Cómo distinguir las alcachofas tiernas de las duras cuando vamos a hacer la compra

·3 min de lectura

Las alcachofas -cuya temporada comienza ahora- son unas verduras con fama de "difíciles". Y esa fama la acarrea por varios motivos. Por un lado, porque, a simple vista, parecen la clásica verdura que va a ser complicada de limpiar y de preparar. Por otro, porque su sabor, con toques metálicos, genera tantas pasiones como animadversiones. Para rematar, los aficionados al vino siempre las colocan como el enemigo público número uno a la hora de buscarles acompañamiento. Pues bien: todo esto es más sencillo de lo que parece. No es especialmente complejo dejarlas listas para el cocinado y los vinos de Jerez, por ejemplo, funcionan bastante bien con ellas... Eso sí, antes de comérnoslas toca elegirlas y ahí sí que viene bien tener algunos consejos para no pifiarla. Afortunadamente, la Asociación Alcahofa de España nos da algunas indicaciones.

alcachofas
El color de la alcachofa da muchas pistas sobre su punto óptimo. Foto: Getty Creative

El color da mucha información. En la Asociación Alcachofa de España especifican que lo primero en lo que debemos fijarnos es en el color. En el caso de la alcachofa es esencial que el tono sea verde y vivo. Mejor desechar las que tengan manchas de color amarronado o negruzco, signo indicativo de que, o bien no son frescas, o bien ya han dejado atrás su mejor momento.

Las hojas debe estar apretadas. La parte comestible de la alcachofa son los botones florales de la planta antes de que florezca. Si queremos que esté en su punto hay que seleccionar aquellas que estén prietas, no blandas ni separadas. Es decir, que tengan las hojas apretadas. Un buen truco es probar a doblar una de sus hojas para ver si se rompe. Si sucede esto, sin duda nos encontramos ante unas alcachofas en su punto. Si por el contrario, regresa a su sitio sin problema, lo que ocurre es que no está tan fresca como debiera.

El tallo también importa. Aunque a lo que más atención prestamos es a las hojas, el tallo de la alcachofa también proporciona información sobre el estado en el que se encuentra. Si lo notamos blando, debemos dejarlo de lado.

Doblar una hoja da mucha información sobre la alcachofa. Foto: Getty Creative
Doblar una hoja da mucha información sobre la alcachofa. Foto: Getty Creative

Tómala en tu mano y calcula el peso. Un reflejo de que la alcachofa esté en su punto óptimo es la consistencia de la hortaliza. Si la notamos compacta y pesada esa es una buena señal. Las alcachofas tienden a ser más ligeras cuando envejecen, una vez que su mejor momento ya ha pasado.

Apriétala (un poquito). Que las alcachofas te hablan es algo totalmente cierto, aunque suene a fantasía. Si la apretamos ligeramente y está fresca emitirá un chasquido. Este es un perfecto indicador de que esa alcachofa va a estar perfecta.

¿Grande o pequeña? Además de todos los consejos anteriores aquí va uno fruto de la más pura experiencia. A la hora de elegir entre alcachofas pequeñas o grandes, las de menor tamaño suelen ser más agradecidas y menos bastas que las grandes. Las hojas, además, suelen tener un sabor más dulce. No obstante, todo depende: en el caso de que estemos más interesados en probar el corazón de la alcachofa, las grandes lo tienen de mayor tamaño, claro, por lo que, si están en su punto óptimo, pueden resultarnos más interesantes.

En casa, guárdala en el frigorífico. La alcachofa, pese a su apariencia robusta, es más frágil de lo que parece. Se oxida rápidamente por lo que si no las vamos a consumir inmediatamente es más que conveniente guardarlas en una bolsa de plástico y meterla en el frigorífico. Si es posible, mejor mantenerlas en la parte más fría para que estén en perfectas condiciones hasta ese momento en el que nos decidamos a pelarlas... aunque eso ya es otra historia.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente