El embajador de la Orden de Malta, nuevo 'miembro de honor' de la Academia de la Diplomacia

Ana Caaveiro

La embajadora de Rumanía en nuestro país, Gabriela Dancau, abrió ayer las puertas de su residencia, en Madrid, para acoger el acto de nombramiento del embajador de la Orden de Malta Jean-Marie Musy como 'miembro de honor' de la Academia de la Diplomacia.

Gabriela Dancau dio comienzo a la ceremonia con un discurso en el que presentaba a los invitados quién era "su amigo", Jean-Marie Musy. De él, destacó su gran dedicación a proyectos humanitarios que, según explicaba, "le han llevado a lo largo y ancho del mundo", hasta que en 2003 recaló en España como Embajador de la Orden de Malta.

La embajadora también habló de la especial relación que Jean-Marie Musy mantiene con la Casa Real de Rumanía. En especial, con la princesa Margarita, prima del rey Felipe VI. Ambos, Jean-Marie y la Princesa, son "coétaneos e inevitablemente, entre ellos, se forjó una extraordinaria amistad. Son muchos los momentos que han compartido", detallaba Gabriela. Los años han pasado, y la Princesa es ahora la que custodia la Corona Rumana, mientras que "aquel agradable jovencito" -en referencia al Embajador de la Orden de Malta- "es un prestigioso caballero, muy querido y admirado por todos aquellos que lo conocemos y tenemos el privilegido de tratarlo".

"Le deseo un futuro tan próspero como su pasado, del que debe sentirse muy orgulloso", añadía.

Santiago Velo de Antelo, presidente de la Academia de la Diplomacia, agradeció a la embajadora rumana su amable gesto, al prestar su hogar para el acto de nombramiento. El presidente de la institución aseguró que para la Academia se trataba de una ceremonia muy importante y que era todo "un honor" para ellos la investidura de Jean-Marie Musy.

A él se unió Silos Manso, miembro de la junta de embajadores de la Academia de la diplomacia, quien habló de la extraordinaria labor social que desempeña la Orden de Malta, siempre ayudando a aquellos que lo necesitan. Silos Manso recordó una de las experiencias que ha vivido con la Orden, con la que colaboró en un comedor social: "Cómo tratábamos a la gente.... Siempre se les servía", afirmó, poniendo así énfasis en la manera tan entregada que la Orden trata a los desfavorecidos. 

El embajador Arturo Pérez fue el encargado de entregar el título a Jean-Marie Musy, quien recogió su diploma acreditativo como 'miembro de honor' de la Academia con mucho humor y humildad. "Soy un pequeño diplomático humanitario, formado en los desiertos de África", apuntó.

Al acto, acudieron diversas personalidades, como la embajadora de Chipre en España, Koula Sophianou, y el embajador de Austria en España, Christian Ebner, Álvaro Marañón, Conde de Retamoso, el Santiago Ybarra, Conde de El Abra, y Alfonso Pérez-Maura.