El secreto mejor guardado de 'Showgirls'

Showgirls es el claro ejemplo de una película terrible que se transforma en clásico de culto sin quererlo ni beberlo. Fue un desastre de taquilla en 1995 sin siquiera recuperar la mitad de su presupuesto, y fue la responsable de precipitar la carrera de Elizabeth Berkley al vacío de las estrellas estrelladas. Sin embargo, es un clásico en toda regla pero ¿sabías que estuvo a punto de estar protagonizado por Madonna?

Elizabeth Berkley, estrella de ‘Showgirls’ (United Artists – © 1995 Twentieth Century Fox)

Madonna fue una de las actrices que los productores tenían en mente para el papel de Cristal Conners, la enemiga sobre los escenarios de Nomi Malone. Y si bien el nombre de la Reina del Pop siempre estuvo presente entre los rumores que rodearon a esta producción, ahora hemos conocido un detalle más revelador.

El guionista de la película, Joe Eszterhas, participó de un podcast de The Hollywood Reporter, en donde habla abiertamente del proyecto. Además de contar que escribió el guion bajo los efectos de marihuana hawaiana, y que el primer boceto era mucho más oscuro y realista -basado en las experiencias de las más de 50 strippers que entrevistó en Las Vegas- también confiesa que Madonna quiso estar en la película.

Antes de siquiera considerar a la estrella de Salvados por la campana, los productores enviaron el guion a Madonna, Drew Barrymore y Sharon Stone, convencidos de que necesitaban una estrella de renombre.

Drew Barrymore en 1994; Madonna en ‘El cuerpo del delito’, 1993; y Sharon Stone en ‘Basic Instinct’, en 1992 (©20th Century Fox / ©Metro-Goldwyn-Mayer / ©Carolco Pictures)

Querían a Drew en el papel de la joven stripper que quiere triunfar en Las Vegas, y al resto como su enemiga más experimentada. Y, desde el punto de vista de negocio, las elecciones eran acertadas. Sharon Stone se había convertido en icono sexual hacía muy poco gracias a Basic Instinct (1992) y Madonna acababa de protagonizar su propio thriller erótico, El cuerpo del delito (1993), en donde hacía con Willem Dafoe todo lo que quería. Sin duda, si Showgirls hubiera sido una película de estudio, habría contado con una figura como ellas.

Se sabe que Drew, que por entonces tenía menos de 20 años, lo rechazó por la cantidad de desnudos que exigía el guion. Sharon hizo lo mismo, pero Madonna se lo pensó un poco. Según revela Joe Eszterhas, la cantante estaba interesada en el proyecto y llegó a pedir cambios en el guion.

Al final, ninguno de los responsables quiso hacer cambios y Madonna dijo que no. Y mejor así. Por aquel entonces, la cantante acababa de probar suerte como icono sexual del cine con El cuerpo del delito, y el resultado fue terrible. No solo fue destrozada por la crítica, sino que ni siquiera sus fans acudieron a verla. Es probable que hubiera hundido aun más su carrera como actriz, aunque tampoco es que haya hecho nada merecedor de reconocimiento desde entonces.

El papel fue para Gina Gershon, que lamentablemente corrió con la misma suerte que Elizabeth y se quedó encasillada en papeles de mujeres sórdidas o malintencionadas, con alto apetito sexual.

Charles Evans, otro de los productores, fue quien fichó a Elizabeth Berkley tras hacer un casting en su habitación de hotel en Nueva York. La historia cuenta que se quedó impresionado y fue él quien convenció al director.

Gina Gershon en ‘Showgirls’ (United Artists – © 1995 Twentieth Century Fox)

El resultado fue una película que solo hizo $20 millones en taquilla, cuando había costado $45 millones, y fue muy criticada por su representación del papel de la mujer. Incluso su estrella protagonista evitó hablar públicamente de la cinta durante años. Recién en 2015 hizo las paces con el filme. “1995 fue una época muy diferente, donde no se aceptaban los riesgos de ese tipo, se reían de ellos. Se avergonzaban públicamente “, dijo a los espectadores que asistieron a una proyección especial en el Hollywood Forever Cemetery. “Ser una niña en el centro de todo ello fue algo muy difícil, pero encontré mi propia capacidad de recuperación, mi poder y mi confianza, no solo a través de lo que tenía que hacer, sino también gracias a ustedes”, sentencio refiriéndose a los fans.

Curiosamente, en el año 2000, los premios Razzie (conocidos como los anti-Oscar que premian a lo peor del cine) nominaron a Elizabeth Berkley en la categoría de Peor Actriz del Siglo por su trabajo en Showgirls, pero lo perdió contra Madonna.


Para seguir leyendo:
El calvario personal de Vivien Leigh: la enfermedad secreta que arrastró toda su vida
A sus 101 años, Kirk Douglas reaparece sonriente y feliz acompañando a Michael en el Paseo de la Fama
Se cumplen 25 años de la muerte de Federico Fellini, el gran maestro del cine
Audrey Hepburn y su pasado secreto luchando contra los nazis