La vocación frustrada de Jesús Vázquez

·4 min de lectura

Por Mike Medianoche. - Jesús Vázquez sigue sumando proyectos a su currículo televisivo. El gallego, a quien conocimos hace 30 años gracias a programas como La quinta marcha y Hablando se entiende la basca es una de las estrellas de Mediaset, ha sido elegido para presentar una nueva versión de First Dates que se emitirá en la sobremesa,y que llevará de título First Dates Lunch. Además, capitaneará el barco de First Dates Crucero, y estará al frente de una nueva edición de Idol Kids, la cual contará con Camela, Ana Mena y Omar Montes como miembros del jurado. Su maestría como presentador está fuera de toda dudas, el público le adora y la crítica también. Ha ganado el Premio Ondas, el Micrófono de oro o el TP de oro por programas como Operación Triunfo o Allá tú. Y, sin embargo, inicialmente, su sueño en los medios de comunicación no era ser precisamente presentador. Y no, no hablamos de su etapa como cantante.

MADRID, ESPAÑA - 3 NOVIEMBRE: El presentador de televisión Jesús Vázquez presenta la campaña de Navidad de Ferrero Rocher 'Juntos Brillamos Mas' en los estudios de Mediaset el 3 de noviembre de 2021 en Madrid, España. (Foto Pablo Cuadra/Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 3 NOVIEMBRE: El presentador de televisión Jesús Vázquez presenta la campaña de Navidad de Ferrero Rocher 'Juntos Brillamos Mas' en los estudios de Mediaset el 3 de noviembre de 2021 en Madrid, España. (Foto Pablo Cuadra/Getty Images)

Nacido en Galicia, Jesús Vázquez comenzó a estudiar veterinaria pero pronto dejó los animales para estudiar Arte Dramático. Quería ser actor. Y como tantos actores encontró una gran ventana en la televisión para promocionarse. Es así como llegó al mencionado programa juvenil La quinta marcha, donde habría otros actores que luego destacarían mucho, como una tal Penélope Cruz, una chica de Alcobendas que terminaría ganando en Óscar unas décadas más tarde.

Durante los primeros años de carrera Jesús compaginó su labor de presentador con la de actor. Trabajó, por ejemplo, en la comedia de 1992 Aquí el que no corre… vuela, una película de una banda de estafadores en la que compartió protagonismo con otras estrellas del Telecinco del momento, como Natalia Estrada y Arancha del Sol. Una cinta que incluso ha pasado por el programa Cine de Barrio de Televisión Española, y que el crítico cinematográfico Carlos Aguilar define como un “insoportable engendro pseudo-cómico” en su famosa Guía del cine español.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

También probó suerte en el teatro con La importancia de llamarse Ernesto, de Oscar Wilde, en la que también trabajaban Gemma Cuervo, Mónica Molina o una jovencísima María Esteve. Como curiosidad, este montaje no era el que habitualmente conocemos de tres actos, sino que tenía cuatro, ya que tomaba como base la primera versión que Wilde publicó, y que más tarde simplificaría a petición de un actor. También estuvo en la serie Manos a la obra de Antena 3 durante una temporada.

Como tantos otros actores-presentadores de la época Jesús también probó suerte en el mundo de la música. En 1993 publica su primer y único disco, ‘A dos milímetros escasos de tu boca’, que dejando los innecesarios chistes fáciles a un lado, fue un trabajo muy cuidado, con grandes profesionales de la música volcados en su producción y sus arreglos. Como por ejemplo Piero Cassani, el productor del disco y que estaba detrás de otros artistas como el mencionado Sergio Dalma, Mina o Mocedades.

Su sencillo de presentación fue ‘Y yo te besé’, canción que años más tarde rescató Sergio Dalma para una versión en uno de sus trabajos. En 2018, en una visita a Viva la vida, Jesús Vázquez recordó que ese álbum “lo hicimos en Milán, con el productor de Ramazotti, músicos profesionales y gente muy buena” y dijo que lo único discutible de aquel proyecto era su propia voz.

La interpretación parecía la vocación de Jesús, pero su faceta de presentador le estaba dando muchas alegrías y se sentía cómodo en ella. En aquellos años 90 muchos actores y actrices decidieron dejar de presentar programas para dedicarse de lleno al arte dramático, como por ejemplo Silvia Marsó, Beatriz Rico, o la ya mencionada Penélope Cruz.

Penélope, de hecho, tentó a Jesús a dejar la pequeña pantalla. “La tele para ella fue un trampolín. Me dijo que estaba con Cristina Rota, que era la mánager que lanzaba a todos en aquella época. Un día, me dijo: 'Vente conmigo. Vámonos de aquí, que yo quiero ser actriz. ¿Tú no quieres ser actor? Pues vámonos con Cristina Rota”, explicó Jesús en una entrevista en Sálvame en marzo de 2020, días antes de que el mundo dejase de ser tal y como lo conocíamos por la crisis sanitaria del coronavirus.

Yo también estaba estudiando interpretación, pero yo me quedé porque estaba muy a gusto aquí. Cuando entré en un plató por primera vez supe que eso era lo mío, comentó el presentador, que curiosamente entonces estaba promocionando el estreno de la primera temporada de Idol Kids.

Como no se puede llevar todo para adelante Jesús dio prioridad a su faceta de presentador sobre la de actor y la de cantante. Ha tenido una carrera llena de éxito en la que ha tocado todos los palos: realities, talent shows, concursos diarios, competiciones culinarias, programas de citas, Campanadas. Eso no quita para que alguna vez haya recuperado su vocación inicial por el arte dramático en pequeños papeles en series, como Yo soy Bea, Aída, o más recientemente en El Pueblo, eso sí, interpretándose a sí mismo. Porque el gusanillo de la interpretación seguirá picando de vez en cuando, probablemente.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente