ELLE Talks All In One: Investigación con esperanza

elle talks
ELLE Talks All In One: Investigación con esperanzaGuillermo Jiménez y Fernando Roi

El auditorio del espacio All In One de CaixaBank de la plaza de Colón volvió a abrirnos las puertas para reunirnos en una nueva edición de nuestros ELLE Talks. En esta ocasión, una mesa redonda interesante y sobre todo, necesaria: investigación para la esperanza. Una conversación con tres mujeres que tienen mucho que aportar y decir al respecto.

Contamos con la participación de Eva Ciruelos, Oncóloga del Hospital 12 de Octubre, Vicepresidenta del grupo de investigación en cáncer de mama SOLTI y Coordinadora de la Unidad de Mama de HM Hospitales; Sandra Ibarra, Presidenta de la Fundación Sandra Ibarra y Eva González Suárez, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y líder del Grupo de transformación y metástasis en cáncer de mama. La conversación estuvo moderada por Paloma Leyra, directora de Proyectos Especiales de ELLE y en ella pusimos sobre la mesa todas las necesidades y realidades de la que, como bien recalcó Sandra Ibarra, es la auténtica pandemia mundial.

elle talks
Guillermo Jiménez y Fernando Roi

Los datos son clave: en Europa, hay 12 millones de personas supervivientes de cáncer. 32,7 millones en todo el mundo. Y la investigación y el trabajo multidisciplinar son claves para que estas cifras sigan dando esperanza a quien en la primera consulta oncológica, reciben un diagnóstico de cáncer.

En el caso del cáncer de mama, la esperanza es aún mayor: según la doctora Ciruelos, tiene un porcentaje de curación de un 90%.

Pero, ¿qué echan en falta todos los profesionales que se dedican a multiplicar las esperanzas de quienes han recibido este diagnóstico recientemente?


Quienes nos cuidan, quienes velan por nuestra seguridad y nuestra salud, quienes nos acompañan... echan en falta muchas cosas. Para empezar, TIEMPO.

"Un buen clínico tiene que ser paciente y ayudar, pero también tiene que ser capaz de detenerse a pensar en el paciente, a escuchar, a captar sus inquietudes y a tener una buena conexión con la investigación para encontrar respuestas", explicaba la doctora Ciruelos.

Porque como también recalca Ibarra, que con su fundación acompañan a no sólo los pacientes, sino también a los supervivientes, "no se trata sólo de curar, sino también de cuidar a las personas, física y emocionalmente".

Las 3 coinciden: el cuidado del superviviente también es importante. Y recuerdan un dato: la causa principal de mortalidad de una persona que se cura del cáncer, son patologías cardiológicas. "Faltan revisiones y falta tiempo para un buen cuidado posterior", reclaman casi al unísono.

En la Fundación de Sandra Ibarra han creado, por esta razón, una "escuela de vida": "Se registra la muerte, pero no se registra la vida. Y nosotros queremos cuidar al paciente y al superviviente", dice.

Y aunque en cuanto al estigma social admiten haberse avanzado muchísimo, no ha sido igual en cuanto a los modelos organizacionales: "tenemos modelos organizacionales del siglo pasado. Teníamos el mejor sistema de sanidad pública, pero actualmente hay que mejorar y renovarlo. Hay que formar de nuevo a los profesionales", recuerdan.

Y esta renovación es una necesidad, porque según los estudios, la doctora Ciruelos advierte: "En el año 2020, hubo más muertes por cáncer que por COVID. Y en 2040, 2 de cada 3 europeos tendremos un cáncer".

Tras la curación de un paciente, la mayoría de ellos termina muriendo por su vulnerabilidad ante cualquier otra enfermedad o factor que nada tiene que ver con el cáncer. Piden mejoras y lanzan preguntas al aire que sólo tienen una respuesta: la investigación activa y el trabajo multidisciplinar. Si se invierte tanto en la curación de un paciente, ¿por qué no seguir con la inversión tras esa curación para que el superviviente no sea tan vulnerable? Si se fue capaz de crear 8 vacunas en un año para el COVID, ¿por qué no invertir el mismo esfuerzo en la que es la lacra actual de la humanidad?

Y no sólo esa inversión debe hacerse en los laboratorios. Esa inversión debe ser mucho más amplia. Incluso en la re-educación. Porque como recuerda Ibarra: "no sabemos cuidarnos. No sabemos comer. No sabemos apenas nada de nuestra salud." Y recuerdan: "1 de cada 3 casos de cáncer es evitable si uno se cuida".

La salud, como bien recalcan, es transversal. Sin salud, no hay avance.

elle talks
Guillermo Jiménez y Fernando Roi

Las expectativas de futuro

Eva González matiza que "es esencial liberar tiempo a los clínicos para que puedan dedicar tiempo a la investigación. Hay que hacer una inversión estructural de base porque lo limitante ahora mismo, es el tiempo".


Y a esto, hay que sumar la fuga de talentos oncológicos de nuestro país. "8 de cada 10 investigadores que se van de nuestro país, no vuelven", recuerda Ciruelos.

Les preguntamos por su deseo para el futuro. Y tienen una larga lista de deseos, a cada cual más importante. "Apoyo sostenido a la ciencia. Una mayor conciencia de todos. Un modelo organizacional que cambie la realidad de las personas. Una mayor agilización de los procesos...", pide Ibarra. Ciruelos incide en la multidisciplinaridad y en el seguimiento del paciente. Y González Suárez vela por una confianza en la investigación con hechos.

Pero si hay un deseo en el que coinciden las tres es en la gran apuesta en salud.

La tarde fue una auténtica lluvia de ideas de futuro que, esperamos de corazón, todas lleguen a puerto, se cumplan y se puedan seguir salvando vidas. Y nada mejor que terminar con la actitud de Ibarra, que recuerda a todo aquel que se haya enfrentado con un diagnóstico de cáncer que "en el cáncer, como en la vida, puedes elegir la actitud con la que afrontarlo. Elige vivir".

elle talks
De izquierda a derecha, Paloma Leyra, Eva González Suárez, Sandra Ibarra, Eva Ciruelos y Rafael Herrador, Director Territorial de CaixaBank en Madrid.Guillermo Jiménez y Fernando Roi