Elvis está vivo, historia de una obsesión periodística

·7 min de lectura
Photo credit: United Archives
Photo credit: United Archives

Antes de que Bob decidiera ser muy discreto, Elvis Presley llevaba ya veinte años vivo después de llevar oficialmente 120 meses muerto. Los tabloides estadounidenses se ocuparon de ello, manteniendo a Elvis vivo, reuniéndole con familiares y amigos, y alguno que otro, más atrevido, en un más difícil todavía, relacionándolo, sin éxito, con clonaciones alienígenas. Pero sobre todo un tabloide sensacionalista estadounidense, el Weekly World News y su director, Eddie Clontz, un P. T. Barnum ochentero (él mismo se veía así, no ha sido idea nuestra: "Somos un espectáculo y tenemos que hacer que la gente entre la carpa del circo", dijo en una entrevista con el Philadelphia Inquirer cuando se retiró del sensacionalismo), decidieron ascender los artículos de Elvis-está-vivo a la categoría de género periodístico. Es más, convirtieron los artículos de Elvis en una cruzada personal. Probaron primero con una portada en 1988 a ver cómo respiraba el mercado (o, mejor dicho, el supermercado, el principal punto de venta de este tipo de subproductos periodísticos), vendieron 1,2 millones de ejemplares (fue la portada más vendida de la historia del semanario) e iniciaron lo que solo se puede definir como un incontrolado frenesí de avistamientos de Elvis a lo largo y ancho de Estados Unidos.

Un incontrolado frenesí que, ejem, el Weekly se encargó de cubrir. En julio de 1991, reunió los testimonios más impactantes, como el de la mujer que aseguraba que le había regalado un Cadillac; el del hombre que había comprado con Elvis en un Wal-Mart; o como las jóvenes que insistían, respectivamente, que le había prestado 5 dólares y que le había hecho una RCP (entiendo que de haberse escrito hoy a esta mujer le habría hecho Elvis una PCR).

Desde ese momento el Weekly World News comenzó a informar, siempre acompañando los artículos son sorprendentes imágenes de un Elvis cincuentón y con aspecto de homo de Atapuerca, sobre cómo Elvis se rompió en julio de 1992 la pierna derecha en nada menos que un accidente de moto; sobre cómo Elvis pretendía regresar a Graceland en diciembre de 1991 en un muy norteamericano milagro de Navidad; sobre como había sido sorprendido al salir del cine después de ver El silencio de los corderos unos meses antes, en agosto de 1991... y, tachán, sobre la nueva boda de Elvis Presley. Porque según el Weekly World News, Elvis, de 57 años, se casó con una camarera treintañera de Mississippi, en agosto de 1992. El artículo incluso tenía un mensaje especial de Elvis para sus fans. En los años sucesivos Elvis se dedicó a lanzarle mensajes a través del diario a Lisa Marie, básicamente para que se divorciara de Michael Jackson. Años después, el tabloide escribiría sobre los robados de Michael Jackson y Elvis juntos por todo Estados Unidos.

En septiembre de 1994, el mismísimo Elvis, con aspecto Klingon, habló supuestamente con el semanario por primera vez de su "funeral falso" de 1977 y después de haber anunciado tres años antes el día y la hora exacta de su regreso a casa, en Graceland (por si te lo estabas preguntando: a las 00:01 del 1 de enero de 1992). Dos años después, en noviembre de 1996, el Weekly volvía a entrevistar al Rey, "Ver es creer" titulaba el periódico la entrevista con el músico de 61 años, casi veinte años después de su muerte. La foto era la misma de 1994 solo que ahora pasado por Photoshop 4.0. Los años para el Weekly no pasaban por Elvis.

