Ellen DeGeneres intenta limpiar su imagen en su discurso ganador de los People´s Choice Awards

Cine 54
·3 min de lectura

Con menor repercusión mediática de lo habitual –este no es el año–, la noche del pasado domingo 15 de noviembre se entregaron los People´s Choice Awards que, desde 2017, concede la cadena E!

Y en esta ocasión hubo una protagonista indiscutible: Ellen DeGeneres, la presentadora caída en desgracia tras salir a la luz, a lo largo de todo este año, numerosas acusaciones sobre el ambiente de trabajo “tóxico que habría fomentado y tolerado en su programa.

La presentadora de 62 años quiso dedicar el premio a su “increíble equipo”, pero muchos ponen en duda su sinceridad tras las acusaciones de fomentar un “ambiente laboral tóxico”. (Imagen: @theellenshow)
La presentadora de 62 años quiso dedicar el premio a su “increíble equipo”, pero muchos ponen en duda su sinceridad tras las acusaciones de fomentar un “ambiente laboral tóxico”. (Imagen: @theellenshow)

Y es que la cómica y presentadora de 62 años se alzó con el premio al Mejor Talk Show Matutino de 2020, y al recoger su trofeo quiso dar las gracias a su “increíble equipo” –un gesto que muchos han interpretado como un descarado intento por lavar su imagen.

En efecto, DeGeneres subió personalmente al escenario para aceptar el premio en la ceremonia de formato híbrido (presencial/online), declarando: “Gracias. Desde lo más profundo de mi corazón, gracias”.

No solo acepto este premio por mí misma, sino en nombre de mi increíble equipo y mis colaboradores, que hacen posible el programa, que vienen cada día a trabajar, dan el 100% de sí mismos, el 100% de las veces”.

Son 250 personas, por 170 programas al año, por 18 años. Si me llevo el 2 y divido por 11…”, bromeaba DeGeneres. “Lo que quiero decir es que les amo a todos. Y les doy las gracias a todos”.

Sé de dónde viene este premio: gracias a la gente”, prosiguió. “Gracias a todos los fans que me apoyan, por manteneros a mi lado. No puedo deciros cuán agradecida estoy. Esto significa más de lo que puedo decir”.

Bromeando nuevamente sobre el trofeo, DeGeneres dijo: “Voy a frotarlo con desinfectante Lysol y a ponerlo en mi estantería”.

Recordemos que, el pasado mes de septiembre, DeGeneres volvió al estudio de grabación (hasta entonces había retransmitido el programa desde su domicilio) y respondió a las acusaciones de fomentar un entorno laboral tóxico (según recogió BuzzFeed).

Descubrí que aquí habían sucedido cosas que nunca deberían haber sucedido”, dijo entonces. “Me tomo esto muy en serio y quiero pedir disculpas a las personas que se vieron afectadas”.

El artículo de BuzzFeed recogía las acusaciones de varios antiguos trabajadores de DeGeneres, quienes recordaban comentarios racistas y otros comportamientos abusivos por parte de empleados que siguen trabajando para el programa, así como de altos cargos.

Tras las acusaciones, WarnerMedia abrió una investigación sobre el entorno laboral de The Ellen DeGeneres Show, y los productores ejecutivos Ed Glavin, Kevin Leman y Jonathan Norman abandonaron el programa.

Lo cierto es que el discurso de DeGeneres, pretendidamente emotivo, simpático y reconciliador, ha sido recibido con escepticismo por parte de varios usuarios de las redes, que no olvidan la polémica que ha enturbiado seriamente la imagen de la presentadora durante los últimos meses:

Más historias que te pueden interesar: