'El show de la Pantoja': la verdadera ganadora de Telecinco

Favoritismo. Es una de las palabras más leídas en Twitter en la noche del jueves durante la aparición “estelar” de Isabel Pantoja en la penúltima gala de Supervivientes. Maquillada. Con ropa de calle. Flores. Un recibimiento de casi 4 minutos. Abrazos y besos desesperados y un plató gritando al unísono “Isabel, Isabel”. Y una entrevista de más de una hora y media. Algo que no tuvo ningún otro concursante. Vamos, un recibimiento de ganadora. La ganadora de Telecinco.

¿Pero acaso nos esperábamos lo contrario? Supervivientes 2019 fue el “show de la Pantoja” y Telecinco no escatimó en segundos para aprovechar su gran fichaje del año.

Cortesía de Mediaset

Podemos opinar como espectadores todo lo que queramos, pero si fue ella misma y natural a lo largo del concurso, solo ella y quienes la conocen lo saben. Te puede haber gustado más o menos su paso como superviviente. Habrá sido mandona por momentos, mala o buena compañera en otros. Pero igual que el resto. Es muy probable que ni siquiera la Tonadillera haya intentado ser tan protagonista. Al menos, no tanto como lo ha sido. Fue la cadena y sus propios compañeros quienes se lo pusieron en bandeja.

Que Isabel Pantoja no era una concursante merecedora de la victoria era evidente porque hay otros que demostraron ser supervivientes natos del reality, superando pruebas, pescando, manteniendo el fuego vivo y, sobre todo, compartiendo sin meterse en polémicas. Especialmente las polémicas forzadas que solo dieron minutos de tele y crearon los nuevos famosos exprés.

El haberse ido por motivos personales de salud y no porque el público la expulsara es otra de sus bazas. Y lo que hizo Telecinco e Isabel Pantoja en la noche del jueves fue un hito televisivo. Para la cantante, el irse a Honduras fue una apuesta por recuperar su carrera, imagen y conexión con el público dejando atrás la cruz que cargaba por su condena por el Caso Malaya. Y lo logró. Evidentemente lo logró. Ella misma confesó haber dejado ese pasado “enterrado”, sentenciando a Mediaset y al público que ya pasó. De eso ya no se habla.

Y mientras ella ha ganado reconectar con el público de una manera diferente, dejando caer el telón de la privacidad por primera vez, Telecinco ganó con creces. El poder fichar a Isabel Pantoja en Supervivientes fue un hito para la cadena después de generarles tantas horas de televisión con sus historias familiares y su pasado. A lo largo de los años, su apellido fue carne de cañón para la casa que fue fichando uno a uno a sus hijos y familiares más populares hasta llegar a ella.

Cortesía de Mediaset

Desde un principio era evidente que Mediaset no iba a desaprovechar tenerla en sus filas. Tuvo protagonismo constante en las galas semanales y en los programas de la casa -desde El programa de Ana Rosa a MyHyV y Sálvame- todos los días y a diferentes horas. Y su llegada a España no iba a ser menos.

En lugar de centrarse en los finalistas -que solo vimos por minutos a través de pruebas y despedidas- la penúltima gala estuvo dedicada a Isabel casi de forma exclusiva. Nadie más tuvo cabida. Los focos eran para ella. Ni los finalistas, ni las lágrimas dudosas de Violeta, ni Chelo, ni los hijos de Isabel. Aquí el show era de dos: Isabel y Jorge Javier. Y a los hechos me remito con una gala que logró un 36% de share y 3.584.000 espectadores, creciendo 3,1 puntos respecto a la semana pasada.

Pero si fue tan protagonista de esta edición, incluso cuando pidió al público que la expulsaran admitiendo que ya no quería estar allí en varias ocasiones, también fue por culpa de sus compañeros. El favoritismo lo impusieron ellos mismos. Bien dándoselo o quejándose por ello, pero nunca siendo indiferentes.

En su aparición en la gala del jueves, Isabel demostró su complicidad con Jorge Javier dejando el pasado atrás; río, burló y lloró, y no tuvo reparos a la hora de hablar de forma íntima de Chelo o de llorar por la enemistad entre sus hijos. Demostró que el telón ha desaparecido y ya se ha subido al carro de Telecinco.

Isabel Pantoja no habrá ganado Supervivientes, pero en su caso no le hacía falta. Ella ganó el día que cerró su contrato con la cadena, abriendo un nuevo camino en televisión y cuyo siguiente paso será el de jurado de un talent show de la casa. Y si nos dejamos llevar por la promesa que hicieron con Jorge Javier en la gala, quizás los veamos juntos en Gran Hermano Dúo el año que viene. Su recompensa comienza ahora.

El espectáculo recién empieza.

Para seguir leyendo:

Dakota es oficialmente la concursante de Supervivientes que menos kilos ha perdido

Supervivientes nos provoca vergüenza ajena al explotar la incultura de los concursantes

Noche de pasión en la isla: ¿Se pueden llevar preservativos a Supervivientes?