El vergonzoso incumplimiento del protocolo contra el virus de una tenista tras criticar a Djokovic

·4 min de lectura
La crítica de Danielle Collins a Novak Djokovic se ha vuelto en su contra. Foto: Getty
La crítica de Danielle Collins a Novak Djokovic se ha vuelto en su contra. Foto: Getty

La estadounidense Danielle Collins fue expulsada de la liga World Team Tennis en Virginia Occidental por saltarse los protocolos COVID-19, según comunicaron los organizadores el martes.

Se trata de uno de los pocos eventos deportivos en directo que permitirá la asistencia de aficionados en Estados Unidos en medio de la nueva pandemia de coronavirus. Toda la temporada regular de tres semanas del WTT se celebrará en el resort Greenbrier en Virginia Occidental.

“Hemos expulsado a Danielle Collins durante el resto de la temporada 2020 del World Team Tennis por romper nuestros protocolos COVID-19 y abandonar el resort Greenbrier y el estado de Virginia Occidental”, dijo el presidente ejecutivo del WTT, Carlos Silva, en un comunicado.

“Los protocolos se han implementado y comunicado en numerosas ocasiones para proteger la salud y la seguridad de nuestros jugadores, entrenadores y personal, los cuales son de suma importancia para el WTT”.

Los organizadores no brindaron más detalles sobre el viaje que realizó Collins, quien tiene 26 años de edad y llegó a las semifinales del Abierto de Australia de 2019.

Muy crítica con Djokovic

El mes pasado, Collins fue muy crítica con Novak Djokovic después de que el número uno del tenis masculino dijera que sería “imposible” jugar el Abierto de Estados Unidos de este año con los protocolos COVID-19 propuestos por los organizadores.

La estadounidense acusó a Djokovic de ser un hipócrita al intentar encabezar un fondo para que los 100 mejores tenistas ayudasen a los jugadores de menor rango que afrontan problemas económicos durante el descanso a causa del COVID-19.

“Esta es una contradicción seria con sus comentarios anteriores en los que exhortaba a los mejores 100 tenistas a donar dinero a los jugadores que no están entre los 250 principales”, le escribió Collins a Djokovic en internet.

“Nadie ha podido jugar en eventos oficiales o ganar dinero desde febrero. Con el Abierto de Estados Unidos tenemos una oportunidad increíble de seguir adelante con la competición, tomando algunas precauciones de seguridad estrictas para asegurarnos de que todos los jugadores se sientan seguros y su salud sea lo primero”.

“Esta es una gran oportunidad para que los jugadores comiencen a ganar dinero otra vez y aquí tenemos al mejor jugador del mundo diciendo que si solo puede llevar a una persona con él, le resultará demasiado difícil porque necesita llevar a su séquito”.

En ese momento, Collins, de 26 años, le imploró a personas como Djokovic y Rafael Nadal que respaldaran el Abierto de Estados Unidos, en lugar de mostrar continuamente su oposición hacia la celebración del evento.

“Si es seguro jugar y la USTA, la WTA y la ATP hacen todo lo posible por priorizar la salud de los jugadores, creo que deberíamos apoyarles”, dijo Collins.

“Es fácil cuando alguien gana 150 millones de dólares, unos 205 millones de dólares australianos, a lo largo de su carrera, decirle a la gente qué debe hacer con su dinero y luego rechazar jugar en el Abierto de Estados Unidos”.

Danielle Collins fue expulsada del torneo en Virginia Occidental por saltarse los protocolos por el virus. Foto: Getty
Danielle Collins fue expulsada del torneo en Virginia Occidental por saltarse los protocolos por el virus. Foto: Getty

Las palabras de Collins se vuelven en su contra

“Todos nosotros, la mayoría de los tenistas, que no viajamos con un séquito, necesitamos comenzar a trabajar otra vez. ¡Sería bueno contar con el apoyo del mejor jugador del mundo y saber que no arruinará esta oportunidad para los jugadores y aficionados!”.

Desafortunadamente para la estadounidense, su actitud en Virginia Occidental no contribuyó mucho a respaldar el sentimiento que tan apasionadamente compartió con Djokovic.

Las múltiples ganadoras del Grand Slam, Venus Williams de los Estados Unidos y la belga Kim Clijsters, que se está reincorporando al tenis profesional, se encuentran entre las principales figuras de la innovadora liga de género mixto.

Las medidas de seguridad tomadas por el WTT para frenar la posible propagación del virus incluyen la realización de pruebas de COVID-19 para los participantes y controles regulares de temperatura. Los organizadores solo permitirán un aforo máximo de 500 aficionados dentro de un estadio donde cabrían 2 500 personas.

Frances Tiafoe, quien alcanzó los cuartos de final en el Abierto de Australia de 2019, se vio obligada a abandonar el evento del WTT tras dar positivo por COVID-19 mientras jugaba en el torneo de exhibición de la All-American Team Cup en Atlanta.