Fue el propio Clontz, al frente de una redacción de dieciocho periodistas, quien escribió el primer titular Elvis está vivo en portada con el subtítulo ¡El rey del rock 'N' Roll fingió su muerte y vive en Kalamazoo, Michigan! Desde su escritorio en medio de la sala de redacción de Weekly World News, en Lantana, Florida, Clontz, fallecido en enero de 2004 y retirado del periodismo en el año 2000, sabía avivar la imaginación de su Redacción con un contundente sentido del humor. En los obituarios que le dedicó la prensa no sensacionalista, todos coincidieron en mencionar su pistola de agua SuperSoaker siempre lista para lanzar chorros de agua a sus redactores. Fue durante su tiempo al frente del semanario cuando, por ejemplo, junto a Elvis se popularizó el Niño Murciélago, "mitad murciélago, mitad humana con dientes afilados como navajas" presuntamente descubierto por un equipo de investigación del diario. Clontz, no obstante, no se tomaba tampoco muy en serio a sí mismo. Ni tampoco creía que Elvis estuviera vivo.

La mejor prueba de ello es que en 1993 dos humoristas estadounidenses quisieron poner a prueba a Clontz. Los columnistas del Washington Post Gene Weingarten y el Miami Herald Dave Barry le lanzaron un guante: ¿Se atrevería el Weekly World News, cinco años después de resucitar a Elvis, a informar que ese mimo Elvis acababa de morir? Clontz, por supuesto, recogió el guante y dieciséis años después de morir, volvió a matar a Elvis. El Weekly World News salió al kiosko con este titular de portada: Elvis muerto a los 58 años (no a los 42). Como te podrás imaginar, el semanario salió semanas después con una exclusiva que revelaba que la muerte de Elvis había sido una conspiración y que seguía vivo.

El interés del Weekly no decayó después de la salida de Clontz en el año 2000. Desde entonces han seguido siendo fieles al género periodístico que inventaron a finales de los ochenta. En mayo de 2003 se repitió el mismo formato de 1988: Elvis está vivo. La dificultad estaba ahora en que el músico llegaba a los ochenta y había que encontrar nuevas fotos. No fue un problema: se podían encontrar perfectamente fotos de Elvis de espaldas comiéndose un bocadillo en el banco de un parque junto a Lisa Marie, también de espaldas. En noviembre de 2003 encontraron imagénes en las que se le veía de frente, en silla de ruedas y de regreso a Graceland.

Desde entonces la edición digital del medio ha seguido insistiendo, con menos intensidad y menos repercusión, en la vitalidad del artista, más que nada porque como cuasi nonagenario con tantos problemas de salud en el pasado cada vez es más difícil... encontrar nuevas pruebas. Hasta el punto que han tenido que recuperar las pruebas de 2003 y presentarlas en 2021 de nuevo... como si las acabaran de encontrar: la misma portada de 2003 con Elvis en silla de ruedas es la demostración de que seguía vivo en 2021. Con la siguiente justificación de la nueva-vieja imagen:

Los analistas fotográficos encargados por Weekly World News dicen que la fotografía, tomada por una mujer de 53 años que dice que se coló en los terrenos de Graceland a través de una puerta abierta después de que cerró por el día, no ha sido alterada ni retocada. Y aunque no pueden decir con seguridad si el anciano en silla de ruedas es Elvis o un simple parecido, un experto nacionalmente conocido dice con un 98 por ciento de certeza: es El Rey. "A juzgar por mi análisis de las explosiones, el hombre es Elvis o, si no es Elvis, alguien que envejeció exactamente como nuestros modelos de computadora dicen que habría envejecido Elvis, lo cual es una imposibilidad virtual", dice Phil Tellers de Washington, quien ha trabajado con la policía. departamentos de todo el país para "envejecer" a los niños secuestrados en modelos informáticos. El notable avistamiento sigue de cerca el reclamo de una camarera que dice que le sirvió un sándwich a Elvis en un restaurante de Laguna Beach, CA. Como bien saben los fanáticos de Elvis, las circunstancias que rodearon la muerte del Rey en 1977 fueron, en el mejor de los casos, misteriosas. Los dolientes que estaban allí dijeron que Presley estaba sudando profusamente mientras yacía en el ataúd antes de su muerte. Y eso ha alimentado rumores persistentes y convincentes de que estaba vivo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente