Elíxires de belleza naturales que tonificarán tu piel (algunos los tienes en casa)

Hoy, muchos percibimos el tónico como un producto secundario en el cuidado facial, pero no en vano siempre había una botellita de agua de rosas -el tónico por excelencia- en el tocador de nuestras abuelas.

Getty Images

Por años se ha recomendado el uso de tónicos para refrescar la piel y cerrar los poros y así como aportaban beneficios a aquellos rostros retratados en blanco y negro, siguen siendo útiles hoy en día para quienes prefieren los productos naturales.

La función del tónico es equilibrar el pH de la piel después de la limpieza o de algún tratamiento y, según sus ingredientes, pueden tener un efecto calmante, astringente o hidratante. No es para limpiar la piel, a diferencia del agua micelar.

La doctora Katiuska Rivera, especialista en estética médica y fotomedicina, con consulta internacional y sedes en Quito y Caracas, explica que aunque no hay evidencia científica que respalde el uso productos naturales como tratamiento tópico, hay algunos muy nobles que se pueden indicar.

Los beneficios de los ingredientes naturales se obtienen al consumirlos como alimentos, no cuando los aplicamos. Los efectos de estos productos aplicados en casa están relacionados más con la sensación confortable o fresca que puedan transmitir”, asegura Rivera y agrega que aunque la mayoría de las cremas, mascarillas, tónicos y otros productos en la cosmética vienen de ingredientes naturales como frutas, raíces o plantas, esos componentes pasan por procesos químicos que permiten extraer las moléculas que son realmente efectivas.

Es importante tener en cuenta que natural no quiere decir inocuo, con lo cual lo más recomendable es aplicar los tónicos hechos en casa cuando se tiene una piel sana, sin acné o sin condiciones especiales para evitar reacciones adversas.

“Dentro de mis prácticas, si hago un tratamiento agresivo con láser, puedo recetar un tónico de agua de avena o de agua de manzanilla en pro de ayudar a los pacientes que por alguna razón no tienen acceso a los productos comerciales”.

Lo más importante, según recomienda la especialista, es que los ingredientes se seleccionen con sentido común y conciencia de cuáles pueden ser más o menos agresivos. No es lo mismo usar avena y miel, que limón y vinagre.

Getty Creative

Tónico como parte de la rutina diaria

Rey Sandoval, especialista en cabello y maquillaje, y quien ha trabajado para celebridades como Belinda, Edgar Ramírez, Geraldine Bazán, Horacio Pancheri y Natalia Téllez, entre otras, comenta que los productos elaborados con ingredientes naturales ofrecen muchos beneficios, porque más que estar en boga o ser parte de una tendencia, son menos abrasivos al no tener detergentes, talco, parabenos, éter, y otros compuestos.

“Existen líneas en el mercado elaboradas con ingredientes naturales ideales para quienes buscan opciones menos abrasivas y respetuosas con el ambiente. Por ejemplo, entre los ingredientes que marcan la diferencia en estos productos está el vino, pues sus componentes, como el ácido salicílico, poseen virtudes regenerativas y nutritivas”.

Asimismo, Sandoval recomienda ser muy cuidadosos con seguir los pasos de limpieza adecuados en la rutina de belleza. “Nosotros, en Ciudad de México, por ejemplo, debemos ser muy meticulosos por los niveles de contaminación ambiental. Yo recomiendo el uso fundamental de limpiador, sea en gel o en pastillas, tónico y luego aplicar hidratante y protector solar y asimismo seguir una rutina para la noche”.

Si bien están disponibles en farmacias y supermercados, siempre puedes hacer agua de rosas en casa, así como otros tónicos con distintas características.

El agua de rosas

"El agua de rosas es un elixir de belleza que ya usaban nuestras abuelas… Es muy recomendable por sus múltiples beneficios, ya que es relajante, antinflamatoria, descongestionante, regeneradora…”, afirma el maquillador Lewis Amarante.

Selecciona pétalos de rosas frescos y limpios, preferiblemente rojos o rosas, hasta completar una taza. Ponlos al fuego con dos tazas de agua destilada. Al hervir, baja la llama, tapa la cacerola y mantén la cocción por unos 10 minutos. Apágalo y deja reposar durante una hora. Luego, revuelve, filtra la mezcla y guarda en envases de vidrio limpios y herméticos en el refrigerador.

Getty Creative

Agua de avena

En un litro de agua, colocar dos cucharadas de avena en hojuelas, se lleva a un hervor por dos o tres minutos. Se deja enfriar y se reserva en un frasco limpio y hermético en el refrigerador. Debe usarse en un plazo máximo de 48 horas.

Se recomienda en pieles con prurito, picor, irritación, o pieles inflamadas.

Agua de manzanilla

El agua de manzanilla refresca y disminuye la producción de grasa. Se usa para pieles inflamadas y tiene efecto astringente. Se prepara como un té un poco más diluido que como se prepara para tomarlo.

Al no tener preservantes ni conservantes, es recomendable para un solo uso.

Otras plantas ideales para tónicos faciales

En su libro Plantas medicinales, William A.R.Thomson, D.M. señala que plantas como el romero, la menta piperita, la milenrama y la malva, entre otras, son beneficiosas como tónicos en compresas y como tratamientos faciales de vapor.

Se utilizan hirviendo una taza de agua con la hierba seleccionada, se filtra. Se deja entibiar, se sumerje una tela como algodón, lino o gasa, se exprime y se coloca sobre la piel. Tras unos minutos, se lava el rostro con agua fría.

El único beneficio que sí está garantizado de estos tratamientos es la gran sensación de placer y satisfacción de hacer algo por nosotros mismos.