Adara y Gianmarco terminan llorando y abrazados al hablar de su situación

El tiempo del descuento, la continuación de GH VIP 7 estrenada en Telecinco el pasado domingo, está teniendo como protagonistas indiscutibles a Adara Molinero y Gianmarco Onestini que han aceptado el reto de participar en este nuevo espacio de telerrealidad que sigue explotando los principales culebrones de la exitosa edición del reality show con famosos.

Y tras un primer reencuentro cargado de reproches, la ex pareja ha vivido un acercamiento durante la madrugada del martes, con lágrimas, confesiones y abrazo de por medio.

(©Mediaset)

Y es que en este nuevo programa, que también presenta Jorge Javier Vázquez, los conflictos que se generaron en GH VIP 7 se están deshaciendo con una velocidad pasmosa. La prueba de ello es que Adara y Gianmarco han pasado de no querer verse las caras, tras su fugaz amor en los muros de Guadalix y su posterior ruptura que ha sido vendida a golpe de reproches en los diferentes platós de Mediaset, a buscar un entendimiento tras abordar qué es lo que realmente siente cada uno.

Como han podido descubrir los más fieles seguidores en el canal 24 horas, Gianmarco, que en las últimas horas había confesado a Maestro Joao que seguía sintiendo mariposas en el estómago y que veía a Adara muy guapa con su cambio de look, ha intentado hablar con ella, llegando a las lágrimas y fundiéndose en un abrazo. Y es que el italiano le ha pedido perdón a la flamante ganadora de GH VIP 7 tras mantener la esperada conversación que tenían pendiente.

Pero vayamos poco a poco. Todo ha sucedido durante la madrugada cuando una de nuestras redactoras veía el directo, mientras las redes sociales eran testigos de la repercusión de los fans despiertos, cuando Adara se encontraba llorando desconsoladamente con Joao en el baño, abordando su complicada situación en Palma de Mallorca donde se siente sola ahora que se está dando un tiempo con Hugo Sierra. Y es que el ganador de GH Revolution le reprocharía los besos que se había dado con Gianmarco delante de toda España: “No debería contarlo, me decía lo que hice de los besos. Me hubiera gustado que se hubiera dado cuenta de más cosas”.

Mientras el vidente ha cizañado en esta suerte de tragedia emocional, Gianmarco ha estado cantando y bailando en el salón con el resto de concursantes, entre ellos Anabel Pantoja que ha mediado para que se produjera ese necesario encuentro: “No estés aquí cuando en realidad quieres estar en otro lado”.

Dicho y hecho. A los pocos segundos la audiencia ha sido testigo de cómo el italiano abandonaba el salón para buscar desesperadamente por toda la casa a la exazafata que ha accedido a la charla. El encuentro comenzó con una conversación amena y más tarde la cámara volvió a ellos para mostrarnos a una Adara reticente porque consideraba que “si no hubiéramos vuelto, ni siquiera nos hubiéramos vuelto a ver”, recordando que el concursante le había puesto un mensaje en el que ponía Feliz Navidad Adari como si no pasara nada entre ellos. Un texto que, por cierto, la ganadora respondió al cabo de tres días.

La conversación fue subiendo de tono llegando a una discusión cuando Adara recordó al joven italiano que su hermano Luca había hablado mal de ella, haciendo que Gianmarco estallara en todo lo referente a su defensor en el plató de GH VIP 7. “Tú de mi hermano no hablas”, le ha dicho a la también participante de Gran Hermano 17 que, ni corta ni perezosa, se marchaba al dormitorio a seguir rajando y lamentándose con el Celestino Joao. “Se ha confirmado todo lo que sabía: que no quiero nada con él. Me ha hablado de una forma... “ continuaba. Pasaron varias horas hasta que llegó un segundo encuentro protagonizado por las lágrimas del italiano y un abrazo que tuvo aires de consolación.

Gianmarco intentó explicar qué le había llevado a tomar esa decisión que supuso el fin de su relación“He intentado desconectar con mi familia pero no era fácil. ¿Qué te crees que no me importa nada de nada? Para mí no ha sido nada de nada fácil”, expresó aunque Adara le recordó que hizo “bomba de humo” ya que desapareció y no le cogía las llamadas, aunque si tenía tiempo para pasarse por Sábado Deluxe 

De cualquier forma, la protagonista es la que se ha mostrado más fría, quizás por la presión que tiene fuera del reality, además de por lo que le dijo a Joao que toda su familia y amistades cercanas le dicen todo el tiempo lo que debe hacer para mejorar este caos sentimental que tiene en vilo a medio país.

En la misma conversación Adara ha sugerido que el italiano “es muy complicado” con una sonrisa picarona seguida de miradas que todavía se tornan cómplices y que podrían destapar que es todo un montaje entre ambos para seguir en la cumbre de todos los programas de cotilleo de Mediaset. En este contexto, el italiano se ha disculpado con su Adari del alma cuando la joven mamá le ha reprochado, como recoge Lecturas, que ella tenía más que perder por su peculiar situación personal: “Solo quería no hacer daño a Hugo porque es el padre de mi hijo (...) La que más ha apostado por esto soy yo, he arriesgado. Yo tengo un hijo y tú no tenías nada que perder”.

¿Conseguirán Gianmarco y Adara acercar posturas definitivamente antes de que finalice El tiempo del descuento?

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset