El vídeo de Massiel hablando de antifascismo que se ha vuelto viral 48 años después

Marina Prats

Este lunes las imágenes de Massiel volvieron a llenar las redes sociales. Y no, no precisamente porque España se haya vuelto a postular para ganar Eurovisión sino por unas declaraciones sobre el antifascismo que habían sido censuradas en el programa la Gente quiere saber (TVE) hasta junio de 2018.

Después de que Donald Trump calificase al movimiento antifascista como “terrorismo” en EEUU, las declaraciones de Massiel sobre este movimiento nada menos que en 1972 —durante la dictadura franquista— se han vuelto de nuevo virales.

Uno de los asistentes al programa –que seguía una estructura parecida a Tengo una pregunta para usted— le pregunta que por qué se considera “antinazi” y si ha leído Mi lucha, de Adolf Hitler, a lo que Massiel, que entonces tenía 25 años, responde: “Cuando era muy pequeñita, pero porque era muy cotilla”.

El joven continúa con su ascendencia sefardí y hebrea que ella misma dijo tener en el programa. ”¿Tu antinazismo es porque eres hebrea?”, le inquirió. “No, es porque no soy fascista. Si hubiera matado a seis millones de negros me pasaría igual, no me gustaría”, respondió contundente provocando los aplausos del público.

El fragmento compartido por el usuario de Twitter @CensoredJules acumula cerca de 18.000 me gusta en un día y ha conseguido los aplausos de todo Twitter.

Esta no es la primera vez que se viraliza esta entrevista censurada. En julio de 2018 el Archivo de RTVE anunció que estaría disponible en su web este piloto del programa de Chicho Ibáñez Serrador y presentado por José María Íñigo, aunque en esa ocasión se destacaron también sus declaraciones feministas.

”¿Crees que una mujer solo se puede realizar con un hombre en todos sus aspectos, en el ámbito del matrimonio?”, le preguntaba una mujer bastante cohibida. La reacción de Massiel entonces no se hizo de esperar: ”¿Si se tiene que casar para realizarse? Hija mía, qué tristeza. Anda, que si fuera así qué iba a ser de mí”.

A continuación puedes ver la entrevista completa:

One point to… el conflicto de Soraya y su puesta en escena

La extremeña viajó a Moscú (Rusia) para representar a España en 2009 con la idea clara de ganar. Su canción, La noche es para mí, tenía todos los ingredientes para triunfar en Europa. Sin embargo, no solo volvió con las manos vacías, si no que lo hizo con un penúltimo puesto, de los peores de la historia.

Pero no todo quedó ahí. Tras la participación de Soraya, ella misma sacó a la luz discusiones con su coreógrafa, amenazas y una serie de discrepancias que fueron desde la puesta en escena al vestuario.

Two points to… El desafine de Morfeo

Si Soraya Arnelas quedó mal, El Sueño de Morfeo lo hizo peor aún, si es que era posible. En 2013 quedamos últimos. La actuación del conjunto, que interpretó Contigo hasta el final, fue desastrosa, especialmente de Raquel del Rosario, que salió descalza al escenario y desafinó durante prácticamente toda la canción.

Three points to… el “ieieieee” y el cambio de vestuario de Edurne

Edurne, al igual que Soraya, iba con las ideas de ganar. Pero aquí no es la intención lo que cuenta. La madrileña ya era objeto de bromas antes de participar en el certamen con el “ieieee” del estribillo.

Pero la puesta en escena, con una capa tipo caperucita que se quitaba a mitad de la canción para dejar ver un vestido dorado, fue objeto de memes durante toda la gala. Y otro año más, no subimos de los siete últimos puestos.

Four points to… Karina y la primera frase en silencio

Massiel triunfó y Karina quedó segunda. A pesar de la buena posición, no estuvo exenta de problemas. Las dos primeras frases de la canción no se escucharon por un problema técnico. La andaluza siguió dignamente con su interpretación del tema En un mundo nuevo y le salió bien. Pero probablemente el resto de Europa no conozca cómo empieza la canción.

Five points to… los cero puntos de Remedios Amaya

Con diferencia, esta es la peor actuación de Eurovisión. No es la más recordada, pero sí la peor a nivel de resultado: cero puntos. Peor, imposible. Remedios Amaya quiso llevar a Alemania su arte gitano con la canción Quién maneja mi barca, quizás demasiado flamenca.

Además, su viaje a la edición de 1983 estuvo acompañado de contratiempos como tener que cambiar de vestido a última hora y tener que salir descalza al escenario porque no tenía zapatos a juego con el vestido. Desde luego, lo de actuar descalzos no nos trae buena suerte. 

Eight points to… El desastre de Bloody Mary

De nuevo, la afinación llevó a España a posicionarse entre los cinco últimos puestos de Eurovisión en 2006. Las Ketchup no dieron una, además la escenografía y el vestuario tampoco ayudaron. Todas de rojo, eso sí cada una con un modelo distinto, con sillas de oficina con ruedas.

A eso habría que sumarle dos bailarines clásicos vestidos de negro con una coreografía que poco tenía que ver con el ritmo flamenco de la canción.

Ten points to… El eurogallo de Manel Navarro

Ni las tablas de surf, ni las camisas hawaianas. La actuación de Manel Navarro en la edición de 2017 en Kiev (Ucrania) será recordada por el gallo en mitad de la actuación, que desconcertó a todos los asistentes. Las redes se llenaron de memes, toda España se paralizó e incluso los propios Mocedades contestaron ante el incidente.

Si desafinar nos llevó al fracaso, imagínate este gallo. No quedamos en un cero como Remedios Amaya, pero sí en el último puesto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Trump anuncia que clasificará al Movimiento Antifascista como "organización terrorista"

Qué es Antifa, el movimiento que Trump califica de terrorista

Por qué no es lo mismo ser antifascista en EEUU que en Europa

Love HuffPost? Become a founding member of HuffPost Plus today.

This article originally appeared on HuffPost.