El último concierto de Chris Cornell terminó con una canción sobre la muerte no prevista

Redacción Originales

“En el momento de mi muerte, no quiero que nadie me llore. Todo lo que quiero es que lleven mi cuerpo a casa”, ese es uno de los versos de la última canción que interpretó Chris Cornell en el concierto del Teatro Fox de Detroit, justo antes de morir. Se trata de la canción ‘In My Time of Dying’ (En el momento de mi muerte), de Led Zeppelin. Poco después de la actuación, el cantante de Soundgarden se quitaba la vida, según han confirmado los forenses, en el baño de su habitación de hotel.