Elizabeth Olsen deja en evidencia la contradicción de esos directores que critican las películas de Marvel

·3 min de lectura

Criticar a Marvel parece que se ha convertido en un movimiento habitual dentro de los círculos de prestigio de Hollywood. Hablamos de directores como Martin Scorsese, Francis Ford Coppola, Jane Campion, Denis Villeneuve o Ridley Scott, que en los últimos años al ser preguntados por esta taquillera franquicia de superhéroes de Disney mostraron su poca devoción a este género que no para de amasar millones en los cines.

Pero las estrellas del cine superheroico no quieren quedarse calladas ante este poco aprecio a los héroes de los cómics en la gran pantalla. Y Elizabeth Olsen, a quien hemos vuelto a ver como Bruja Escarlata en la reciente Doctor Strange en el multiverso de la locura, ha salido a admitir su frustración y a lanzar un mensaje afilado hacia todas estas voces críticas. Por muy prestigiosas que sean.

Elizabeth Olsen como Bruja Escarlata en Doctor Strange en el multiverso de la locura (Foto: Jay Maidment/©Marvel Studios 2022. All Rights Reserved)
Elizabeth Olsen como Bruja Escarlata en Doctor Strange en el multiverso de la locura (Foto: Jay Maidment/©Marvel Studios 2022. All Rights Reserved)

En una entrevista con The Independent, Olsen ha tratado de aportar claridad al asunto y hacer entender a todas estas voces de la experiencia de Hollywood que, con sus comentarios, lo único que consiguen es que estas producciones “parezcan un tipo de arte menor”. Lo que, sin duda, cree que es un completo menosprecio a los múltiples profesionales del séptimo arte que hay trabajando tras cada producción de Marvel.

"No digo que estemos haciendo películas artísticas independientes, pero creo que eso le quita algo a nuestro equipo, lo que me molesta", afirmaba en la entrevista. "Estos son algunos de los escenógrafos, diseñadores de vestuario y operadores de cámara más asombrosos. Siento que menospreciarlos con ese tipo de críticas les quita mérito a todas las personas que hacen películas premiadas, que también trabajan en estos proyectos".

Y no le falta razón. Al final, guste o no el cine de Marvel, no se puede negar que ofrece producciones inmensas que dan trabajo a miles de artistas y técnicos del sector que tratan de desempeñar su talento en pantalla. Y despreciar esto, es sin duda una falta de respeto a la profesión que tanto aman todos estos cineastas que tan abiertamente cargan contra la franquicia de superhéroes de Disney.

"Desde el punto de vista de un actor, el que sea, lo entiendo. Entiendo totalmente que hay un tipo diferente de actuación que está ocurriendo. Pero sí creo que arrojar a Marvel debajo del autobús resta mérito a los cientos de personas talentosas del equipo. Ahí es donde me pongo un poco agresivo con esto", continuaba Olsen.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Si recordamos, Martin Scorsese le dijo a la revista Empire en 2019 que las películas de Marvel están más cerca de los “parques de atracciones” que del arte cinematográfico. Por su parte, Ridley Scott, durante la promoción de La casa Gucci el pasado 2021, cargó duramente contra los guiones de estas producciones superheróicas, señalando a Deadline que le parecen faltos de calidad y aburridos. Francis Ford Coppola tampoco se quedó atrás y a principios de 2022 señaló en GQ que “una película de Marvel es un prototipo de película que se hace una y otra y otra y otra y otra vez para verse diferente". Lo mismo con Jane Campion, que las calificó de “ruidosas”y “ridículas” en una intervención en Variety mientras promocionaba El poder del perro durante la última campaña de los Óscar.

A su vez, Denis Villeneuve dijo que la franquicia de Disney estaba convirtiendo a los espectadores en "un poco zombis". “Quizás el problema es que estamos frente a demasiadas películas de Marvel que no son más que un 'cortar y pegar' de otras” opinaba a El Mundo durante la promoción de Dune. Hasta el padre del cine catástrofe moderno, Roland Emmerich, se metió en el ajo sentenciando que "Marvel, DC Comics y Star Wars [...] están arruinando un poco nuestra industria, porque ya nadie hace nada original”.

Es entendible que no lleguen a conectar con estas propuestas puramente palomiteras y que arrastran varios de los problemas que señalan, pero, como bien destaca Olsen, detrás de estas críticas a los guiones, a su estética o a su acción, hay duras palabras que afectan a los muchos departamentos de artistas y técnicos que han trabajado por sacar la producción adelante. Y siendo voces tan importantes en Hollywood, que aman el cine y que disfrutan el arte de su oficio, deberían cuidar más las implicaciones de sus palabras antes de criticar tan duramente a un tipo de cine como el de Marvel.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente