El timador de Tinder reaparece y la cosa se pone más ridícula

·4 min de lectura

Simon Leviev o Simon Hayut, más conocido como “El timador de Tinder”, ha reaparecido en redes sociales. Lo hizo a través de una sesión de preguntas y respuestas en un directo de Instagram donde dejó unas cuantas perlas que no provocan otra cosa que arquearnos la ceja.

Después de dar una entrevista al programa estadounidense Inside Edition a mediados de febrero, presentando a su novia actual y asegurando que no estafó a las mujeres que lo acusan en el exitoso documental de Netflix, vuelve a dar la nota con nuevas revelaciones a cuál más insólita.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Según las tres mujeres que dan testimonio en El timador de Tinder, el israelí las estafó haciéndose pasar por un multimillonario, supuesto hijo de un mogol de la industria de los diamantes, siempre acompañado por un guardaespaldas. Según el documental y la información que circula desde entonces, Leviev habría estafado unos $10 millones a diferentes mujeres en países de Europa, conectando con ellas a través de aplicaciones de citas, comenzando relaciones de noviazgo o amistad para luego pedirles dinero con la excusa de que su vida estaba en peligro. Las tres protagonistas del documental le entregaron sus ahorros y pidieron créditos confiando en que lo recuperarían como él les habría prometido.

Actualmente se encuentra en Israel tras ser arrestado en Grecia en 2019 utilizando un pasaporte falso. Fue extraditado a su país y condenado a cumplir una condena de 15 meses en prisión por cuatro cargos de estafa. Pero fue liberado cinco meses después debido a la pandemia.

Pues bien, Leviev sigue manteniendo que es inocente, que no estafó a nadie y hasta asegura que el servicio de seguridad que tenía costaba más de lo que las mujeres aseguran haberle entregado.

En el directo que tuvo lugar el 28 de marzo, no solo insiste que no es un timador sino que asegura que el documental lo está haciendo rico. “Estoy haciendo un montón de dinero cada día gracias a Netflix… qué demonios, muchísimo dinero gracias a eso” dijo a sus seguidores, según recopilaron medios como The National News.

Mantiene la misma historia que vimos en el documental a través de los mensajes de audio y texto que presentan las supuestas víctimas, repitiendo que sus enemigos todavía le siguen la pista. “Son locos hijos de p*ta”describió. Mientras que al preguntarle si le preocupa ir a prisión -dado que existe una orden de captura si algún día entra en territorio europeo- dijo quizás esas chicas vayan a prisión por difamación”.

Reveló que no utiliza Tinder desde 2018 y que cualquier perfil que aparezca en la aplicación es falso. Incluso dijo que presentó una denuncia policial contra todas las cuentas falsas.

Pero eso no es todo. Además de sus intentos por desmentir las supuestas pruebas que millones de personas vimos en el documental, reveló que se encuentra trabajando en las últimas etapas de su propio documental. No van a creer lo que van a ver” dijo sobre la supuesta película añadiendo que si el público cree haberse quedado pasmado con la producción de Netflix, entonces “no tienen idea de lo que se viene… van a quedarse en shock”.

Incluso soltó que está esperando que le entreguen la Visa para viajar a EE.UU. porque tiene planes de grabar una canción con el rapero French Montana, y quizás con Snoop Dogg y 50 Cent. “Tengo cosas grandiosas en camino”.

Y tal y como las supuestas víctimas lo describieron en el documental, haciendo un perfil de un joven que exponía su aparente fortuna constantemente, volvió a hacer exactamente lo mismo. Dijo que a pesar de las acusaciones vive bien gracias a sus inversiones en Bitcoin y que su ropa y relojes cuestan una fortuna. “Mi [servicio de] seguridad de un mes cuesta más de lo que dicen que les timé supuestamente” sentenció.

A pesar de las críticas y reacciones mayoritarias que apoyan a las mujeres del documental a raíz de las pruebas que presentan y la investigación de un periódico noruego que las avala, Simon mantiene que ni está en prisión ni irá tampoco. Calificó a las tres de “aburridas” y que “obtuvieron millones de Netflix”. Incluso, según medios que siguieron el directo como E! News, parecía mostrarse orgulloso de que más de 100 millones de personas hubieran visto la película.

Sin embargo, para cualquiera que haya seguido las noticias relacionadas al personaje, sus declaraciones suenan más a intento publicitario desesperado que reivindicación alguna. Al igual que la entrevista que concedió al programa mencionado, no muestra ningún tipo de compasión hacia las víctimas ni tampoco explica las pruebas que salen en el documental. Simplemente niega haber estafado pero sin aportar prueba alguna. Ni siquiera se pronuncia sobre la demanda que la familia Leviev, que sí existe y se dedica al mundo de los diamantes, interpuso en Tel Aviv en febrero por hacerse pasar por hijo suyo. Es más, él sigue utilizando dicho apellido -cuando el suyo es Hayut- en Instagram y Cameo.

Y mientras cobra cientos de dólares por grabar videos personalizados en Cameo y habría fichado a un agente para que le busque oportunidades laborales en Hollywood, con esta nuevas declaraciones, torna el asunto hacia un camino más turbio y ridículo.Es como si estuviera alimentando el perfil mediático de un hombre que parece estar exprimiendo el momento, apoyándose en una imagen ambigua y polémica para hacerse notar, en lugar de querer limpiar su imagen si, como dice, fuera inocente.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente