Elsa Pataky presume de músculos en su nueva película para Netflix

·2 min de lectura
Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

La actriz española tiene, posiblemente, uno de los cuerpos más tonificados y fuertes que hemos visto nunca. Y no, no son fruto de una genética privilegiada, como podrían pensar muchos. Elsa Pataky comenzó hace dos años a entrenar para su último proyecto cinematográfico y el próximo verano podremos ver los resultados en la película de acción Interceptor que se estrenará en Netflix el 6 de junio.

Para ponerse en forma (aunque ya lo estaba), Elsa contó con la ayuda de un entrenador personal que llevó su cuerpo al límite. "Sabía que tenía que empezar a trabajar con pesas para ponerme más musculosa", aseguraba en una de las entrevistas. Por eso la intérprete tuvo que subir el nivel en sus entrenamientos con sesiones en las que incluyó desde entrenamiento de fuerza a tonificación con Animal Flow.

Ese entrenador personal es Ross Edgley, quien también se encarga de crear las rutinas de ejercicios para los hermanos Hemsworth.

La española se metió tanto en su papel de capitán en esta cinta que llevó su preparación para él también al límite: "Me traje a casa una pistola de juguete para practicar y les enseñé a mis hijos una pelea que tengo que hacer y estaban muy emocionados. Especialmente mi hija, que tiene dos hermanos que no paran de decirle 'somos más fuertes que tú' y ella siempre les dice '¡no puede ser!'".

Elsa Pataky, más en forma que nunca a los 40

"Me siento más fuerte, más en forma e infinitamente más capaz –tanto personal como profesionalmente–, en esta década que a los 30 años", nos contaba. Además, en septiembre de 2020 se enfrentó a un reto sin precedentes.

"Hice algo que nunca jamás soñé que sería capaz de hacer físicamente (o mentalmente): correr 62 kilómetros en una prueba de relevos de 31 horas sin parar. Era la única mujer en un equipo de seis extremistas confesos del ejercicio. Y, para ser sincera, me encantó cada segundo de la prueba. A lo largo de dos noches agotadoras y un día completo, nos esforzamos por superar el dolor e hicimos el mismo recorrido en bucle, una y otra vez, hasta que finalmente cruzamos la línea de meta exhaustos pero totalmente triunfantes a las 4 de la mañana", aseguraba. ¡GUAU!

Porque Elsa Pataky lo tiene claro: "El ejercicio es una herramienta tan poderosa que me ha salvado de algunos de mis momentos más bajos".

You Might Also Like

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente