Elisabet Casanovas: ‘Grabar ‘La Ruta’ ha sido todo un reto’

la ruta elisabet casanovas
Entrevista con Elisabet CasanovasBeatriz Velasco - Getty Images

Elisabet Casanovas (Barcelona, 1994) está que no para. Desde que nos encariñamos con ella gracias a su papel en 'Merlí', allá por 2015, la actriz ha ido escalando poco a poco, con mucho trabajo y, lo más importante, gracias a que nació con un gran talento. Cuando Elisabet aparece en pantalla es arrolladora, transmite, consigue que conectes con ella. Ejemplos que tenemos recientes los encontramos en la adaptación de Netflix del libro de Elísabet Benavent 'Fuimos canciones', donde hace de Jimena; y en la serie que protagonizó y se estrenó en 2020, 'Drama', por no hablar de su participación en 'Chavalas' (2021). Y ahora tendremos la suerte de disfrutar un poquito más de ella. Será en la serie 'La Ruta', en ATRESplayer Premium.

Por si todavía no te suena, te animamos a ficharla ya, porque el contexto en el que desarrolla igual te pilló pequeña, pero enmarca algo que sucedió en nuestro país y que, de hecho, a día de hoy sigue representando un momento muy concreto de nuestra historia, y que ha dejado tanto huella como secuelas.

'La Ruta' desarrolla en historia de ficción la conocida 'Ruta del Bakalao' y en ella veremos el viaje de un grupo de amigos de Sueca (Valencia), desde su despedida en una masificada Ruta Destroy, en 1993, hasta el día que entraron en Barraca por primera vez, en 1981, cuando tanto ellos como 'la fiesta' aún conservaban su inocencia. Según AtresMEDIA, "para recrear 'La Ruta' ha habido un exhaustivo trabajo de localización para que el espectador también experimente el viaje a la Valencia de los años 80 y 90. En la serie se han recreado algunas de las discotecas más importantes de la época, como Puzzle, Espiral, N.O.D., ACTV, Spook, Barraca o Chocolate". Y la serie cuenta con un elenco de lujo, entre los que se encuentran Àlex Monner, Claudia Salas, Ricardo Gómez, Guillem Barbosa y Elisabet Casanovas.

¡Ficha lo que nos ha contado esta última!

la ruta elisabet casanovas
De izquierda a derecha, Guillem Barbosa, Elisabet Casanovas, Àlex Monner, Claudia Salas y Ricardo Gomez.Beatriz Velasco - Getty Images

¿Tuviste referentes a la hora de crear a tu personaje?

Para mí era muy importante, más que tener un referente que podría tener en una primera capa, los personajes que se crean en relación con los demás. Este es un viaje entre unos amigos que va para atrás en el tiempo. Por una parte, está esa cosa de qué significa y que espacio ocupas tú en la ruta, ya que cada personaje va ligado a un ámbito dentro de ese movimiento. A nivel de clase social, Nuria, mi personaje, viene de un ámbito artístico y de izquierdas, y se maneja entre dos mundos: el suyo y el de la ruta. Era importante plasmarlo en la relación con los amigos.

¿Qué fue lo más complicado de este trabajo?

Llenar de vida cada capítulo con un paso del tiempo entre medias. Lo más complejo es que es un viaje de la oscuridad a la luz y como va para atrás, resulta un reto. Lo más complejo ha sido, sin duda, plasmar el paso del tiempo. He tenido la suerte de trabajar con Borja Soler que es el pulmón de la serie y tres directores que ampliaban el punto de vista que podías tener. Había el reto de no tener miedo, arriesgar e ir con todo.

¿Qué enseñanzas te ha dejado la serie?

Para mí pone en valor un movimiento que sucedió en Valencia, que se cuenta con todo, su parte más luminosa y la menos, y es chulo que se haga sin estigmas. No conocía el origen de la 'Ruta del Bakalao', que nace de una manera espontánea y a la vez tan potente en los pueblos de valencia para luego expandirse, y eso es muy 'heavy'. Creó una contracultura. La ruta ha cargado con el estigma porque se vincula directamente a la de los 90, pero creo que fue más que eso.

