El único 'medicamento' cuyo beneficio siempre es superior al riesgo (según un reconocido cardiólogo)

Para sentirte bien no tienes que hacer grandes sacrificios ni someterte a duros entrenamientos; con hacer esto (a diario) tienes mucho ganado

Todo el mundo puede hacer ejercicio, pero hay que mirar qué tipo de ejercicio. (Foto: Getty)

Hay personas que disfrutan haciendo deporte, es más, si no hacen algo de ejercicio se ponen insoportables; en casos extremo llega incluso a convertirse en una obsesión. Otras se ‘fuerzan’ a practicar alguna actividad física porque saben que les ayuda a sentirse mejor y cumplir con las interminables jornadas a las que deben enfrentarse día a día. Y luego están los que pasan de todo y emplean su ocio en sofá.

Sin embargo, sabemos que el ejercicio es beneficioso para el corazón y reduce el riesgo de padecer cáncer de mama, pero también regula el azúcar y la presión arterial, ayuda a perder peso“A todo esto, que ya está bien, se le añade ahora la parte neurológica, ya que ayuda a mantener más estable el envejecimiento cerebral”, asegura Ricard Serra Grima, uno de los padres de la cardiología deportiva en España.

Pasarse las horas sentada en el sofá podría matarte, literalmente. (Foto: Getty)

Y es que un corazón deportivo mantiene el cerebro activo; cada vez más la neurociencia va demostrando con nuevos estudios que tener un cuerpo sano lleva a una mente sana. “Hacer ejercicio no sólo tiene beneficios a nivel físico sino que también se activa el cerebro, se liberan endorfinas, se generan nuevas conexiones entre las células del cerebro y se alarga la vida de las neuronas“, ha señalado el reconocido médico durante la VI Jornada de Actividad Física y Salud “El arte de caminar “que organiza el Consell Insular de Menorca en la Escuela de Salud Pública del Lazareto.

Un nuevo estudio ha confirmado que los niños que hacen ejercicio tienen más capacidad de memorización y aprendizaje después en la escuela.

“Los padres no deberían castigar nunca a un niño sin hacer deporte. ¡Al contrario! Que juegue una hora más, porque hará más deporte y esto mejorará su capacidad física e intelectual”, apunta el médico.

Incluso aquellos que hacen muchas horas al día de deporte, porque se dedican al deporte de alto rendimiento, las pocas horas que tienen para hacer los deberes y estudiar las aprovechan mucho más porque activan el cerebro.

“A largo plazo, he visto como muchos deportistas veteranos se encuentran mejor cuando envejecen, tienen las ideas más claras. Por ello, la Unidad de Alzheimer del Hospital Sant Pau ha empezado a estudiar el cerebro de los deportistas de más de 65 años que corren maratones”, comenta el médico, que ha sido responsable de la unidad de Rehabilitación Cardíaca del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y cardiólogo del Fútbol Club Barcelona.

¿Sabías que una caminata de media hora diaria puede ayudar a aumentar la puntuación en pruebas de inteligencia? (Foto:Getty)

El cardiólogo defiende que todo el mundo puede hacer ejercicio, pero hay que mirar qué tipo de ejercicio: “caminar, que tanto recomienda todo el mundo, no va bien a ciertas personas que tienen problemas de articulaciones u otras patologías, por lo tanto, se deben buscar alternativas y otras actividades que sí puedan hacer”.

Por ejemplo, Serra Grima fue pionero en demostrar que las restricciones de actividad física que seguían los trasplantados de corazón no estaban justificadas, y que hacer más ejercicio pero supervisado, mejora su estado físico y la calidad de vida. “Hoy en día sabemos que incluso aquellos que esperan un trasplante de corazón se pueden beneficiar de hacer ejercicio. Debemos evitar exclusiones porque el beneficio siempre es superior al riesgo”, concluye.

En este sentido, defiende que el ejercicio físico se debería prescribir igual que un medicamento, con indicaciones claras y por escrito, para ayudar a la gente más sedentaria a motivarse. “Es muy fácil recomendar ejercicio para la gente que no tiene problemas, lo que tenemos que hacer es trabajar para aquellos que tienen problemas y están encerrados en casa”, apunta.

Y es suficiente con empezar muy despacio, sin cansarse y haciendo menos de lo que se podría, porque lo más importante es que sea regular. Si el médico de cabecera no puede o no sabe hacerlo, anima a la gente a informarse de cómo hacer ejercicio en centros cívicos, con enfermeros de los centros de salud o con profesionales del deporte. También destaca la importancia de transmitir mensajes positivos y de ánimo a los que empiezan a hacer deporte.

En cuanto al tiempo mínimo, depende de cada caso, pero para caminar está bien hacer 30 minutos al día a ritmo normal, sin forzar, y aquí se incluyen también todas las caminatas que se realizan por la ciudad para ir de compras o desplazamientos. Si uno hace una actividad dirigida durante más tiempo, algún día de la semana puede descansar.

¿Estás de acuerdo o crees que los médicos le dan demasiada importancia al ejercicio?

También te puede interesar:

El ejercicio de cardio que arrasará este otoño

Siete horas del tirón, la receta para un corazón de roble

Dos (inesperadas) sustancias que tu cuerpo necesita para mantenerse saludable

¿Participarías en ensayos clínicos para ayudar a frenar el Alzheimer?