Elle Fanning: "Me gusta rodearme de mujeres en el set de rodaje".

Photo credit: Paco Rabanne
Photo credit: Paco Rabanne

A sus 24 años de edad, Elle Fanning puede presumir de ser una actriz veterana. Se puso frente a una cámara profesional en ‘Una mujer difícil’, cuando podía contar su edad con los cinco dedos de una mano. No era su primer vez en un rodaje, ya había actuado con apenas dos años en ‘Y soy Sam’ para interpretar a la versión más joven del personaje de su hermana, la también actriz Dakota Fanning. Desde entonces no se ha alejado del mundillo de las series y del cine. ¿Su último hito? Convertirse en la nueva musa del perfume ‘Fame’, de Paco Rabanne. "Me encantan sus notas de jazmín y mango. Es un perfume muy fresco y se puede llevar de día o de noche", nos explica la actriz. Pero este perfume esconde algo más: su frasco-joya de diseño que ya se ha convertido en toda una necesidad.

Elle muy pequeña cuando marcó el camino que seguiría profesionalmente. “Mi carrera consiste en jugar a fingir y, como lo hago desde que era muy pequeña, me ha permitido vivir en mi imaginación. No tengo miedo de soñar y asumir riesgos”, son las palabras con las que describe cómo su trabajo ha influido en ella como persona. De niña encandilaba al espectador por su apariencia dulce e inocente y, fuera de la ficción, ha demostrado que esa nube maldita que acechaba a los niños actores no ha caído sobre ella ni sobre su hermana.

“Con independencia de qué tipo de personaje esté interpretando, siempre intento tener empatía. Aprendo sobre mí misma con cada personaje que interpreto”, ha confesado la actriz, que siempre se muestra con una sonrisa agradable en sus apariciones públicas.
Sus ojos azules han protagonizado numerosos planos cortos y con su melena rubia ha encarnado a conocidos personajes como la reina Catalina la Grande y la princesa de Disney Aurora.

Inmersa en el rodaje la tercera temporada de ‘The Great’, admite que a quien tiene en mente es, precisamente, a Catalina. “Es la vez que más tiempo he interpretado a un personaje y ella ha significado mucho para mí a medida que descubro quién quiero ser en este mundo”, dice. Además, este proyecto le ha permitido lucir increíbles trajes, elaborados por la diseñadora Sharon Long que, para ella, “es un sueño hecho realidad”. “La reflexión y el cuidado que se ponen en cada estilismo son increíbles”, añade, eligiendo el vestido de la coronación en la segunda temporada como su favorito.

Ha tenido la oportunidad de trabajar con numerosas directoras, entre ellas Sally Potter y Sofia Coppola: está encantaba por haber podido compartir rodaje con otras mujeres. “Crean un entorno propicio para que todas prosperemos. Definitivamente, quiero dirigir y sé que algún día lo haré”, desvela.

Photo credit: Paco Rabanne
Photo credit: Paco Rabanne

Pero, además de sus éxitos como actriz, Elle también se ha convertido en un icono de la moda. “Me expreso totalmente a través de la ropa”, dice, explicando que su estado de animo influye en lo que se pone. En cuanto a sus referentes, admite que se ve inspirada por “Grace Kelly, Mary-Kate y Ashley Olsen, Alexa Chung, Carolyn Bessette-Kennedy y Marilyn Monroe”. En su última aparición en los premios Emmy robaba toda la atención con un vestido diseñado por Sharon Long, el cual se convertiría en uno de los favoritos de la noche.

Y, de la moda, al mundo de la belleza. Cuando le preguntan por el primer olor que recuerda, evoca a una divertida anécdota de su infancia. “Recuerdo haber mezclado todos los perfumes de mi abuela. Me sentía muy adulta rociándome perfume”, rememora, sin entrar en detalles sobre cómo terminó aquel experimento infantil.

Lejos de toda la esfera mediática, las elegantes galas de premios y los estrenos de películas, ella logra dar un paso atrás y conservar una vida privada en la que mantiene los pies en la tierra. Termina un día de trabajo, se quita el elegante vestido de época con el que la han transformado en una reina y procede a darse un baño y ver un ‘reality’. Los fines de semana los aprovecha para ir a un mercado de productos locales para cocinar.

Photo credit: Paco Rabanne
Photo credit: Paco Rabanne

Elle Fanning está destinada a ser esa cara conocida en la gran pantalla y ese nombre que garantiza que una película va a ser buena, simplemente por su aparición. Y, como futuro clásico, hoy resplandece como imagen de otro clásico: el perfume FAME. Le han precedido Audrey Hepburn, Brigitte Bardot, Jane Fonda y Françoise Hardy, algo que ella describe como “un honor” por poder “estar entre mujeres emblemáticas”.

Las define como mujeres “que no se esfuerzan demasiado” y que son “naturales y sofisticadas”. Son adjetivos que, en buena parte, coinciden algunos de los papeles que ha interpretado y el aura que ella misma destila.