¿Cómo fue la experiencia del rodaje?

Estuvimos viviendo los cinco protagonistas en Valencia y fue guay ir a los espacios reales. Me generaba respeto porque hay mucha gente allí que ha vivido ese movimiento y saben cómo fue y quieres que se cuente la historia de la manera más real posible.

¿Crees que conectará con las nuevas generaciones?

Es una serie de personajes, un viaje de 5 amigos, y esto nos conecta a todos de una manera muy generacional.

¿Qué tal con tus compañeros de reparto?

Estoy muy contenta con el grupo que hemos hecho. Nos hemos entendido y creo que todos teníamos ganas de contar esto y establecimos vínculos muy bonitos. En realidad, para mí eso da sentido al trabajo.

¿Con cuál tuviste más conexión?

Con Ricardo Gómez. Nos conocíamos poquísimo, pero me ha encantado trabajar con él. En realidad, con todos, a Guillem y a Álex ya los conocía. Y Claudia ha sido un gran descubrimiento. Me llevo a una gran amiga.

¿Te divertiste con los looks ochenteros/noventeros?

Me gustaría mencionar a los jefes de maquillaje, peluquería y vestuario por su recreación de la época. En pruebas de vestuario ya estás construyendo al personaje y era un trabajo nada fácil.

¿Te has llevado algo físico de la serie?

Me quedé con una prenda de un capítulo al que tengo mucho cariño y no puedo decir, pero la tengo en mi armario.

¿Te has hecho fan del bakalao?

El bakalao melódico de las primeras mezclas, buah, me parece una maravilla. Me ha sorprendido mucho porque he conectado con la música electrónica de la época. Durante el rodaje teníamos una 'playlist' que poníamos en bucle. La música electrónica tiene un vínculo más emocional del que pueda parecer.

¿Eres fiestera?

No, no soy tan fiestera. Me vería incapaz de salir cinco días seguidos. En la serie gusta cómo se cuenta la fiesta porque no es la fiesta por la fiesta, es la celebración de la vida. También es importante saber que esta gente venía de una censura, que había una expansión, una necesidad de celebrar en colectivo.

Muchos te conocimos por 'Merlí'. ¿Qué recuerdos guardas de la serie?

Lo recuerdo como si fuera una escuela. Tengo la sensación de que ha llovido mucho y entre medias he hecho otros proyectos muy distintos. Fue una gran oportunidad, un aprendizaje, de crear una historia con un grupo de gente que compartíamos generación, con la misma edad y ganas. Fue un buen inicio. Con la mayoría sigo teniendo contacto.

Esta producción se centraba en la filosofía. ¿Cuál es la tuya?

Es una pregunta difícil, diría que gastar la vida bien gastada, rodearme de buena gente y vivir y dejar vivir, poco más. Es romántico, pero intento ir por ahí y buscar la tranquilidad.

Has participado en 'Chavalas' y 'Fuimos canciones', películas con un componente femenino potente

Me gusta que los personajes sean complejos. De una historia, me interesa cómo está contada. Con 'Chavalas' generamos un vínculo especial y nos acompañamos en lo que nos pasa a día de hoy, y eso es bonito.

También te vimos en 'Doctor Portuondo'. ¿Cómo llevas el tema de salud mental?

Es una de las cosas más importantes y creo que hay que poner el foco ahí. Muchas veces se puede hablar de salud mental sin apelar a salud mental. Me toca de lleno y creo que con la pandemia hay gente que lo está pasando mal y eso tendrá consecuencias que hoy no sabemos. Creo que es importante cuidarla y hablar con toda la naturalidad del mundo.

Tus inicios fueron sobre las tablas. ¿Te sientes más actriz en ellas?

El teatro me ha aportado la masa madre. Una sala de ensayo para mí es un espacio muy caliente y creo que me ha aportado mucho poder participar en teatro. Me flipa hacer una función en vivo.