El vergonzoso show de un sujeto en la mañanera de AMLO y su sospechosa 'pregunta' para golpear al movimiento feminista

Marco Antonio Olvera en la conferencia de prensa matutina del presidente de México el 4 de marzo de 2020 | Captura de video YouTube

El instrumento de propaganda consentido del presidente Andrés Manuel López Obrador es la conferencia de prensa Mañanera a la que asiste a informar con sus “otros datos” a los mexicanos. Al evento asisten periodistas de diversos medios con la expectativa de encontrar alguna noticia.

No todas las preguntas que se plantean son auténticas. Y eso se nota. En ocasiones se hace evidente que algún “periodista” está dispuesto a preguntar lo que el presidente está interesado en contestar.

Ese papel fue el que jugó este 4 de marzo Marco Antonio Olvera, quien sugirió al presidente López Obrador y a Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, que se iniciara una investigación a personajes como Felipe Calderón, Mariana Gómez del Campo, Margarita Zavala, Fernando Belaunzarán, Denisse Dresser, Víctor Trujillo, Frida Guerrera y otros, porque “están muy interesados en impulsar el Día sin Mujeres el próximo 9 de marzo. Lo digo porque no hay ningún movimiento en el mundo que se mueva sin recursos económicos y de apoyo de algunos medios”.

El sujeto (que no periodista) considera que “sería interesante que los mexicanos sepamos quiénes los financian, quiénes les pagan, de dónde viene el dinero”.

Llama la atención la inclusión de Frida Guerrera, activista y periodista que se ha dedicado a investigar y denunciar feminicidios en diferentes entidades del país, destacadamente en el Estado de México.

La pregunta de Marco Antonio Olvera fue complementada con la de una reportera que cuestionó al presidente López Obrador, si estaría dispuesto a cambiar la fecha de inicio de la venta de los “cachitos” de la Lotería Nacional para la rifa del avión presidencial, pues coincide con la de la manifestación Un Día Sin Mujeres, el 9 de marzo.

Ambas preguntas dieron la pauta al presidente López Obrador para que diera una extensa respuesta, con la que buscó neutralizar las criticas que recibió el día anterior por haber anunciado, en su conferencia de prensa mañanera, que la venta de “cachitos” para la rifa del avión presidencial, iniciaría el día de la manifestación feminista.

Al respecto dijo: “Yo ni me di cuenta. Ni tenía en mente que el lunes era el día 9 del paro que promueve el movimiento feminista, por eso dije aquí que se iban a distribuir los boletos el lunes.”

“De repente en las redes sociales, un grupo vinculado a un partido se ofende porque van a empezar a distribuirse los boletos, además hasta groseras, entonces no, no va a ser el lunes, el martes o miércoles. El martes, porque no se puede caer en ninguna provocación, el conservadurismo está muy irritado, muy molesto, por los cambios, por la transformación”.

En su extensa respuesta López Obrador, como es su práctica retórica, preguntó y respondió a los reporteros asistentes: “Díganme qué político, en los tiempos recientes le ha dado más espacios de participación a las mujeres, no como concesión, sino por el avance del movimiento feminista… No estaban los que ahora se envuelven en la bandera del feminismo”.

Por su parte Frida Guerrera pidió la palabra y no se la dieron. Entonces la arrebató:

En redes sociales la petición de investigación de Marco Antonio Olvera, fue considerada como una pregunta sembrada desde la presidencia para abrir la oportunidad a López Obrador de fijar su posición que, como le ha sucedido con el tema del feminicidio, fue errónea, porque es contradictorio que él, que se considera un feminista, olvidó esta importante fecha en la que la mitad de México se paralizará.

Parece más bien que no tolera que no sea él quien convoca.

Es una equivocación que meta a todo el que no coincide con sus propuestas políticas y de gobierno, al costal ideológico de un conservadurismo del siglo XIX y que descalifique movimientos, como el feminismo, como iniciativas manipuladas por los partidos de oposición. En su retórica solo es legítimo y plausible lo que emana de su entelequia la 4T.

La violencia de género que vive México es una realidad que se gestó por décadas y que le estalló al gobierno de López Obrador. El movimiento feminista y el Día Sin Mujeres son un grito para que el gobierno y la sociedad escuchen que ya no se debe tolerar que cada día maten a 10 mujeres.

El problema de los feminicidios rebasó al gobierno de López Obrador. Él, quien se considera “el presidente más feminista de la historia”, permitió hoy el ataque directo por medio de una sospechosa pregunta a una periodista y defensora de los derechos humanos cuyo único pecado es haberle preguntado de forma firme y directa acerca de uno de los problemas más graves del país. Que haya resultado incómodo es ya un problema que él mismo debe resolver. Porque para defenderse y encarar al ‘periodista’ que sugiere investigaciones de Estado contra esos incómodos del gobierno (que no necesariamente opositores), Frida Guerrera se bastó por sí misma.

Te puede interesar:

El día que AMLO explotó y nos mostró su verdadero yo... y no es tan dulce como nos hizo creer

La peligrosa tentación de México de implementar la pena de muerte para asesinos de menores de edad

Feminicidios en México, a punto de convertirse en el principio del fin de López Obrador y su 4T