Cómo elegir la mesa adecuada para el comedor: tamaño, forma, material...

·5 min de lectura
Photo credit: Bonaldo
Photo credit: Bonaldo

La mesa es una de las piezas fundamentales de nuestro comedor. Al ser un objeto central dentro de este espacio, de ella dependerá el primer vistazo que tendremos de él y modificará completamente todo lo que la rodea. Además de su importancia estética, no podemos olvidar su parte funcional: elegir el tamaño, forma y material adecuados hará que nuestro día a día sea mucho más fácil. Para que no falles, aquí tienes unos cuantos consejos para elegir la mesa de comedor ideal.

Forma

Sin duda, la forma es uno de los aspectos más importantes de la mesa del comedor porque dependiendo de ella tendrá una interacción visual con el resto de muebles que generará en nosotros unas emociones u otras. Además, de su forma también dependerá su funcionalidad, permitiendo que entren más o menos personas en ella a la hora de comer.

Rectangular:

La mesa rectangular es el comodín de las mesas, sobre todo si tienes un comedor o un salón rectangular. Las tienes de todos los materiales, todos los anchos y todos los largos. Tengas el comedor más grande o el más pequeño, siempre encontrarás una mesa rectangular que le encaje. Además, son la forma más habitual de accesorios de menaje como manteles y pueden conversar con todo tipo de mobiliario, ya sea de formas rectilíneas o curvas.

Photo credit: El Corte Inglés
Photo credit: El Corte Inglés

Redonda u ovalada:

Una mesa de formas circulares aporta más dinamismo a una habitación y, si además combinas la mesa del comedor con lámparas de techo de formas circulares o alfombras de esa misma forma, el match será perfecto. ¿Su inconveniente? Que, dependiendo de su tamaño, puede que sea un tipo de mesa que precise un espacio más grande que una mesa de forma rectangular. Si el espacio no es lo suficientemente grande, te verás obligado a elegir una mesa circular demasiado pequeña y el efecto al sentarse en ella varias personas puede ser ridículo.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

Redondas con una sola pata:

Llamadas también mesas con pedestal, son un tipo de mesa circular muy útil. En ella no habrá patas que nos estorben por lo que pueden acoger a más personas que una circular tradicional. Además, tienen un aire más moderno (ejemplo de ello es la mesa Tulip) que el resto y darán una sensación visual de más espacio.

Photo credit: Knoll
Photo credit: Knoll

Cuadrada:

Aunque no es un tamaño demasiado habitual, las mesas cuadradas encajan bien en espacios pequeños o con familias de cuatro personas o menos. Son ideales para que los invitados estén más cerca unos de otros, haciendo las conversaciones más fluidas.

Las medidas

Aunque la mayoría de las mesas de comedor están hechas en base a unas medidas estandarizada, es bastante extraño que encuentres tamaños extremadamente grandes o pequeños a no ser que sean personalizadas. Lo cierto es que lo primero que debes tener en cuenta es el tamaño del espacio donde la vas a ubicar y la cantidad de personas que habitualmente necesitarás sentar en ella. Un consejo: nunca te quedes con el dato de “mesa para cuatro” o “mesa para seis”: básate sencillamente en las medidas (que siempre facilita el fabricante) para saber cuál es la que más te conviene.

¿Cuánto espacio necesita cada persona?

Por norma general, a la hora de calcular cuántas personas podemos sentar a la mesa, debemos tener en cuenta que cada comensal precisa unos 60 centímetros, de hombro a hombro, y otros 38 centímetros de profundidad para su plato. Esto te servirá para hacer un cálculo aproximado del tamaño de la mesa, dependiendo de las personas que quieras sentar en ella. En todo caso, hay una serie de medidas aproximadas en las que te puedes basar.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

Medidas estándar de una mesa redonda

Como ya hemos dicho, puede que no sea la mejor opción para un comedor pequeño, pero puedes guiarte por estas referencias.

- Para cuatro personas: 91 a 112 centímetros de diámetro.
- De cuatro a seis personas: 112 a 140 centímetros de diámetro.
- De seis a ocho personas: 140 a 182 centímetros de diámetro.

Medidas de una mesa rectangular estándar

Sin duda, la mejor opción para un comedor estrecho y alargado. Puedes tomar estas medidas como referencia.

- Para cuatro personas: 91 centímetros de ancho y 120 de largo.
- De cuatro a seis personas: 91 centímetros de ancho y 152 de largo.
- De seis a ocho personas: 91 centímetros de ancho y 200 de largo.

El material:

Aunque obviamente todo dependerá del uso que le vayas a dar y del estilo que quieras que la mesa genere en el comedor, lo cierto es que hay una serie de materiales que se suelen usar muy frecuentemente en los sobres de mesas de comedor. Y todos tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

Vidrio:

El vidrio, especialmente si es trasparente, permite crear la sensación de mayor amplitud al dejar pasar la luz y se usa mucho en mesas auxiliares. También deja ver la estructura de la mesa, por lo que es habitual combinarlo con metal y está muy de moda con acabados ahumado, muy años 70. ¿La desventaja? Quizás no sea le mejor material si tienes hijos o le vas a dar un uso muy frecuente.

Madera:

Es el material comodín aunque todo dependerá de su acabado. Mientras que una madera sin tratar dará un acabado rustico y cambiará con el tiempo, una madera pulida y brillante tendrá un toque más elegante. Además, en los últimos tiempos han surgido derivados de la madera, como los paneles de MDF, que son totalmente personalizables en colores y acabados.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

Piedra u hormigón:

Los sobres de mesa de mármol son todo un clásico aunque en los últimos tiempos les ha surgido un serio competidor: las piedras sintéticas que emular la piedra y pueden tener acabados casi personalizados. Además, una de las últimas tendencias es apostar por sobres de mesa de hormigón de aire brutalista. Las desventejas de todos estos materiales es su excesivo peso y mayor dificultad para moverlos o trabajarlos.

Metal:

Aunque es uno de los materiales que más puede sufrir con el uso y el paso del tiempo, generando en el abolladuras o marcas, muchas piezas de diseño tienen un sobre de metal. Su gran maleabilidad hace que puedan crearse mesas extrafinas o con llamativas formas.

Photo credit: Cortesia de Pelizzari Studio
Photo credit: Cortesia de Pelizzari Studio