Elon Musk retoma la compra de Twitter; afirma que pagará los $44 mil millones

APTOPIX Mercados financieros Wall Street Musk Twitter (Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved)
APTOPIX Mercados financieros Wall Street Musk Twitter (Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved)

Elon Musk otra vez quiere comprar Twitter, y Twitter se muestra dispuesto. El director general multimillonario de Tesla propuso comprar la empresa al precio originalmente acordado de US$44 mil millones. Así, la tumultuosa odisea de meses parece estar más cerca de concluir.

Musk manifestó el cambio sorprendente no en Twitter, como ha sido su costumbre, sino en una carta a Twitter que la compañía reveló en una presentación el martes ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU.

Esto surge menos de dos semanas antes de que comience un juicio en Delaware entre las dos partes por el intento de Musk de retractarse del acuerdo. Musk también enfrenta una declaración programada por parte de los abogados de Twitter a partir del jueves.

En respuesta, Twitter sostuvo que tiene la intención de cerrar la transacción a US$54,20 dólares por acción después de recibir la carta de Musk. Pero la empresa no llegó a decir que retirará la demanda contra el multimillonario director de Tesla. Los expertos dijeron que eso tiene sentido dada la relación contenciosa y la falta de confianza entre las dos partes.

“No creo que Twitter renuncie a la fecha de su juicio solo por la palabra de Musk; necesitará más certeza sobre la ejecución”, dijo Andrew Jennings, profesor de la Facultad de Derecho de Brooklyn, y señaló que a la empresa también podría preocuparle que la propuesta de Musk sea una táctica para retrasar. Después de todo, ya intentó sin éxito posponer el juicio dos veces.

El comercio de acciones de Twitter, que se había detenido durante gran parte del día a la espera de la publicación de las noticias, se reanudó el martes por la noche y se disparó un 22 por ciento para cerrar en $52.

Pero incluso si el acuerdo ahora se lleva a cabo sin interferencias, es demasiado pronto para decir que Twitter ganó, dijo Jasmine Enberg, analista de Insider Intelligence.

“El acuerdo resolverá parte de la incertidumbre a corto plazo en la empresa, pero, en esencia, Twitter está en el mismo lugar que estaba en abril”, dijo. “Todavía hay mucha incertidumbre sobre lo que Musk pretende hacer con Twitter, así como sobre el futuro de una empresa con un líder que ha vacilado en su compromiso de comprarla. Y si algo hemos aprendido de esta odisea es que Musk es impredecible y que aún no ha terminado”.

La propuesta de Musk es el último giro en una odisea de alto perfil que involucra al hombre más rico del mundo y una de las plataformas de redes sociales más influyentes. Gran parte del drama se ha desarrollado en Twitter, y Musk, que tiene más de 100 millones de seguidores, lamentó que la empresa no estaba a la altura de su potencial como plataforma para la libertad de expresión y tenía demasiados bots.

Si bien quedan algunos obstáculos logísticos y legales, Musk podría estar a cargo de Twitter en cuestión de días, sin importar el tiempo que tarden él y sus coinversores en reunir el efectivo, comunicó Ann Lipton, profesora asociada de derecho en la Universidad de Tulane.

Una carta del abogado de Musk fechada el lunes y divulgada por Twitter en una declaración de valores decía que Musk ejecutaría la fusión firmada en abril, siempre y cuando el Tribunal de Cancillería de Delaware “emita una suspensión inmediata” de la demanda de Twitter en su contra y aplace el juicio programado para comenzar el 17 de octubre.

Los abogados de Musk no respondieron a las solicitudes de comentarios el martes.

Musk lleva meses tratando de retractarse del trato después de firmar para comprar la empresa de San Francisco en abril. Los accionistas ya aprobaron la venta y los expertos legales afirman que Musk enfrentó un gran desafío para defenderse de la demanda de Twitter, que se presentó en julio.

Eric Talley, profesor de derecho en la Universidad de Columbia, dijo que le sorprende el cambio de rumbo de Musk.

“Sobre los méritos legales, su caso no parecía tan sólido”, dijo Talley. “Parecía un caso de remordimiento del comprador bastante simple”.

Musk afirmó que Twitter subestimó la cantidad de cuentas falsas en su plataforma, y Twitter demandó cuando Musk anunció que cancelaría el trato.

El argumento de Musk se basó en gran medida en la acusación de que Twitter tergiversó la forma en que mide la magnitud de las cuentas de “bots de spam” que son inútiles para los anunciantes. La mayoría de los expertos legales creen que enfrentó una ardua batalla para convencer a la canciller Kathaleen St. Jude McCormick, jueza principal de la corte, de que algo cambió desde el acuerdo de fusión de abril que justifica la rescisión del trato.

Musk se mantuvo en silencio sobre el giro de los acontecimientos en Twitter hasta el martes por la tarde, cuando tuiteó que “Comprar Twitter es un acelerador para crear X, la aplicación de todo” sin más explicaciones.

____

Marcy Gordon, periodista de Associated Press en Washington, D.C., contribuyó a este reportaje.