izquierdo. Esto se asocia a la peor perfusión sanguínea del útero y/o a las alteraciones de la respiración de la madre durante el sueño, es decir, que el peso combinado del bebé y el útero, ejerce presión sobre los vasos sanguíneos, restringiendo el flujo de la sangre y el oxígeno que llega al feto.

También se observó que las mujeres que dormían más sobre su lado izquierdo tenían un menor riesgo de reducir el suministro de sangre al feto en crecimiento y tenían un menor riesgo de dar a luz a bebés muertos en comparación con las mujeres que dormían más sobre su lado derecho.

Estos resultados se asociaron a otro trabajo anterior, un estudio de la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda, donde afirman que mantenerse boca arriba en el tercer trimestre del embarazo, podría ser más peligroso para el feto, ya que recibe menor cantidad de oxígeno. Si el bebé está sano y fuerte, esta reducción en el oxígeno no tiene importancia, afirman los investigadores, pero si presenta problemas de algún tipo podría tener consecuencias. Por otro lado, la posición materna en la que el feto sufría menos cambios era recostada sobre el lado izquierdo.

Qué se cree hoy

Aunque los trabajos mencionados sentaron precedente, no se consideraron concluyentes. De hecho, una revisión de estudios médicos de 2019 concluyó que cualquiera de los lados estaría bien. Aunque hay un pequeño matiz que a muchas nos haría decantarnos, de nuevo, por el lado izquierdo.

La revisión confirmó que dormir sobre el lado izquierdo permite un flujo sanguíneo óptimo desde la vena cava inferior (VCI) -como te hemos contado, es una vena grande que corre paralela a la columna en el lado derecho)-, permitiendo que la sangre llegue con normalidad a tu corazón y, a su vez, a tu bebé. También le quita presión al hígado y los riñones. Esto significa más espacio para funcionar correctamente, lo que ayuda con los problemas de hinchazón en tus manos, tobillos y pies.

En cuanto al lado derecho, aunque los resultados mostraron la misma seguridad que dormir del lado izquierdo, hay una salvedad. Los resultados también indicaron que existe un riesgo muy leve de que dormir sobre la derecha cause problemas de compresión con la VCI. E

Si te da miedo cambiar de postura mientras duermes puedes usar una almohada que restrinja tus movimientos y te brinde una posición cómoda. (Foto: Getty)
Si te da miedo cambiar de postura mientras duermes puedes usar una almohada que restrinja tus movimientos y te brinde una posición cómoda. (Foto: Getty)

Posturas que pueden ayudarte a dormir durante el embarazo:

  • Pies elevados y apoyados sobre unas almohadas gruesas. Esta postura es muy conveniente para evitar calambres, hinchazón de pies y para mejorar la circulación.

  • Semisentada con unos cojines de lectura que sirvan de apoyo, muy recomendable para esas noches en las que puedas tener problemas estomacales.

  • De lado, del izquierdo a ser posible, y con una almohada postural entre tus piernas. Aliviará tus calambres y el cansancio de tus extremidades contribuyendo además a mantener recta la columna vertebral.

Es importante tener en cuenta que dormir boca arriba durante un período breve puede no ser perjudicial; sin embargo, dormir de esa manera durante mucho tiempo puede restringir la circulación sanguínea del feto y también puede causar dolores de espalda, hemorroides y problemas digestivos.(Foto: Getty)
Es importante tener en cuenta que dormir boca arriba durante un período breve puede no ser perjudicial; sin embargo, dormir de esa manera durante mucho tiempo puede restringir la circulación sanguínea del feto y también puede causar dolores de espalda, hemorroides y problemas digestivos.(Foto: Getty)

De todas formas, tu principal preocupación debe ser pasar las noches de la forma más cómoda posible. El cuerpo es muy sabio y te irá indicando por sí mismo las mejores posturas durante todas las fases del embarazo. Recuerda, si tienes un embarazo de alto riesgo, consulta a tu médico sobre la mejor posición para dormir.

Más historias que pueden interesarte:

Covid-19 | Un experto recomienda la administración de melatonina a todas mujeres embarazadas

COVID-19: un estudio revela cómo afecta a los recién nacidos

¿Conoces las dos alteraciones más frecuentes durante el embarazo?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente