El significado escondido detrás de la canción Jenny of Oldstones en el 8x02 de Juego de Tronos

ATENCIÓN: CONTIENE SPOILERS DE LA OCTAVA TEMPORADA

Por Paula Olvera.- Juego de Tronos es una caja de sorpresas, aunque sinceramente creo que podríamos estar cerca de descubrir el desenlace de la serie emitida por primera vez en 2011 por un detalle contenido en el segundo capítulo de la temporada final titulado El caballero de los Siete Reinos. Este episodio ha quedado marcado primeramente por nuevos reencuentros en Invernalia, donde los personajes ya se preparan para la inminente guerra contra el Rey de la Noche y su ejército de muertos, como ya sucedió en el arranque de la octava tanda.

(©HBO)

Pero más allá de la revelación de Jon Snow a su amada Daenerys Targaryen sobre su verdadero origen y nombre, Aegon Targaryen hijo de Rhaegar y Lyanna Stark, que le sitúa como legítimo heredero del codiciado Trono de Hierro, y de la pérdida de virginidad de Arya Stark con el herrero Gendry, el capítulo ha tenido como protagonista a Podrick Payne.

Este personaje, a priori secundario, ha centrado todas las miradas en el segundo episodio al entonar la canción Jenny of Oldstones que también se puede escuchar de nuevo en los créditos finales, esta vez interpretada por la banda británica Florence + The Machine.

El escudero de Brienne de Tarth encarnado por Daniel Portman, que recientemente ha asegurado que a raíz de participar en Juego de Tronos sufre acoso de mujeres mayores, nos regala este instante musical reunido frente a la chimenea de forma improvisada con Tormund, Davos Seaworth, Brienne de Tarth (que por cierto fue nombrada caballero de los Siete Reinos), Jaime Lannister y Tyrion. Precisamente el enano le pide a sus compañeros de copas que alguien se arranque con algún tema para alegrar la que podría ser la última noche de todos ellos con vida antes de la batalla contra los Caminantes Blancos.

(©HBO)

Aunque a simple vista parezca una bonita canción con la que aportar un toque de solemnidad al capítulo, a esa calma antes de la tempestad que se viene, detrás de esta composición, que el creador de la saga de novelas Canción de Hielo y Fuego George R.R. Martin ya ha usado en diferentes ocasiones bajo el nombre Jenny’s Song, se podría encontrar un spoiler en toda regla sobre el desenlace de la serie que conoceremos a mitad de mayo.

“En los salones de reyes que ya no están, Jenny baila con sus fantasmas”, reza la primera estrofa de Jenny of Oldstones que encierra una historia realmente sorprendente sobre una leyenda del pasado. Y es que la canción folk nos habla de Jenny de Piedrasviejas, una joven que se enamoró del príncipe Duncan Targaryen y fue correspondida.

Sin embargo, su amor atormentó al padre del heredero, el rey Aegon V, sobre todo porque Duncan Targaryen, quien terminó muriendo en la Tragedia de Refugio Estival, abdicó su puesto en favor de su hermano Jaehaerys para casarse con esta mujer pobre, desobedeciendo así al monarca tras romper el compromiso matrimonial con la hija de Lord Lyonel Baratheon. Lo curioso es que Jaehaerys no es otro que el abuelo de la madre de dragones.

El caso es que Jenny llegó a la corte con una amiga, que se cree que podría haber sido una Hija del Bosque, la encargada de extender la profecía de la existencia de un Príncipe Prometido que nacería de la unión de Rhaella Targaryen y Aerys II Targaryen, conocido como el Rey Loco, que fue asesinado por Jaime Lannister, tal y como recuerda precisamente la Reina Dragón en el último episodio emitido. Hay que tener en cuenta que esta teoría sobre Azor Ahai tiene especial relevancia en el desenlace de la serie, porque habla de la reencarnación de un héroe capaz de acabar con todos los enemigos de los Siete Reinos, y Jon Snow, que es el nieto del último rey de la dinastía Targaryen, o lo que es lo mismo el padre de Rhaegar, Viserys y su amada Daenerys Targaryen, podría ser el nuevo salvador.

En este sentido la canción, una referencia clara a que la muerte está cerca puesto que alude a los fantasmas de Jenny, insiste en la importancia de la profecía y advierte que, al menos en el pasado, la solución para que funcionase un romance como el que ahora seguimos entre tía y sobrino, pasa por una abdicación al trono. Así que en los próximos capítulos podremos comprobar si finalmente la Khaleesi está dispuesta a doblar la rodilla y sacrificarse por amor, como narra el tema.

Lo que tengo claro es que en Juego de Tronos cualquier escena tiene un significado, los guionistas no dejan ningún cabo suelto, y además no sería la primera vez que una canción puede ser el quid de la cuestión y servir como adelanto a una trama que posteriormente será recordada por los espectadores. Se me viene a la cabeza lógicamente el noveno episodio de la tercera temporada conocido como la Boda Roja donde son asesinados a traición Robb Stark, Talisa Maegyr y Catelyn Tully, además de la mayoría de los hombres Stark que presenciaban el enlace entre Edmure Tully y Roslin Frey. Y es que el tema titulado Las lluvias de Castamere, que se corresponde con un himno de la Casa Lannister, fue la señal clave para empezar la escabechina.

Y tú, ¿también crees que detrás de una de las escenas más emotivas del 8×02 de Juego de Tronos hay un mensaje oculto?

Para seguir leyendo:
La historia detrás de Tamzin Merchant, la primera Daenerys Targaryen de Juego de Tronos
Los episodios esenciales de Juego de Tronos que nos dejaron sin respiración

Imágenes: ©HBO